El Consell ofrece su colaboración y experiencia a la UE para hacer frente a la Xylella fastidiosa

La consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, ofreció su colaboración a la Unión Europea, a través del Ministerio, para luchar contra la Xylella fastidiosa. Asimismo, puso la experiencia de la Comunitat Valenciana a disposición del Ministerio para el grupo de trabajo que plantea la Comisión Europea y en el que quiere “estar presente”, ya que, tal y como ha señalado, “la cooperación es, sin duda, una de las claves que podría aportar soluciones al sector y frenar la enfermedad”.

Cebrián participó mediante videoconferencia en el Consejo Consultivo del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente sobre política agrícola en el que, además de la Xylella fastidiosa, se trataron temas referentes al futuro de los alimentos y la agricultura o a la situación de los sectores del azúcar y la carne de porcino en el mercado.

La consellera ha acogido de buen grado la iniciativa de Francia de celebrar una Conferencia Ministerial sobre la Xylella fastidiosa el pasado mes de diciembre en París, pero ha lamentado que las comunidades autónomas con casos declarados no fueran invitadas a participar. “Llevamos la carga de los planes de vigilancia, erradicación y control, y, en el caso de la Comunitat Valenciana, además, contamos con un laboratorio nacional de referencia, como es el IVIA”, argumentó.

La titular de Agricultura y Medio Ambiente aseguró que la actual situación requiere de “un mensaje claro por parte del Ministerio sobre la importancia crucial de las medidas de erradicación como solución de emergencia y sobre el cumplimiento estricto de la normativa”, que dimana de la Decisión 2015/789 de la Unión Europea y de la Ley de sanidad vegetal 43/2002. De hecho, ha recordado que en la Conferencia Ministerial los ministros reconocieron como objetivo prioritario de la política de sanidad vegetal la necesidad de erradicar los brotes de la bacteria en el mínimo tiempo posible.

La consellera también reclamó una actuación concreta en cada uno de los casos, ya que la situación en los distintos territorios es muy diferente. “Se necesita un enfoque específico según las características agronómicas, geográficas e incluso socioeconómicas de cada una de las zonas afectadas”, aseguró.

Asimismo, Cebrián avaló los requisitos de control fitosanitario de importaciones a la UE planteados en la Conferencia Ministerial sobre la Xylella fastidiosa celebrada en París. Por último, ha valorado el esfuerzo realizado por la UE con el fondo adicional de 10 millones de euros para proyectos de investigación, pero ha pedido que se aclaren las condiciones y el objeto del mismo, así como cuándo se podrá disponer de él.

Suscríbete a nuestra newsletter