La información económica de los líderes

¿Cómo cambiar el modelo económico alicantino?

2017-Enero-Col-Economistas-Alicante-Fco-Menargues

Francisco Menargues, decano del Colegio de Economistas de Alicante

– Se dice de la economía alicantina que es dinámica pero poco competitiva, con escaso valor añadido y bajos salarios. ¿Cómo cambiamos eso?

– Tenemos una empresa muy atomizada, de un tamaño muy pequeño, esto no es malo de por sí, es bueno en el sentido de que te puedes adaptar con rapidez a los cambios de coyuntura, pero implica que eres poco competitivo. Creo que por una parte ha sido relevante el hecho de que las entidades financieras de nuestra provincia hayan terminado de la forma en que han terminado, ya no son entidades propias de nuestra provincia, y eso ha tenido mucho impacto sobre todo en lo que respecta a la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM). Y por otro lado, cuando se reparten las inversiones desde la Generalitat Valenciana es obvio que Alicante no recibe lo que le corresponde. No hay más que ver la comparación entre el millón de euros que recibe IFA con los quince millones que recibe Feria Valencia.

 [masinformacion post_ids=”96078,96102″]

– Ya que lo menciona, ¿de qué manera puede la Administración facilitar la recuperación económica?

– La función principal de las administraciones, tanto de la autonómica como la del Estado, es dotar de un marco de estabilidad a las relaciones económicas, eso es lo más significativo, para que las empresas puedan crearse y crecer. Como en el tema impositivo, que las empresas sepan a qué se tienen que atener. Todos estos cambios en la fiscalidad no son buenos. Terminamos de reformar la ley de renta y el impuesto de sociedades y ya estamos diciendo que lo vamos a modificar de nuevo. En los presupuestos de la Generalitat también se habla de modificar patrimonio y sucesiones y siempre se hace para subirlos, nunca para bajarlos. Creo que las administraciones deben darnos un marco estable para que sepamos a qué atenernos a la hora de planificar nuestra inversiones. Impulsar la actividad de las empresas subiendo impuestos es imposible.  

Suscríbete a nuestra newsletter