La información económica de los líderes

Es la cantidad más alta en las comunidades autónomas, según Lendix

Las empresas valencianas piden prestado 1,1 millones por crowdlending

Este sistema permite diversificar los canales de financiación

 / 
Archivado en: 

Las empresas valencianas pidieron prestado de media 1,1 millones de euros para dinamizar sus negocios a través de la modalidad del crowdlending, muy por encima de las catalanas, cuya media fue de 780.000 euros y las navarras con 625.000 euros, según la fintech Lendix.

Conseguir financiación para empresas a través de una comunidad de inversores constituye una alternativa a la hora de diversificar las formas de obtención de recursos económicos en España. De hecho, las empresas españolas solicitan de media unos 541.552 euros a través de la modalidad del crowdlending.

La cantidad media del préstamo solicitado en España es superior al que se pide en Francia, que es de unos 415.939 euros, o en Italia con 492.517 euros. Sin embargo, los empresarios españoles son más rápidos que los franceses a la hora de devolver el dinero solicitado. Así, en España la financiación se suele pedir a 45 meses, mientras que en Francia a 50 y en Italia a 38.

En cuanto a la calificación de los proyectos empresariales que se financian a través del crowdlending, tanto en España como en Francia e Italia son considerados en su mayoría de riesgo moderado, con tipos de interés de entre un 4% y un 6,75%.

Las pequeñas y medianas empresas españolas que han recurrido a la financiación a través del crowdlending lo han hecho para sacar adelante adquisiciones de sociedades, MBOs, procesos de internacionalización, campañas de marketing, compras de material y vehículos, así como a la financiación al lado de un sindicado bancario.

En palabras de Grégoire de Lestapis, CEO de Lendix España, “la evolución del crowdlending en España está siendo muy positiva. Antes de la aprobación de la Ley de Financiación Alternativa, solo las empresas que facturaban por encima de los 40 millones de euros tenían acceso a los mercados de capitales. En cambio, ahora pueden diversificar sus fuentes de financiación más allá del sistema bancario tradicional”.

Suscríbete a nuestra newsletter