Con un 46,5% de los accionistas y una asistencia de 800 personas en el Adda

Josep Oliu saca adelante su primera Junta de Accionistas fuera de Sabadell

El Consejo recibe el apoyo al Plan Director 2020 y es interpelado por las altas retribuciones, las ventajas para los minoristas y el desplazamiento a Alicante

Josep Oliu abrió la sesión con unas breves palabras en castellano y catalán.

Las previsiones se cumplieron y el Consejo de Administración del Banco Sabadell sacó adelante su primera Junta General de Accionistas en territorio alicantino. Con el quorum necesario, el equipo de Josep Oliu logró la aprobación de todos los puntos. Los accionistas centraron sus once intervenciones en trasladar críticas sobre la remuneración de los altos directivos, la demanda de ventajas para los minoristas, las cuotas de la CAM y otras cuestiones políticas.

Además del balance de 2017, la parte más importante para los asistentes fue la aprobación del reparto de dividendos. La distribución de un dividendo bruto de 0,07 euros por acción, de la cual ya se ha abonado una parte y el resto este próximo 27 de abril. En este sentido, el presidente del  Sabadell apuntó a que “la retribución total al accionista del ejercicio 2017 se eleva, un 4,2% de rendimiento sobre la asignación de la acción al inicio del ejercicio“.

La principal duda era testar de manera directa cómo habían recibido la masa accionarial la decisión tomada en octubre del cambio de sede social. El traslado a Alicante estuve presenta a lo largo de las tres horas que duró la junta. Josep Oliu reiteró que la decisión había sido acertada. El presidente ahondó más en la cuestión tras la intervención de Vicent Baeza, quien protagonizó un discurso marcadamente político a favor de la independencia y fue silbado por parte del público al final cuando habló de los “presos políticos”. “El banco no ha tenido, ni tendrá, posición política. Las circunstancias políticas ajenas al banco se respondieron desde una posición profesional“, aseguró Oliu.

Desde el Consejo se volvió a explicar, el acierto que supuso hace dos años facultar desde la Junta de Accionistas al Consejo de Administración para tomar rápidamente este tipo de decisiones, como así ocurrió. “Ante un contexto político complejo” que exigía “garantizar un entorno de certidumbre institucional y seguridad jurídica”, la entidad tomó una “decisión se ha demostrado acertada y fue tomada en el momento oportuno con firmeza y unanimidad por parte del consejo y con una ejecución impecable por parte de todo el equipo directivo”.

Aunque el Sabadell ofrece a sus accionistas la posibilidad de seguir la Junta por streaming, el accionista minorista Josep Marzá pidió al Consejo que se dieran alguna serie de ventajas a los mismos para abaratar el desplazamiento y acudir al foro.

Plan Director e internacionalización

Tanto Oliu como el consejero delegado Jaime Guardiola intervinieron para dar explicar las cuentas y la situación con los planes de internacinalización de la entidad. Especial atención recibieron los mercados de México y Gran Bretaña, donde el banco ha puesto su foco. Respecto al Plan Director de 2020. Oliu explicó los tres grandes ejes en los que se basan los objetivos marcados hasta esa fecha.

Por un lado, la rentabilidad. Oliu señaló que “hemos diseñado un plan trianual centrado en la mejora de la rentabilidad, a través del crecimiento de negocio con una evolución positiva de volúmenes, la mejora de la eficiencia y una reducción sustancial de los activos inmobiliarios para alcanza un ROE de doble dígito en 2020, es decir, por encima de los que se considera que está el coste del capital”.

Los otros dos son la sostenibilidad y la incentivación de la línea tecnológica. “Hoy el 87 de la actividad de banco se hace remotamente fuera de las oficinas, en el caso de las empresas es del 95%“, según apuntó el presidente.

Cuotas de la CAM

Una de las cuestiones que todos esperaban era ver qué decían los accionistas sobre las últimas sentencias relativas a cuotas de la CAM y los coletazos de las preferentes. Una jubilada de la CAM reclamó al Consejo el mismo trato a los accionistas de la CAM que a los de las preferentes, en referencia, a las personas que se les cambió las preferentes por cuotas o acciones y han perdido su dinero. Josep Oliu contestó que esta circunstancia quedó fuera del perímetro del Sabadell y que los accionistas, todos, sufrieron por igual la caída.

Vicent Selva, de Adicae, realizó una larga intervención en este sentido. La respuesta del presidente fue más contundente: “La CAM no fue ningún regalo para el Sabadell como no lo fue el Popular para el Santander“. Oliu recordó que nadie pujó por la antigua CAM y que si nadie lo hizo de forma seria “por algo sería”.

Suscríbete a nuestra newsletter