Citrosol invierte 4 millones en su nuevo Centro de Tecnología Postcosecha y ampliación de planta

La firma valenciana Citrosol ha inaugurado su nuevo Centro de Tecnología Postcosecha. El nuevo edificio, dotado de laboratorios y de una planta piloto, aspira a convertirse en el referente de su segmento de actividad investigadora a nivel continental.

“Las pérdidas postcosecha de la fruta se estiman entre un 12% y 25%, y nosotros llevamos más de 50 años aportando soluciones a los productores y a los exportadores alargando la vida útil de esa fruta”, ha comentado el director general y científico de la compañía, Benito Orihuel, “primero fueron los cítricos, luego los plátanos, también la fruta de pepita, más recientemente los pimientos y ahora como novedad tomates y aguacates. Seguimos creciendo”

citrosolA la inauguración asistió el presidente de la Generalitat. Ximo Puig, tras firmar en el libro de honor, enfatizó el papel motor de compañías como Citrosol que hacen de locomotoras de desarrollo y progreso económico, además de servir como embajadoras de la Comunidad Valenciana.

Este nuevo Centro de Tecnología Postcosecha se enmarca en un proyecto de mayor envergadura, que cuenta con un presupuesto superior a los 4 millones de euros. Juanjo Febrer, presidente del Consejo de Administración de Citrosol, describió que en este momento se está trabajando en la reforma de varias naves. “Queremos tener todas nuestras nuevas instalaciones a punto para septiembre y de cara al inicio de la nueva campaña”, comentó.

Los laboratorios persiguen la eficacia analítica, respuestas más rápidas, desarrollo de nuevos métodos de diagnóstico (detección de resistencias ‘in vivo’), prevenir la posible aparición de fisiopatías postcosecha en los clientes, y desarrollar nuevos proyectos de investigación.

Los laboratorios cubren la parte superior del edificio. En la inferior se encuentra la planta piloto equipada con reactor de fabricación de emulsiones piloto; drencher piloto, que implementará nuevos desarrollos; unidades de aplicación de línea de tratamiento y cámaras piloto de frigoconservación y desverdización. 

Casi una veintena de investigadores se han instalado ya en este centro, cuya capacidad permitirá a Citrosol seguir aumentando su plantilla científica en los próximos años.

La fábrica de Citrosol está siendo ampliada y una vez acaben las obras contará con una automatización muy superior a la actual. “Duplicaremos la capacidad de producción”, apuntó Benito Orihuel. Se dispondrá de un nuevo edificio de tipología industrial destinado a almacenamiento y expedición de producto acabado. También se está ejecutando un nuevo muelle de carga y una nueva sala de máquinas. Las obras se completarán con la rehabilitación de la nave almacén, la nave taller que se transformará en una nave de materias primas, y además se ampliará tanto la nave de fabricación de producto intermedio como la de producto final.

Suscríbete a nuestra newsletter