La información económica de los líderes

Uepal exige que se ponga en marcha el centro de formación de Coepa

La nueva patronal alicantina considera que una vez archivada la causa contra la extinta patronal, el Consell debe abrir sus puertas con ofertas formativas

 / 
Archivado en: 

UepalLa Unión Empresarial de la Provincia de Alicante (Uepal) exigió ayer a la Generalitat la puesta en marcha inmediata del centro de formación que construyó la Confederación Empresarial de la Provincia de Alicante (Coepa), y por la que el actual Consell demandó a través del Servef a la patronal alicantina por el cobro de subvenciones indebidas.

Una vez el juzgado ha archivado la causa, cuyo proceso terminó por liquidar a la patronal alicantina, es el Consell quien debe abrir sus puertas con una oferta de formación destinada a empresas y trabajadores.

El presidente de Uepal, Miguel Baena, consideró que hay necesidades de formación que no están disponibles a través de los estudios reglados, y que generan muchos problemas a las empresas a la hora de encontrar perfiles concretos. Baena se refirió a “los cursos de seguridad en el trabajo, especialmente destinado al sector de la construcción, pero también indicó que hay oficios como el de carnicero o el de camarera de piso de hoteles que no se pueden aprender en ningún sitio, y son necesarios”.

Desde su punto de vista, “el Consell actual debe acallar las dudas que generó su actuación, puesto que no estaba claro si su objetivo era defender el Centro de Formación o liquidar la única entidad empresarial provincial que quedaba en la Comunitat Valenciana”.

“La mejor manera de despejar la incógnita es que los responsables políticos del Consell le digan al Servef que con la misma contundencia que actuó contra Alicante y Coepa, ahora actúe para poner en marcha unas instalaciones modélicas que pueden cubrir muchas carencias y ofrecer oportunidades de trabajo a muchos alicantinos”, manifestó.

Uepal señaló necesario que en estas instalaciones participen en el diseño de los cursos de formación tanto los principales sindicatos como la patronal alicantina. “De otra manera, se volverían a incurrir en el error muchas veces repetido de ofertar cursos que no tienen salida profesional o que no cubre las necesidades de determinados puestos de trabajo concreto o comunes sin formación reglada”, comentó Baena.

Suscríbete a nuestra newsletter