La información económica de los líderes

AVA-Asaja y La Unió piden un precio justo y digno para rentabilizar el campo

La falta de rentabilidad es una de las principales preocupaciones en la que coinciden los máximos representantes de los agricultores de la Comunidad Valenciana, –Cristóbal Aguado por parte de AVA-Asaja y Ramón Mampel, por la Unió de Llauradors i Ramaders–. Ante esta cuestión, Aguado puntualiza que “los precios que se pagan al productor o no cubren los costes de producción o se sitúan al límite de esos umbrales mínimos de rentabilidad que son necesarios para poder mantener las explotaciones en activo”.

En esta misma línea, Mampel incide en que “si logramos que los agricultores y ganaderos valencianos obtengan un precio digno y justo por las producciones que se esmeran día a día en producir ya nos daríamos por satisfechos. Este es nuestro principal objetivo e insistiremos ante las administraciones”.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

Otra de las cuestiones en la que coinciden ambos respresentantes y que trae de cabeza a los agricultores es la entrada de nuevas plagas y en especial la llegada de la Xylella fastidiosa a la Comunidad Valenciana.

A todos estos problemas, Aguado añade otros como la “persistencia de la sequía, la ausencia de políticas eficaces en la gestión del agua, el alarmante y progresivo envejecimiento de la población agraria o los tratados comerciales con terceros países que se suelen caracterizar por dejar a los agricultores en situación de desventaja competitiva”.

 

“Somos el eslabón más débil”

En cuanto a los desequilibrios de la cadena agroalimentaria, Aguado ratifica que “los agricultores son el eslabón más débil de toda la cadena  y al final de todo el proceso son los únicos que pierden”.

Igualmente, ambos consideran necesario contar con una Ley de la Cadena Alimentaria europea “que armonice las legislaciones existentes en los diferentes países y evite los abusos y posición de dominio de las grandes cadenas de distribución que usan sin ningún decoro prácticas abusivas porque son conscientes de que son la puerta que tenemos los agricultores y ganaderos para llegar a los consumidores europeos”, argumenta Mampel.

En alusión a la legislación vigente en España sobre esta materia, el presidente de AVA-Asaja pone el acento en el trabajo que está llevando a cabo la  Agencia de Información y Control Alimentarios (Aica), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, a la hora de investigar y sancionar determinadas prácticas contrarias a la ley. “Por tanto, –aclara– es cierto que en España se han dado pasos para corregir la situación, pero los resultados obtenidos todavía están lejos de lo que esperamos los agricultores y consideramos que la ley es perfectible y mejorable”.

Gran pacto nacional del agua

En este gran reto tampoco difieren los representantes de los agricultores valencianos. Ambos coinciden, tal y como mantienen desde el Ministerio de Agricultura, en la necesidad de un gran pacto nacional del agua alejado de los planteamientos políticos. Por ello, –ratifica Mampel“proponemos, huyendo de la crispación, un gran pacto entre todas las instituciones para garantizar el agua de calidad y en cantidad a un precio asequible para el riego, fruto del diálogo y del consenso y con el protagonismo de los regantes”.

Desde AVA-Asaja, Aguado aboga a que ese pacto a nivel nacional incluya autopistas del agua y una gestión armónica, equilibrada y sostenible de los recursos. “Para lograrlo, –matiza– es necesario que las comunidades sean solidarias entre ellas, amplitud de miras y generosidad entre todos los implicados, pero no perdamos de vista que si no logramos ese gran pacto, a nuestra agricultura le aguarda un futuro muy negro”, augura.

Desde el agricultor al consumidor

Pero, ¿cómo se preocupa el agricultor por el consumidor? ¿Aportan soluciones a sus nuevos hábitos de consumo? ¿Se plantan nuevas variedades y formas de cultivo?

Ante estas cuestiones, Mampel argumenta que están esforzándose por adaptarse a las demandas de los mercados, “innovando y modernizando, además de cumplir las condiciones que nos exigen desde la UE en materia de seguridad alimentaria, circunstancia que no se cumple desde las producciones de terceros países”, destaca.

En esta línea, Aguado añade que “nunca en la historia de la humanidad, al menos en lo que se refiere a los países avanzados, se ha comido de modo más seguro que ahora. Las exigencias y controles que pasamos los agricultores europeos son los más rigurosos del mundo, así que los consumidores pueden estar bien tranquilos”.

Mampel explica también que son partidarios de potenciar los productos de proximidad y ecológicos y, para conseguirlo, cuentan con el proyecto puntdesabor.com que incluye la producción, comercialización y distribución de productos ecológicos, sobre todo de frutas y hortalizas cultivadas en la Comunitat.

Aguado, por su parte, destaca la versatilidad y profesionalidad del sector, lo que le permite adaptarse a las nuevas tendencias de consumo y ofrecer al público las respuestas que demanda. De hecho, “contamos con una variada gama de productos capaces de satisfacer los gustos del consumidor más exigente”.

En materia de seguros, tanto Aguado como Mampel valoran el sistema de seguros de España como “uno de los mejores del mundo”.

En esta línea, Mampel reclama “unos seguros mejores y adaptados a la realidad de cada cultivo. Y eso no se consigue con un recorte de las subvenciones como viene haciendo el Ministerio de Agricultura los últimos años, sino con incentivos para su contratación”.

Tanto La Unió como AVA-Asaja demandan la puesta en marcha del llamado seguro de rentas o de mercado. “Nos consta –corrobora Aguado– que la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (Enesa) está estudiando diversas opciones para su implantación, siquiera sea de manera experimental. Poder disponer de este tipo de seguro, con el que ya cuentan algunos países como Japón y EE.UU., sería de gran ayuda para los agricultores puesto que nos proporcionaría un cierta estabilidad a la hora de realizar nuestra actividad”, asegura.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter