La información económica de los líderes

La exposición reúne un centenar de obras de la gran figura del Constructivismo ruso

Ródchenko: el nacimiento del diseño gráfico, en el IVAM

 / 

“Ródchenko es uno de esos nombres de la Historia del Arte que nos han hecho avanzar en nuestro conocimiento del mundo”, afirma el director del Institut Valencià d’Art Modern (IVAM), José Miguel G. Cortés. Y basta con echar un mero vistazo a la Galería 3 del museo, donde hoy se ha presentado la exposición Caso de estudio: Ródchenko, para comprobar que es así: la obra de la figura del Constructivismo es una de las bases del diseño gráfico contemporáneo.

Impulsados por el éxito de la revolución soviética, artistas como El LisitzkiMalévichGoncharovaVárvara StepanovaNatalia Pinus, decidieron abandonar la pintura clásica de caballete, por caduca y burguesa, según el criterio de los primeros años de la URSS, y experimentaron con la fotografía en busca de nuevos lenguajes, hacia la definición de nuevos objetos artísticos.

Los libros fueron el primer territorio en el que el movimiento constructivista desarrolló sus investigaciones artísticas, creando un objeto que funcionó más allá de simple soporte del lenguaje escrito. Ródchenko diseñó las imágenes del libro de poesía de Mayakóvski Pro Eto, y consiguió multiplicar el efecto de los versos con sus atrevidas imágenes de influencia vigente (véanse las portadas de los primeros discos del popular grupo de pop escocés Franz Ferdinand).

Posteriormente, Ródchenko desempeñó un importante papel en la revista LEF, con el diseño de sus portadas y el sorprendente ensamblaje de imágenes a través del fotomontaje. Mediante sus fotografías, reinventó el tratamiento del espacio, especialmente notable en sus famosos escorzos arquitectónicos.

Pero a principio de los años 30 el impulso creativo revolucionario cayó en manos de Stalin“El realismo socialista impuesto por el dictador reprimió el Constructivismo y otros movimientos de vanguardia de la Rusia soviética. A Ródchenko le costó adaptarse, pero lo logró. Algunos artistas fueron incluso ejecutados”, indica el comisario de la exposición Joan Ramón Escrivà.

Tanto el artista como su pareja, la mencionada ilustradora Stepanova, realizaron diseños para la revista URSS en construcción, que reflejan el pulso entre la pervivencia de los recursos de composición propios de la vanguardia de los años 20 y la necesidad de responder al mandato propagandístico del régimen.

Respecto a esta complicada dicotomía, G. Cortés ha declarado que “Ródchenko, aún en tiempos de Stalin, no abandonó su compromiso de hacer avanzar el arte. El caso de Josep Renau durante la Guerra Civil es similar: sus carteles estaban al servicio de la República pero no dejó de investigar y ampliar los límites de la ilustración”. Y una vez más, las paredes de la Galería 3 lo demuestran con fotomontajes que no abandonan el gusto por el reto experimental, lejos del desierto creativo característico del realismo socialista.

Para enriquecer la lectura de esta importante exposición, en la Sala de la Biblioteca, Irene Bonilla y Joan Ramón Escrivà comisarían la muestra titulada Un futuro en construcción. Han buceado en los fondos del IVAM para rescatar libros soviéticos diseñados por las grandes figuras del Constructivismo, que persistieron en la reinvención del formato con fotomontajes, ilustraciones y páginas desplegables que hoy nos son tan familiares.

La obra de Ródchenko está en València hasta el 26 de agosto. Pero después de visitarla, se la encontrarán por todas partes.

Suscríbete a nuestra newsletter