‘Qué Pena’ quiere abrir mercado en la moda con vestidos de patrón único y ediciones limitadas

‘Qué Pena’ quiere abrir mercado en la moda con vestidos de patrón único y ediciones limitadas

Dice el refranero que el hábito no hace al monje y dicen que la moda de las grandes marcas ha hecho que vistamos todos iguales, pero las apariencias y la comodidad mandan en el mercado. Para romper tendencia, ha nacido en Alicante la marca ‘Qué pena’. La emprendedora Alexandra Pena va a comenzar a comercializar una propuesta original basada en los vestidos de patrón único, estampados de edición limitada y cuellos intercambiables.

Durante su presentación en el Demoday del Coworking EOI Alicante, la fundadora argumentó una idea básica: Adaptar el vestido a la persona y no a la inversa. El tallaje industrial provoca imágenes muy distintas para una misma prenda. Qué Pena quiere ofrecer una propuesta diferenciada a partir de un modelo muy escalable, tal y como apuntan todos los nuevos modelos expansivos.

Aunque es su primer proyecto emprendedor, la iniciativa tiene un plan de acción medido. Alexandra prevé abrir tanto el canal digital como el físico. Con una web en formato prueba, los vestidos se venderán a través de su propio e-commerce y una distribución comercial en tiendas multimarcas.

El punto clave de futuro está en la segmentación. Si los diferentes públicos son de por sí una estrategia en cualquier empresa, en el sector de la moda es una condición de éxito o fracaso. Quizás por este motivo Alexandra Pena precisa a quien va dirigida su campaña. “Mujeres de entre 25 y 55 años, de poder adquisitivo medio-alto que le gusta viajar, el cine, el arte. Mujeres prácticas que no son esclavas de las tendencias pero que les encanta cuidar su imagen, que buscan estampados originales y vestidos cómodos para todas las ocasiones”, comenta.

Con una formación netamente empresarial, el proyecto pasa también por sumar una pasión personal. La propia diseñadora explica que su modelo pasa por tres aspectos diferenciados: “Estampados de edición limitada. Cuellos intercambiables. Confección en talleres locales”, explica esta emprendedora.

Fase inicial

Con un presupuesto inicial de 5.000 euros, la emprendedora reconoce que sin el apoyo del programa de mentorización y tutorización de la EOI,nada de esto se hubiese podido llevar a cabo”. La entrada al ecosistema emprendedor es una nueva experiencia. La responsable de la marca de moda no pertenece al rango millenial, pero su apuesta personal encaja en un creciente movimiento emprendedor y de talento local. En su opinión, “sí está generando un ambiente positivo en la provincia”.

Alexandra Pena forma parte de la segunda hornada de emprendedores que EOI Mediterráneo ha sacado adelante en la ciudad de Alicante, pero también lo están haciendo en Elche –sede central-, Benissa y Orihuela. 

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.