La información económica de los líderes

‘Bitcoin’: su significado

Logo firma
 / 
Profesor. Dpto. Economía y Empresa
Universidad Cardena Herrera-CEU
Archivado en: 

Actualmente estamos acostumbrados a que la sociedad progrese, lo que se materializa, entre otras cosas, en que el nivel de vida se incrementa con cada generación. Pero este progreso continuo y aumento del nivel de vida es algo muy reciente en la historia de la humanidad; solo se ha experimentado a partir de la revolución industrial.

Hay diferentes teorías que intentan explicar por qué se produce el crecimiento económico que ha supuesto unas diferencias tan extremas en aspectos como la esperanza de vida, la nutrición, la salud, los niveles de violencia etc. Aunque las causas últimas son más complejas, como causas próximas debemos destacar la generación de nuevas ideas encuadradas en los conceptos de la innovación científica y tecnológica.

En este artículo vamos a tratar sobre una idea que se le ocurrió a Satoshi Nakamoto y que publicó en forma de un artículo de nueve páginas en el 2008. La idea no era otra que un sistema P2P de dinero digital, que significó la creación en el 2009 de la criptomoneda que todos conocemos como bitcoin. Para entender lo que es el bitcoin hay que entender su funcionamiento.

Cuatro elementos claves
Como destaca Jesús Fernández Villaverde, los cuatro elementos fundamentales son: 1. Una red descentralizada con un protocolo de comunicación. 2. Un libro mayor público de transacciones, organizado como una cadena de bloques. 3. Una emisión de moneda prefijada a lo largo del tiempo de acuerdo con un algoritmo. 4. Un sistema centralizado de verificación de transacciones.

La red descentralizada está formada por todos aquellos usuarios que se han instalado en su ordenador o móvil el programa bitcoin. Automáticamente se crea un monedero electrónico que consiste en una dirección bitcoin y una contraseña. Con esta dirección podremos empezar a realizar pagos y recibir ingresos en bitcoins.

1. Cuando queramos realizar un pago damos nuestra dirección de bitcoin y usamos una firma electrónica, como cuando efectuamos una transferencia e introducimos nuestra cuenta corriente y la firma digital. Cuando queremos recibir un pago, damos nuestra dirección bitcoin, como cuando queremos recibir un pago y damos la dirección de nuestra cuenta corriente.

2. El libro mayor generado a partir de la cadena de bloques es la mayor aportación del artículo de Sakamoto. Es la base de datos del sistema; contabiliza todas las transacciones que se han realizado desde el origen del bitcoin.

Las transacciones se agrupan en bloques, de forma que, cuando un conjunto de transacciones es verificado, se genera un nuevo bloque con todas ellas y se suma a los bloques anteriores. De esta forma podemos hacer un seguimiento de todos los bitcoins existentes, sabemos cuántos bitcoins tiene cada usuario, e impedimos que el mismo bitcoin se utilice de manera doble.

3. El algoritmo del bitcoin genera una cantidad total de monedas a lo largo del tiempo; en concreto, entre el año 2110 y 2140 se llegará a los 21 millones de bitcoins. Actualmente hay en circulación unos 17 millones. Cada 10 minutos se emiten 12,5 nuevas monedas, reduciéndose cada cuatro años a la mitad su emisión, hasta alcanzar el límite de los 21 millones.

4. La verificación de las transacciones comienza cuando se realiza una transacción (actualmente se efectúan unas 200.000 transacciones diarias). En ese momento la transacción se envía a todos los de la red. Aquellos nodos interesados realizan una prueba de trabajo (el proceso es conocido como minado), y el primero en llegar a la solución (que tiene como objetivo verificar que los bitcoins son auténticos y no se emplean de forma duplicada), recibe un pago en nuevos bitcoins y una comisión.

Ventajas e inconvenientes
Una vez entendido el funcionamiento del bitcoin, podemos hacer referencia a sus ventajas y desventajas. Entre las primeras hay que destacar la tecnología de la cadena de bloques, que va más allá del uso en el mantenimiento del libro mayor de las criptomonedas y se puede aplicar a muchos otros campos como, por ejemplo, los contratos inteligentes.

Como desventajas hay que subrayar que el límite máximo de 21 millones de bitcoins significará que, si su uso se generaliza, se producirá un proceso deflacionario, que es negativo por los mismos motivos que es negativa la inflación, a lo que hay que sumar la generación de incentivos a posponer las compras, dado que la cantidad de recursos destinados a la adquisición se reduce con el tiempo.

Asimismo, el bitcoin no soluciona el problema de la cota negativa de los tipos de interés. El tipo de interés real debe ser aquel que iguale el ahorro a la inversión. A veces este tipo de interés de equilibrio es negativo (el ahorro es mayor que la inversión). En ese caso, el ajuste se produce vía cantidades y la economía permanece en recesión.
El bitcoin no soluciona el problema de los tipos negativos, pues el modelo consiste en eliminar el dinero en metálico e instaurar únicamente dinero electrónico. En tales circunstancias y dada la relevancia de los inconvenientes, lo óptimo sería que el bitcoin no prevaleciera en el futuro.

Otra diferencia entre las innovaciones del pasado y las actuales es el periodo de tiempo que tarda en generalizarse una innovación. La agricultura tardó miles de años en extenderse por los cinco continentes; la revolución industrial tardó más de 100 años; el bitcoin capitaliza más de 300.000 millones de dólares y se inventó hace menos de 10 años.

Raymond Kurzweil interpretaría esto como una derivada de la ley de los rendimientos acelerados. Ello implica que los cambios se producen cada vez a mayor velocidad y en entornos más complejos, de ahí la importancia creciente del conocimiento informado.

Suscríbete a nuestra newsletter