La información económica de los líderes

Carlos Ledó, Carlos Ledó, fundador y director general de Idai Nature

Carlos Ledó, nuevo presidente de Bioval

 / 
Archivado en: 

– Ha sido nombrado presidente de Bioval, el clúster de empresas biotecnológicas de la biorregión de la Comunitat. Dos cuestiones: ¿por qué no es tan conocida como asociaciones de otros sectores y a qué alude el concepto de biorregión?

Bioval se fundó en el año 2006. Al hablar de biorregión, ponemos el foco en que tenemos que ser una región con un posicionamiento muy claro a favor de la biotecnología, donde debe primar al igual que en otras zonas de España. En la crisis, las empresas biotecnológicas padecieron mucho, pero la Comunitat es un polo innovador importante.


Documentos relacionados:


La biotecnología innova en el sector de la vida. Somos 77 asociados actualmente, procedentes del sector farmacéutico, médico, alimentación y bioeconomía. Nos une que somos empresas con un approach al mercado por vía tecnológica. Algunos problemas que tenemos en el sector agrícola pueden ser los mismos que en el médico o en el farmacéutico, sobre todo con la legislación porque, a menudo, hay que regular algo que no existe.

Nos encontramos con problemas del tipo: “¿El Gobierno cómo va a legislar esto si no sabe ni lo que es?”; “tengo este nuevo medicamento, que lo puedo encapsular de una manera o de otra para que llegue antes al cerebro, ¿cómo lo puedo poner en valor?”; “para conseguir este registro tengo que enseñar antes al Gobierno mi tecnología”. A nosotros nos pasa lo mismo cuando tenemos que registrar una planta y el Ministerio no sabe ni cuál es y entonces tenemos que crear los canales. Muchas veces, la innovación va por delante de la regulación. De ahí que no se pueda regular lo que no existe.

Mi reto en Bioval es hacerlo crecer teniendo un comportamiento ejemplar para el resto de asociados y de la sociedad, poner mi granito de arena para mejorar lo que ya se hizo en juntas anteriores que lo hicieron una gran labor, y afrontarlo desde el trabajo, el sacrificio y la humildad, para ponerla en el mapa en el ámbito internacional.

– Como siempre, piensa a nivel mundial.

– Conseguir que la Comunitat Valenciana sea un polo de la innovación con el prestigio de San Francisco en Estados Unidos o Tel Aviv en Israel, es para mí una responsabilidad, un orgullo y un legado que me gustaría poder dejar y del que se hablara. Tengo la suerte de viajar mucho por mi trabajo y veo que lo que se está haciendo aquí es diferenciador, solo falta saberlo vender.

Suscríbete a nuestra newsletter