La información económica de los líderes

El presupuesto municipal de Valencia para 2017 prioriza los servicios a la creación de empleo

El alcalde de Valencia ha presidido el Consejo Social de la Ciudad donde se han presentado las líneas directrices del Presupuesto Municipal para 2017, que alcanza la cifra de 786.384.770 euros, con un incremento de 33 millones respecto al de 2016 y un capítulo de inversiones de 76 millones de euros en el que destacan las partidas para limpieza, jardines, vivienda, edificios culturales, urbanización de los barrios y actuaciones como las del Cabanyal, Parque Central o Parquin de Brujas.

Presupuestos 2017 Ajuntament de ValènciaJoan Ribó ha destacado que el aumento se hace contando exclusivamente con recursos propios y sin subir ningún impuesto,  que la deuda municipal se ha reducido en 80 millones en un año y medio- la cifra más baja en  12 años-  y se situará a final de 2016 en 660 millones, y que el  plazo medio de pago a proveedores ha descendido de 60 días cuando llegaron al gobierno a solo 6’6 días.

Ribó ha recalcado que en este presupuesto se parte de la hipótesis de que las aportaciones del Estado se van a mantener, “aunque es muy probable  que aumenten,  y tampoco se han tenido en cuenta las posibles aportaciones de la Generalitat”. El alcalde ha señalado que el aumento de 33 millones respecto a 2016 “supone un crecimiento significativo” y permitirá acometer objetivos fundamentales. ”El primero de ellos es que necesitábamos aumentar los gastos de personal porque en los últimos cuatro años ha habido una reducción de entre 100 y 120 personas cada año, lo cual suponía un grave problema a la hora de ejecutar muchos de los servicios que prestamos a la ciudadanía”.

Ha destacado que se continúan incrementando las partidas de gasto social y de servicios a la ciudadanía, “y es importante resaltar que se ha reducido la cifra de deuda en casi 80 millones de euros en un año y medio, de forma que al final de año llegaremos a una de deuda de 660 millones, que supone el 88 % respecto al presupuesto total, y que es la  cifra más baja en los últimos 12 años”.

Otro aspecto importante al que se ha referido Ribó es que “continúa  bajando en este presupuesto el periodo medio de pago a proveedores, y lo hace hasta  números que están muy por debajo de la media estatal: el último dato es de  6’6 días de promedio, lo cual indica que la cosa está funcionando bien”

También ha resaltado que el incremento presupuestario “es solamente de recursos propios del propio Ayuntamiento, sin subir ningún impuesto. Lo que se está haciendo es mejorar la gestión. El recibo del IBI es el mismo que el año pasado para todos los inmuebles, no se toca, pero lo  que hemos hecho es mejorar la gestión tributaria. Por ejemplo con el Impuesto de Actividades  Económicas. No se había hecho ninguna inspección desde el año 2004 y ahora se están haciendo para lograr que se cumplan las leyes”. Se ha referido después a que el ICIO, Impuesto de Construcciones y Obras “pasa del 4% al 3%”.

GASTOS E INVERSIONES

En cuanto a los gastos, hay un aumento de 16’5 millones, el 7%, en el capítulo  dedicado a personal, “porque pensamos que es un asunto fundamental para el gobierno municipal”. Dentro del gasto corriente ha resaltado que “el año pasado fue el del gasto social, que este año lo mantenemos, pero hemos querido insistir en aspectos como la limpieza, recogida de residuos, control de plagas, jardinería y todo lo relacionado con  mejora de la gestión económica en aquellas pocas cosas que puede hacer el Ayuntamiento, como el comercio, empleo, turismo o  agricultura”.

El concejal Jordi Peris, por su parte, ha destacado la importancia de explicar al Consejo Social de la Ciudad las líneas directrices, criterios generales y grandes líneas del presupuesto. “Es darle la importancia que tiene a la participación ciudadana del Presupuesto de 2017; significa explicar a los diferentes sectores sociales, económicos y culturales de la ciudad cuáles serán las líneas fundamentales de trabajo para el próximo año”.

Ha añadido que “es un presupuesto que recoge las prioridades que en este momento demanda la ciudadanía e incorpora una perspectiva social para responder a las necesidades reales de la gente, y especialmente de la gente que tiene más dificultades”, antes de resaltar que “las inversiones se mantienen prácticamente en las mismas cifras que el año pasado, un total de 76 millones incluyendo tanto las inversiones propias como las transferencias de capital a otras entidades. Es un dato que habla del esfuerzo que va hacer el Ayuntamiento el año que viene”

 Hay diferentes partidas especialmente importantes, como por ejemplo los 8 millones que se dedicarán al Parque Central, 1’25 millones al Parquin de Brujas, o la partida dedicada  al barrio del Cabanyal a través de Va Cabanyal y otros programas. “En 2017, dentro de lo que es el marco global de los 30 millones que ese invertirán en los próximos  5 años, comenzaremos con un monto total de aproximadamente 4 millones, focalizados en aquellas cuestiones que entendemos como más prioritarias y urgentes: una oficina para atender las familias con mayor vulnerabilidad y poder trabajar toda la dimensión social, repoblación comercial del barrio, rehabilitación de vivienda y patrimonio cultural”

Suscríbete a nuestra newsletter