Soler pide un fondo transitorio mientras se negocia el nuevo modelo de financiación autonómica

El conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, ha reclamado este miércoles al Gobierno un Fondo Transitorio en 2017 para asegurar la nueva financiación a las comunidades hasta la aprobación del nuevo modelo.  Asimismo, Soler ha señalado que “si los expertos llegan a un consenso en materia de financiación autonómica, desde esta base será más fácil también lograr un acuerdo político”.

soler_soloVicent Soler ha realizado estas manifestaciones al término de la reunión de la Comisión Mixta Consell-Corts para la reforma del sistema de financiación y la valoración de la deuda histórica en la que ha informado de las gestiones realizadas por el Ejecutivo autonómico de cara a la consecución de un nuevo modelo de financiación.

El conseller ha anunciado que el 10 de agosto es la fecha límite que se ha fijado la Comisión de Expertos para presentar los resultados de su informe. Un documento que ya han empezado a elaborar siguiendo el calendario de trabajo cuyos plazos, hasta el momento, se cumplen “a buen ritmo”. El conseller ha recordado que “la gran fuerza de los valencianos en este tema es el consenso y ha destacado que además los datos avalan con claridad nuestra posición”.

Extender los acuerdos a más comunidades

En el transcurso de la reunión, Soler ha explicado que en los primeros meses del año desde el Consell se ha llevado a cabo una intensa actividad para establecer contactos con otras autonomías, trasladarles la propuesta valenciana para un nuevo modelo de financiación y buscar desde esta base puntos de encuentro con otros territorios. “Hemos trabajado desde la premisa de garantizar el estado del bienestar para todos los ciudadanos y consolidar la ruptura de la asimetría vertical entre la Administración central y las comunidades autónomas y corporaciones locales”, ha indicado el conseller.

Fruto de estas negociaciones se han firmado tres acuerdos con diferentes comunidades autónomas -Murcia, Andalucía e Islas -Baleares-, unos acuerdos que recogen 8 puntos con criterios comunes y algunos matices en función de la singularidad de los territorios.

“Tenemos el firme propósito de continuar ampliando la base institucional de la propuesta valenciana porque para llegar a buen puerto habrá que coser muchas alianzas y jugar bien nuestras cartas. En todo este proceso es además necesario contar con el pacto con la sociedad civil valenciana de todos los representantes políticos para poner la lealtad con los valencianos por encima de cualquier etiqueta partidista o actuación dirigida desde Madrid”.

La deuda histórica, abordada como “un problema de Estado”

Todos los acuerdos firmados en materia de financiación autonómica con otros territorios, incluye la consideración de que la reforma de la financiación autonómica no debe abordarse como un debate entre territorios. Asimismo, se plantea que el nuevo modelo ha de garantizar la suficiencia de recursos y la equidad en la financiación por habitante. Para ello hay que romper la asimetría vertical entre el Estado y las comunidades autónomas, de forma que las autonomías reciban unos recursos acordes a las competencias que ejercen y el peso de éstas en las políticas de gasto.

Los acuerdos también defienden la necesidad de blindar el estado del bienestar creando un fondo de reserva que lo preserve frente a las oscilaciones del ciclo económico, al tiempo que se insta a garantizar la lealtad institucional entre el Estado y las comunidades autónomas. Esto implica que cualquier decisión del Gobierno debe venir acompañada de los recursos que la financien. Además, todas las comunidades firmantes reivindican que el actual nivel de deuda autonómica, generado a lo largo de los años como una consecuencia de la infrafinanciación, ha de ser tratado y solucionado como un problema de Estado.

 

Suscríbete a nuestra newsletter