La Universidad española necesita aportar y ganar en empleabilidad para servir al alumnado

La Universidad española necesita aportar y ganar en empleabilidad para servir al alumnado

2016-junio-Mesa-Florida-Empleabilidad-03

Florida Grup Educatiu Cooperatiu y Economía 3 convocamos semanas atrás una Mesa de Reflexión en las instalaciones del centro, para analizar hasta qué punto el sistema educativo español está orientado al objetivo de la inserción laboral de los alumnos; lo que podríamos llamar grado de empleabilidad ofrecida por el sistema educativo. En la misma participaron César Taboas, responsable del área de I+D+i de Royo Group; Ana Company, directora de Fundación Florida; Cristina Serrano, docente en el grado Leinn de Florida Universitària y colaboradora en ValenciaLAB; Juan Manuel Baixauli, presidente ejecutivo de Grupo Gheisa; y Pere Soriano, director académico de Florida Universitària. Este es el resumen de los aspectos abordados en la sesión.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

España es uno de los 4-5 países líderes de la Unión Europea en términos de PIB, pero somos unos de los 4-5 peores en términos de empleo. ¿A qué se debe esta asincronía?

César Taboas (Royo Group).- Es difícil identificar una causa concreta de por qué el mercado laboral no funciona y por qué tenemos tantísimos chavales sin ninguna oportunidad de desarrollarse, tanto en el ámbito profesional como en el personal. En mi opinión, las causas profundas son culturales y sociales. No estamos alentando en los jóvenes la cultura del esfuerzo, el espíritu de equipo, la proactividad hacia los demás, etc. Esos valores no se están trasmitiendo. Y otro tema muy grave -aunque está cambiando-, es la tremenda distancia entre los centros de producción y los centros de formación. Hemos tenido gente en prácticas en la empresa que llegan con 23, 24 o 25 años, y hasta ese momento no han tenido ningún contacto con la empresa. En Alemania, por ejemplo, eso es inimaginable, porque las prácticas en la empresa forman parte del proceso formativo.

2016-junio-Mesa-Florida-Empleabilidad-Ana-Company-Fundacion-Florida

Ana Company (Fundación Florida)

Ana Company (Fundación Florida).- Estamos con un sistema educativo que intentamos cambiar continuamente y sin acierto; un sistema que viene del siglo XIX, que forma a docentes del siglo XX y que tendrán que trabajar en el siglo XXI. Hay un desajuste total. El alumnado sigue aprendiendo conocimientos, pero no habilidades, que son las que traducen ese conocimiento en lo que la empresa necesita. Se están haciendo cambios, pero no lo suficientemente profundos.

Estoy totalmente de acuerdo con lo que ha comentado César respecto a los referentes de los jóvenes. Tendríamos que hacer más visibles esos referentes empresariales de personas que han desarrollado un proyecto más o menos relevante, pero lo han hecho con esfuerzo, equivocándose y aprendiendo de los errores. Referentes que sean una alternativa a esos otros del dinero rápido y el éxito fácil.

En suma, necesitamos un sistema educativo donde se transfieran conocimientos, se inculquen valores, se desarrollen habilidades y se pongan en valor referentes externos potentes.

Salirse de la línea

Cristina Serrano (Grado Leinn – ValenciaLAB).- Nuestro mercado es el mundo y tenemos que observar qué está pasando fuera para dar una vuelta a lo que hacemos, de forma que aporte valor real al mercado.

¿Cómo hacemos eso con respecto a la educación? Culturalmente, hemos tenido una aversión al riesgo: “no te salgas de la fila”; si estás escribiendo, “no te salgas del límite de la línea”; si estás pintando, “un árbol tiene que ser verde y marrón”, etc. Pero al niño, a lo mejor, le apetece pintar el sol de otro color porque en su cabeza lo ve de forma diferente. Ese modelo educativo nos convierte en adultos que no quieren salirse de la fila, porque equivocarse es malo.

Pero ahora llegamos a la empresa y nos exigen ser creativos, arriesgados y nos piden que lancemos nuevas ideas. ¿Cómo vamos a hacerlo si nos han educado para lo contrario?

En mi opinión, la clave está en aprender a gestionar la incertidumbre. El sistema educativo debe darnos herramientas y habilidades que nos permitan gestionar esa incertidumbre. Por ejemplo, en el grado Leinn lo que hace el alumno el primer año es desaprender los modelos que le han impuesto en años anteriores. Los docentes les damos las herramientas pero el alumno es quien desarrolla el conocimiento.

Desarrollar habilidades

2016-junio-Mesa-Florida-Empleabilidad-Juan-Manuel-Baixauli-Consultia-Travel

J.M. Baixauli (Grupo Gheisa)

J.M. Baixauli (Grupo Gheisa).- Creo que hay que centrar el tema en dos puntos que me parecen claves. El primero es la integración Universidad-Empresa, formación y práctica real de la actividad empresarial. Veo que hay excesiva desconexión entre estos dos ámbitos. La gente sale con mucho conocimiento, muy preparada, pero esa formación no transita bien a la experiencia práctica. Y como empresario también asumo la parte de autocrítica correspondiente: dudo mucho que la mayoría de empresas están preparadas para integrar y hacer de coach de la gente que llega del aula.

Lo segundo es resaltar la importancia del desarrollo de habilidades ya que es fundamental. La gente que está entrando ahora en la Universidad se jubilará a partir de 2060 y no tenemos ni idea de lo que va a ocurrir dentro de cinco años. En tales condiciones, ¿qué formación en conocimientos debe impartirse?

Por lo tanto, lo que sí es perdurable en el tiempo es entrenar al alumnado en habilidades: gestionar proyectos, liderar y trabajar en equipo, ser proactivo, ser honrado, saber comunicarse y hablar en público, etc. Una formación basada en impartir conocimientos está caduca; las habilidades y los valores son la clave.

No sabemos qué empleos van a haber, porque la transformación digital del mundo va a ser dramática. Mucha gente se quedará fuera del mercado laboral o podrá aspirar a puestos de muy poca cualificación. Pero el que tiene habilidades y valores está más predispuesto al aprendizaje, se entrena y crece. 

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter