Falciani: "Las filtraciones han removido la conciencia de la sociedad que ahora es más exigente"

DSC_0014

De izquierda a derecha, Hervè Falciani, Eduardo Vendrell, director de la Escuela de Informática de la UPV, y Mar Cabra

Las filtraciones masivas de documentos que se han producido en los últimos años han tenido un efecto de sacudida sobre la ciudadanía. Así se han expresado hoy Hervè Falciani, el ingeniero de sistemas de HSBC que se hizo con la lista de las cuentas corrientes ocultas en la entidad bancaria y que colabora con la justicia de diferentes países en la investigación de fraude fiscal y evasión de capitales, y Mar Cabra, periodista miembro del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación que trabajó sobre los llamados Papeles de Panamá.

DSC_0006aFalciani y Cabra participan en las jornadas organizadas por la Cátedra de Transparencia y Participación de la UPV sobre transparencia y datos abiertos que se celebran en la Escuela de Informática hasta el próximo viernes.

Ambos estuvieron de acuerdo en que el cambio de actitud de la ciudadanía ha sido rápido y que la sociedad civil exige a sus gobernantes información veraz, conocimiento. Por el contrario, los gobiernos tienden a ser opacos, si bien cada vez más implementan políticas de transparencia. Mar Cabra puso como ejemplo el rechazo social que ha cosechado la candidatura de Soria para un alto cargo del Banco Mundial y que ha sumado más de 340.000 firmas en contra.

Falciani afirmó que el conocimiento que ha proporcionado sus propias filtraciones, las realizadas por Edward Snowden, Wikileaks, los Papeles de Panamá han sensibilizado a los ciudadanos que asocian opacidad con corrupción y la corrupción es injusta, ineficiente y perjudicial.

Hervè Falciani recordó que estos días se juzga en Suiza a un empleado de UBS que colaboraba con la justicia alemana en su persecución contra delincuentes fiscales.

Por su parte, Mar Cabra señaló que hay mucha información disponible, la cuestión es saberla encontrar, analizarla y encontrar las conexiones entre los datos. “Un tercio de los documentos colgados en la página del Banco Mundial, en los que figuran contratos, préstamos, condiciones de crédito, etc. no han sido consultados jamás”. Esta afirmación fue ratificada por Falciani, quien recordó que el gobierno americano descalifica anualmente unos 8 millones de documentos.

Ante esa ingente cantidad de información, es necesario contar con programas que ayuden a analizar los datos abiertos para sacar conclusiones, “para contar una historia”, tal y como señaló Mar Cabra, para quien su herramienta más poderosa de investigación es una hoja de excel.

DSC_0007aTambién coincidieron en considerar que si las filtraciones han removido la conciencia civil de una forma casi inmediata, la adecuación de la legalidad a las nuevas exigencias sociales se realiza más lentamente.

Por último, los dos ponentes en el seminario sugirieron que próximamente se producirá otra gran filtración de documentos.

Suscríbete a nuestra newsletter