Mientras continúen las obras del tercer hilo en el segundo carril de las vías València-Castellón

La Generalitat insiste en la reducción del precio de los billetes de cercanías

También ha solicitado que se mejore la gestión de las incidencias

Archivado en: 

La gerente de la Autoridad del Transporte Metropolitano de València (ATMV), María Pérez, y el gerente de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), Andrés Sánchez, mantuvieron ayer la segunda reunión de evaluación de los trabajos realizados hasta la fecha en la implantación del tercer hilo en el segundo carril de las vías València-Castellón, así como las incidencias que ha provocado en la línea de cercanías C-6 y en los trenes de media y larga distancia. Los responsables de la Generalitat reiteraron a Renfe  que el precio de los billetes se reduzca un 50% mientras duren las obras.

La empresa confirmó que la petición está trasladada al Ministerio de Fomento, sin que por el momento se haya dado respuesta a la misma. No obstante, desde Renfe recordaron que la decisión al respecto corresponderá al Ministerio de Hacienda. “Es una medida importante para atenuar la bajada de calidad del servicio”, señaló la responsable de la ATMV.

Además, y tras confirmarse que durante las primeras semanas de las obras se produjeron algunas incidencias, tanto María Pérez como Andrés Sánchez apuntaron que se mejore la gestión de las incidencias con información directa en las estaciones, para evitar las situaciones de desinformación puntual que se han producido. “Aunque las incidencias sean escasas y se hayan resuelto de forma satisfactoria, tal y como han trasladado ADIF y Renfe, es necesario reforzar la atención al usuario con personal a disposición de los ciudadanos en las estaciones y en los trenes”.

Respecto a los servicios con autobús, por parte de la Conselleria se ha propuesto la posibilidad de implantar autobuses directos hasta Castellón desde la segunda fase. “Hemos pedido que, de forma global, se tenga en cuenta la percepción del usuario con la degradación del servicio con la mejora de la información en algunas incidencias concretas así como con la disminución de las tarifas, para compensar los perjuicios provocados a los usuarios”, señaló Pérez.

Por su parte, ADIF hizo una evaluación de los trabajos realizados hasta la fecha, y confirmó que las obras avanzan según lo programado, por lo que no espera retrasos en el calendario de ejecución. Además, en lo relativo a las incidencias producidas, se destacaron dos acontecidas el 4 de julio, con afecciones al tráfico de cercanías, larga y media distancia, además de una incidencia en días posteriores al caer un vehículo a las vías.

Por parte de Renfe se informó que la puntualidad se ha situado en el 97%. No se han detectado incidencias en materia de accesibilidad ni por el momento ha sido necesaria la utilización de ninguno de los taxis para personas con movilidad reducida disponibles.

De este modo, destacaron el esfuerzo realizado para poder ofrecer, pese a las obras, las mejores condiciones y oportunidades de viaje a los usuarios y apuntaron que entre el 23 de julio y el 16 de agosto regirán nuevos horarios de los que ya se informa pertinentemente por los canales establecidos para ello.

La comisión técnica de seguimiento volverá a reunirse el próximo 9 de agosto.

Suscríbete a nuestra newsletter