La información económica de los líderes

Los retos logísticos de la empresa valenciana

Logo firma
 / 
Profesora Dpto. Economía y Empresas
Universidad CEU Cardenal Herrera
Archivado en: 

retos logísticosCuando hablamos de logística nos referimos a la coordinación y organización de recursos, infraestructuras y procesos necesarios en la fabricación y distribución de productos y servicios. La finalidad de esta disciplina es lograr la plena satisfacción de los consumidores, consiguiendo la máxima eficiencia en medios y costes. Para alcanzar este objetivo, es necesaria una planificación y sincronización con clientes y proveedores de la cadena de suministro y ello supone el manejo de una gran cantidad de datos.

La logística ha evolucionado enormemente en los últimos años con la introducción de nuevas tecnologías en sus procesos y en su gestión. Sin embargo, aún son muchos los retos logísticos a los que se enfrenta la empresa hoy: el nuevo contexto digital, la innovación, los cambios tecnológicos, la seguridad, la adecuación de los recursos humanos, las nuevas infraestructuras que afectan a la elección del transporte, el encarecimiento energético e, incluso, el reciente mini boom inmobiliario de almacenes y naves industriales que parece afectar a algunas zonas de nuestra Comunitat.

Estamos viviendo momentos de grandes cambios digitales y tecnológicos, tanto en la vida de las personas como de las empresas. La gran cantidad y complejidad de datos que se manejan hoy en día (big data), la robotización, la inteligencia artificial, el internet de las cosas (IoT), el cloud computing y otra serie de innovaciones tecnológicas, conllevan una disrupción, tanto en el estilo de vida de los consumidores, como en el proceder empresarial. Estos avances sociales y tecnológicos exigen una adaptación en la cadena de suministro y surge así lo que se empieza a denominar Logística 4.0.

Nuevos riesgos y formación de recursos humanos
El elevado volumen de datos que manejan las empresas y los millones de conexiones de distintos dispositivos en este mundo globalizado en el que estamos inmersos, generan riesgos de seguridad que debemos conocer y atajar con nuevas herramientas de ciberseguridad. Así, debemos ponernos al día con términos como anti-phising, blockchain, anti-malware, certificación y firma digital, gestión de identidad, single sign-on, herramientas de cifrado, análisis de riesgos, ciberresiliencia, hacking ético… O bien, acudir al outsourcing de soluciones de ciberseguridad.

El reto tecnológico que supone una empresa conectada y la creciente digitalización de los consumidores se encadena con el reto de captación y formación de los recursos humanos de la empresa, pues este nuevo escenario requiere de trabajadores con nuevas competencias y capacidades. Así, aunque cada vez es menor la brecha digital entre generaciones, aún existe un colectivo de profesionales de la cadena de suministro que necesita adquirir conocimientos y un mayor manejo del contexto digitalizado imperante.

En cuanto a la distribución, veamos el estado de las distintas posibilidades en comunicación terrestre y marítima de la Comunidad Valenciana. En transporte ferroviario de mercancías contamos con terminales principalmente en Valencia (Fuente de San Luis), Silla y Sagunto, además del acceso ferroviario a los puertos de Alicante, Castellón, Sagunto y València. Y aunque existe una conexión radial con Madrid, la conexión circular que aportará el futuro corredor mediterráneo aún está inacabada. En enero de 2018 se ha inaugurado el tramo del corredor mediterráneo entre Valencia y Castellón de ancho mixto, que estaba en pruebas desde el 20 de marzo de 2017. Los tramos de Tarragona-Vandellós, València-Xàtiva, Xàtiva-La Encina y La Encina-Alicante-Murcia se encuentran actualmente en obras. Y aún en proyecto los tramos de Vandellós-Castellón, el eje pasante de la estación central de València, Murcia-Almería y Almería-Algeciras. Todo ello hace que esté aún lejos la utilización de esta vía ferroviaria.

Por vía marítima mejorará la infraestructura de transporte de mercancías. La Autoridad Portuaria de Valencia, que gestiona los puertos de València, Gandia y Sagunto, contempla en su Plan de Empresa una inversión de 177 millones de euros entre el 2018-2020, lo que se traducirá, entre otras mejoras, en la generación y acondicionamiento de nuevos atraques y superficies, así como en la mejora de la accesibilidad ferroviaria en los tres puertos.

El Puerto de Alicante tiene definido y desarrollado un nuevo modelo portuario, con capacidad máxima de unos 12 millones de toneladas, y dispone de conexión directa con la red de autopistas y trama ferroviaria. Por último, el Puerto de Castellón crece por encima de lo previsto en el tráfico total de mercancías, rozando en 2017 los 18 millones de toneladas.

Repunte del coste energético
Otro reto es el coste energético. El precio del petróleo, que ha vuelto a superar la barrera de los 70 dólares por barril y que, según la previsión del Ministerio de Energía, seguirá subiendo los próximos meses, tiene un importante efecto en transportistas, grupos logísticos y cadenas de distribución. Entre costes directos e indirectos, esta escalada de precio puede representar un incremento de costes de transporte de aproximadamente un 5 %, que no puede trasladarse al consumidor final para no perder competitividad, por lo que representa una rebaja del beneficio.

Otro problema con el que se van a encontrar las empresas para su logística en 2018 es el encarecimiento del suelo industrial y logístico. En los últimos dos años se ha incrementado en más de un 30 % la compra de suelo en nuestra comunidad para este uso, sobre todo en Cheste, Riba-roja de Túria y Sagunto.

Esta mayor demanda de suelo se ha producido, en parte, por la escasez de oferta de los mercados de Madrid y Barcelona y, también, por las necesidades de las empresas de nuestra Comunitat, que han incrementado su capacidad y necesitan de mayor espacio logístico. Este aumento de demanda ha repercutido en la subida de los precios de las naves industriales y logísticas, tanto en las transacciones de compra-venta, como en los precios de alquiler. Según los expertos del sector, no parece que estas subidas se frenen a corto plazo.

En conclusión, estamos en tiempos de progreso tecnológico e innovación, y en escenarios políticos y económicos que llevan a la mejora de las infraestructuras y a subidas de los precios. Los actores de la cadena de suministro y los profesionales de la logística deben estar pendientes de estos cambios, para adaptar las mejoras de sus empresas al nuevo contexto que nos espera en este 2018

Suscríbete a nuestra newsletter