La información económica de los líderes

Durante el periodo, la entidad ha procedido a la venta de su participación en Repsol y se ha desecho de sus activos inmobiliarios

La fortaleza de los ingresos hace crecer el beneficio de CaixaBank un 18,8%

CaixaBank, líder absoluto en gestión de fondos, concentra casi el 25% de la gestión de planes de pensiones y el 17% de los planes de inversión

Archivado en: 

El Grupo CaixaBank obtuvo en los nueve primeros meses de 2018 un beneficio atribuido de 1.768 millones (+18,8% respecto al mismo periodo de 2017).  El grupo atribuye este crecimiento a la fortaleza de los ingresos que forman el núcleo fuerte del negocio, la mayor aportación del BPI, la reducción de las dotaciones y la contención de costes.

Los ingresos que genera el negocio bancario (intereses, comisiones, seguros …) han supuesto unos ingresos de 6.183 millones de euros, un 4,5% más que en el periodo anterior. El conjunto de los ingresos aumentó un 6,3%. La aportación de BPI asciende a 399 millones.

Los gastos de administración y amortización recurrentes crecen un 3,7%, y lo hacen a un ritmo inferior que los ingresos core.

La rentabilidad mejora hasta el 9,4%, informa la entidad, siguiendo la ruta marcada por el plan estratégico que estima una rentabilidad para el año entre el 9 y el 11%. El ROTE recurrente del negocio bancario y asegurador alcanza el 12,2%, superando los 1.913 millones.

El margen de intereses asciende a 3.671 millones (+3,4% respecto al mismo periodo de 2017) gracias a la mejora de la rentabilidad del crédito, la intensa gestión de la financiación minorista y el ahorro en los costes de la financiación institucional.

Los ingresos por comisiones alcanzan los 1.938 millones, un +3,8% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, si bien descienden las comisiones bancarias y de valores, pero las comisiones por fondos de inversión, pensiones y seguros crecen de forma sostenida.

Ingresos extraordinarios
El negocio de las participaciones contribuye al Grupo con un resultado de 69 millones, incluyendo las pérdidas por la venta de Repsol (453 millones) y no incluye los resultados de las participadas en banca y seguros.

Los ingresos del total de la cartera de participadas se sitúan en 847 millones. En este epígrafe se incluyen los ingresos por dividendos, básicamente Telefónica, y los resultados de las entidades valoradas por el método de la participación, como Erste Bank, SegurCaixa Adeslas, BFA y Repsol

Las ganancias/pérdidas por activos y pasivos financieros y otros aumentan hasta los 323 millones como resultado, entre otros, de materializar plusvalías latentes de activos financieros disponibles para la venta, y por la revalorización al precio de venta de la participación de BPI en Viacer.

fortaleza de los ingresos

Venta de Repsol
El informe recoge las pérdidas causadas por la venta del 9,36% del capital social que CaixaBank tenía en Repsol y que ascendieron a 453 millones de euros. Todavía queda por vender el 4,59% que restaba a 30 de septiembre en poder de la entidad financiera.Reducción de las dotaciones para insolvencias

Las provisiones se han reducido hasta los 377 millones, mientras que la ratio de morosidad desciende hasta el 5,1% en parte debido a la venta de carteras. La ratio de cobertura aumenta hasta el 54%.

Venta de activos inmobiliarios
Durante el segundo trimestre de 2018, CaixaBank acordó vender su negocio inmobiliario a una compañía de nueva creación propiedad en un 80% de Lone Star y en un 20% de CaixaBank.

El valor neto contable estimado de la cartera de activos inmobiliarios disponibles para la venta a 30 de septiembre de 2018, excluyendo los inmuebles incluidos en el perímetro de la operación descrita, asciende a 608 millones.

El total de ventas de inmuebles en 2018 alcanza los 1.572 millones (+50% frente al mismo periodo de 2017), e incluye una venta de cartera de alquiler por 226 millones de euros. La cartera de alquiler se sitúa en 2.763 millones de euros netos de provisiones.

El negocio inmobiliario non-core ha generado un resultado negativo de 382 millones en los nueve primeros meses impactado por el resultado de la recompra del 51% de Servihabitat (- 204 millones). En el tercer trimestre, las pérdidas se han reducido hasta los 68 millones.

Crecimiento en el crédito y en los recursos de clientes
El crédito bruto a la clientela se sitúa en 223.465 millones y se mantiene estable (-0,2% en el año). La cartera sana del sector privado crece un 0,8% en 2018 (vs -0,6% en el mismo periodo de 2017).

El crédito sano para la adquisición de vivienda (-1,5% en el año y -0,6% en el trimestre) sigue marcado por el desapalancamiento de las familias. Por otro lado, las nuevas hipotecas provocan un crecimiento del 9% respecto al año pasado.

Sí crece el crédito al consumo que en términos agregados supera el 15%, así como la financiación a las empresas: un 1,8% en el trimestre y un 2,7% en lo que va de año.

Recursos de clientes

Los recursos de clientes crecen hasta los 363.621 millones a cierre de septiembre de 2018, +4,1% (14.163 millones). Se aprecia una reducción del ahorro a la vista del 2,2% y del ahorro a plazo en el 3,7%, ocasionado por los bajos tipos de interés.

Por otro lado, los activos bajo gestión aumentan hasta los 99.338 millones (2,9% en el año y 1% en el trimestre), a pesar de la volatilidad de los mercados desde el inicio del año.

Destaca el incremento sostenido del patrimonio gestionado en fondos de inversión, carteras y sicavs, hasta los 68.912 millones (+0,9% en el trimestre), principalmente por nuevas suscripciones. Los planes de pensiones se sitúan en 30.426 millones (+1,3% en el trimestre), lo que consolida el liderazgo de CaixaBank en el negocio de fondos de inversión, con una cuota del 17%, y de planes de pensiones, con una participación del 24,2%.

Más de 6 millones de clientes digitales
La entidad tiene ya más de 6 millones de clientes digitales (el 58% del total de clientes) y 5,2 millones de clientes de banca móvil.

CaixaBank refuerza los aspectos digitales que le permiten dar un asesoramiento de calidad a sus clientes a través de los más de 13.000 asesores diplomados.

A finales de marzo, CaixaBank lanzó el servicio de asesoramiento digital en inversiones y que está integrado en su banca online, Smart Money. Según el perfil de riesgo y objetivos del cliente propone carteras de inversión a partir de 500 euros. Actualmente, 4.750 clientes han contratado estas carteras de fondos, con un importe medio de inversión de 5.500 euros y que suman un patrimonio total aproximado de 26 millones.

La apuesta tecnológica de la entidad ha sido reconocida por numerosos premios en lo que va de año.

Suscríbete a nuestra newsletter