La información económica de los líderes

Tomarial celebra 10 años de práctica jurídica afrontando el reto de la digitalización

La digitalización y el análisis de datos a gran escala son dos de los retos, junto a un nuevo perfil del letrado que combina profesionalidad, experiencia y capacidad de negocio, que esperan al abogado en los próximos años, según Antonio Ballester, socio director de Tomarial Abogados y Asesores Tributarios.

2016-dic-tomarial-antonio-ballesterPara Ballester el derecho está avanzando gracias a la labor de los abogados, quienes a través de planteamientos audaces e interpretaciones inteligentes de las normas están ayudando a progresar. Procesos de ejecución hipotecaria, cláusulas suelo, preferentes, derogación de tasas judiciales, derecho al olvido, conflictos por las nuevas tecnologías, en la reciente área de cumplimiento normativo o compliance… son algunos ejemplos en los que el papel del abogado está siendo fundamental.

Advierte que si bien la forma de afrontar los problemas cambia siempre se encuentran soluciones legales imaginativas allí donde la norma todavía no se ha adaptado.

Para mantener ese papel estratégico, tanto en la modernización de la justicia como en la sociedad actual, el letrado puntualiza varios retos a los que se enfrentan los abogados valencianos. El primero, la digitalización y el análisis de datos a gran escala (big data), “que va a impactar, y mucho, en la gestión de los bufetes. Todavía no se ha visto ni una mínima parte de la transformación que el uso de las nuevas tecnologías va a producir en el sector legal”.

El segundo, responder a la globalización a través de la especialización y coordinación. “La clave no sólo es la especialización, que lleva a ver los problemas de forma unidimensional, sino además, la coordinación entre los distintos especialistas y los abogados de distintas jurisdicciones”. Para ello considera que solo hay una solución: “Estudiar, estudiar y estudiar, porque la evolución normativa imparable así lo exige. Aparte de eso, ser más ágiles y rápidos en la contestación y buscar dar, como siempre, respuestas de la mayor calidad técnica posible”.

El último reto de los abogados en el siglo XXI es demostrar capacidad comercial y generación de negocio para el despacho. “Ser sensible a las necesidades empresariales y de marketing del bufete, a la vez que velar por la excelencia jurídica y ofrecer un trato personal al cliente. Debemos ser aliados de los negocios de nuestros clientes”, afirma Antonio Ballester.

Todos estos temas se analizarán en el acto programado para celebrar el 10º aniversario de Tomarial Abogados y Asesores Tributarios. Un evento que se celebrará el 22 de junio y en el se hará entrega de las distinciones Vitruvio-Tomarial en sus modalidades: Internacionalización, I+D+IT, Empresa familiar, Trayectoria profesional y mujer empresaria.

Suscríbete a nuestra newsletter