La Sindicatura de Cuentas ultima un informe sobre el sector público autonómico

La Sindicatura de Cuentas de la Comunidad Valenciana presentó esta mañana su programa de actuaciones para 2017. Además de la fiscalización habitual de cuentas de Les Corts y el Consell, el órgano de control se ha encomendado la fiscalización de cuentas de los cuatro mayores municipios de la autonomía -Valencia, Alicante, Elche y Castellón-, así como de varias empresas públicas, como la EMT de Valencia o Pîmesa de Elche.

Marcela Miró, Vicent Cucarella y Antonio Mira-Perceval

Marcela Miró, Vicent Cucarella y Antonio Mira-Perceval

Entre las entidades y empresas públicas que también serán auditadas, destaca el Instituto de Administración Tributaria, el IVF o CulturArts.

Con la colaboración del Tribunal de Cuentas, la Sindicatura emitirá un informe sobre la evolución de las empresas públicas desde 2001 a 2016. Otras entidades que serán fiscalizadas son las cinco universidades públicas, los Hospitales Generales de Castellón y Valencia; las concesiones de prestación de servicios de salud en Manises y Torrevieja, la ITV, el Servef, la gestión de compras de la consellería de Sanidad o los sistemas de gestión de las facturas electrónicas y el sistema de cajas fijas.

Las diputaciones provinciales serán auditadas en lo que concierne a la gestión de los impuestos locales y se revisarán los sistemas de control interno de los municipios entre 25.000 y 30.000 habitantes.

Otras entidades que serán fiscalizadas por la Sindicatura son las cámaras de comercio de la Comunidad Valenciana y un muestreo sobre los contratos del sector público local realizados el pasado año.

También se va a realizar un seguimiento sobre las recomendaciones realizadas por la Sindicatura de Cuentas en años anteriores y ver su grado de cumplimiento. 

Según se puso de manifiesto durante la presentación, la Sindicatura tiene la intención de publicar a lo largo del año el informe sobre la contabilidad general de las entidades locales correspondiente a 2016. La fiscalización ha sido posible gracias a la plataforma informática que comparte con  otras sindicaturas autonómicas y el Tribunal de Cuentas

Como caso singular, la Sindicatura de Cuentas de la Comunidad Valenciana realizará en colaboración con la catalana la llamada “revisión entre iguales” de su homólogo andaluz.

Por último, los síndicos Vicent Cucarella, Marcela Miró y Antonio Mira-Perceval se mostraron muy satisfechos de la acogida que su trabajo ha obtenido en el Consell. En este sentido, señalaron que el presidente Puig les indicó que seguirían las recomendaciones de sus informes para mejorar el control y la gestión administrativas. 

Suscríbete a nuestra newsletter