La información económica de los líderes

La crisis del Popular se salda con la compra por un euro por parte del Santander

 

Sede central del Banco Popular en Madrid

Sede central del Banco Popular en Madrid

Banco Santander ha anunciado hoy la adquisición de Banco Popular por un euro de valor simbólico tras la subasta llevado a cabo por el Fondo Único de Resolución (FUR), como solución a la inviabilidad de la entidad. Como comunicó el Banco Central Europeo el pasado 6 de junio, Banco Popular ya no podía hacer frente al pago de sus deudas y demás pasivos y no podría hacerlo en un futuro cercano. De la valoración ordenada por la Junta Única de Resolución (JUR) y encargada a un experto independiente resultaron de la entidad afectada unos valores económicos de 2.000 millones de euros negativos y en el más estresado de 8.200 millones de euros negativos. Como consecuencia, la JUR estableció que el instrumento de solución a aplicar era la venta del negocio mediante la transmisión de acciones al comprador.

Banco Popular, como entidad de crédito establecida en un Estado miembro que participa en el Mecanismo Único de Resolución, deberá cumplir con los principios acordados para procesos similares que supervisará el FROB. Así, los accionistas y los acreedores de la entidad en resolución serán los primeros en soportar pérdidas y ninguno de ellos podrá soportar pérdidas mayores a las que habría sufrido si Banco Popular hubiera sido liquidado. Además, la entidad ha de garantizar que los titulares de acciones ordinarias, los de instrumentos de capital adicional nivel 1 y 2 absorban las correspondientes pérdidas antes de que se efectúe cualquier otra medida de resolución.

Futuro de Banco Santander

Tras la integración de Banco Popular y Banco Santander resultará el banco líder en créditos y depósitos en España con más de 17 millones de clientes, que operará con la marca Santander. Tendrá un cuota de mercado nacional en crédito del 20% y una cuota del 25% en pymes. “El banco resultante de la integración de Santander y Popular fortalece la diversificación geográfica del Grupo en un momento de mejora del ciclo tanto en España como en Portugal, lo que permitirá cumplir con todos nuestros compromisos con clientes y accionistas“, ha declarado Ana Botín, presidenta de Banco Santander, tras el anuncio de compra.

Para situar el nivel de provisiones y de capital de Banco Popular en línea con el resto del Grupo, Santander creará 7.900 millones de euros de provisiones adicionales para activos improductivos, incluidos 7.200 millones de euros para activos inmobiliarios. Eso llevará el nivel de cobertura del riesgo vinculado a la actividad inmobiliaria del 45% al 69%, por encima de la media del sector que es del 52%. El Grupo espera reducir los activos inmobiliarios de Banco Popular, como ha hecho en Banco Santander en los últimos años.

La operación incluye también el negocio de Banco Popular en Portugal, que se integrará con Santander Totta. La transacción acelerará el crecimiento de Santander Totta y ampliará su cuota de mercado tanto en créditos como en depósitos, lo que reforzará la posición de la entidad como banco privado líder del país, con más de 4 millones de clientes.

Suscríbete a nuestra newsletter