La información económica de los líderes

M. Palomar (UA): “El Parque Científico es la punta de lanza de un modelo económico para Alicante”

2016-junio-UA-Lider-Manuel-Palomar-08

Manuel Palomar Sanz, nacido en 1964 en la localidad turolense de Blancas, accedió a su actual cargo en 2012, convirtiéndose en el sexto rector de la Universidad de Alicante desde su creación en 1979, tras Antonio Gil Olcina, Ramón Martín Mateo, Andrés Pedreño, Salvador Ordóñez e Ignacio Jiménez Raneda. Palomar es experto en las tecnologías del lenguaje humano y desarrolla su labor docente en la enseñanza de las bases de datos. Es catedrático de Universidad en el Departamento de Lenguajes y Sistemas Informáticos, doctor y licenciado en Informática por la Universitat Politècnica de València. Profesor de la Universidad de Alicante desde 1991, antes de llegar a rector fue vicerrector de Investigación, Desarrollo e Innovación desde 2005 a 2012. Su labor investigadora se centra en las tecnologías del lenguaje humano, ingeniería lingüística, búsqueda y recuperación de información, producción de resúmenes automáticos, análisis inteligente de la información y minería de textos en general.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

A  comienzos de mayo renovó su mandato convirtiéndose en el primer rector de la Universidad de Alicante que gana las elecciones sin oposición, puesto que ningún otro candidato halló el ánimo o los apoyos suficientes para disputarle el puesto. Algo que Palomar interpreta como signo de que su trayectoria hasta el momento ha sido, por lo general, bien acogida en el campus.

– Pero no es lo mismo llegar a un puesto que revalidar el cargo. En esta segunda etapa, ¿cuáles son las prioridades para el rector de la Universidad de Alicante?

– Eso sí que es cierto: no es lo mismo cuando llegué al cargo hace cuatro años que ahora. Entonces tenía que diseñar un nuevo modelo que resituara a la Universidad de Alicante en los parámetros que yo tenía en mente, ahora creo que la UA está resituada en el aspecto social, en el empresarial, en el aspecto científico y cultural y en el aspecto académico. Ahora tiene que crecer en todos esos pilares pero, por decirlo de alguna forma, el tren está en marcha. Donde tenemos que ajustar más todavía la maquinaria, como dije en la toma de posesión, es en el parque científico, que es la punta de lanza de un modelo económico para la provincia de Alicante.

– ¿Qué tipo de modelo económico?

– Un modelo económico basado en la innovación y el emprendimiento. Además, un parque científico del año 2016, y esto me gustaría destacarlo, nada que ver con una propuesta de hace diecisiete años. La crisis nos ha permitido aprovechar las oportunidades. Y los últimos cuatro años nos han permitido definir un parque científico real, ajustado a los tiempos, y a las necesidades actuales. Estamos creando empresas con un calado innovador, que están creciendo y están dando buenos resultados. Ya digo, la punta de lanza de un modelo. Tengo muchas esperanzas de que eso crezca

2016-junio-UA-Lider-Manuel-Palomar-07

– ¿Cuántas empresas hay ahora implantadas en el Parque Científico?

– Ahora tenemos doce empresas de base tecnológica, que es un número que puede parecer poco, pero hablamos de doce empresas que se han creado por investigadores de la Universidad, que es el mérito, se ha creado aquí dentro. Y tenemos entre cinco y diez empresas más para crear, lo nos lleva al objetivo que he declarado: veinte empresas que estén en el parque y que sean de un valor añadido muy importante para nosotros.

– Qué diferencia hay entre lo que se pensaba en tiempos de Andrés Pedreño que iba a ser y lo que es actualmente.

– Las diferencias principales entre lo que se propuso hace 17 años y la realidad son, primero, que estamos instalando empresas que provienen de iniciativas de investigadores de la UA. Luego, nosotros lo entendemos como una estructura que comparte espacios e instalaciones científicas con nuestros investigadores y un proceso de incubación de empresas de base tecnológica, que queremos que generen negocio; no se trata de una gran instalación, como lo que se planteaba entonces.

– Y ahora se pretende promover en terrenos anexos al campus de San Vicente un Parque Tecnológico. Para quien desconoce el plan, ¿de qué estamos hablando?

– El Parque Científico se ha creado en un terreno que es de la Universidad, no tiene un aprovechamiento; alrededor de esa zona hay muchos metros cuadrados que pertenecen a un conjunto de propietarios y lo que estamos llevando a cabo es un aprovechamiento conjunto de ese terreno a través de un Parque Tecnológico que tiene una diferencia fundamental: ahí ya se pueden instalar empresas ya existentes de alto valor tecnológico, que ayuden al crecimiento de nuevas empresas que estén relacionadas con la Universidad y que aporten valor añadido a un parque científico.

– ¿Qué objetivo se marca a este respecto para dentro de cuatro años?

– Lo que yo veo es que el parque científico esté cubierto al cien por cien con las veinte empresas de las que hablábamos antes y esté desarrollado el proyecto del Parque Tecnológico, la agrupación empresarial que hay que llevar a cabo, y se puedan ya instalar empresas multinacionales o internacionales de gran calado tecnológico. Todo esto debe constituir un modelo empresarial basado en la innovación, que tiene que generar empleo y riqueza, como ya lo están haciendo las empresas en marcha. A mi lo que me gustaría es tener un proyecto ya presentado en los próximos meses que cuente con una agrupación de los propietarios con el horizonte puesto en 2017.

– ¿De cuánto espacio hablamos y qué tipo de empresas acogerá?

– Son alrededor de 650.000 metros cuadrados. La UA es propietaria de un tercio y diversos propietarios privados, sobre todo dos, del resto. La superficie equivale al campus actual, así que pueden instalarse muchas empresas. Nos gustaría atraer tres empresas tractoras de prestigio internacional: una tecnológica, digamos del sector de smartphones, tabletas, etc. que, a su vez atraería a otras de componentes, desarrollo tecnológico; una del sector químico, que es uno de nuestros fuertes; y alguna del sector farmacéutico, que también encajaría con la actividad investigadora que hacemos aquí.

– ¿Existe interés de empresas multinacionales por ubicarse aquí?

– Sí, claro que hay empresas multinacionales que se han interesado. Hay que tener en cuenta que la situación es extraordinaria, junto a la Universidad y su Parque Científico, hay una autovía que te lleva a Valencia por dos salidas, a cinco minutos del aeropuerto, a quince minutos del AVE… la playa, el mar al lado y unas condiciones geográficas para vivir extraordinarias. Eso lo facilita todo.

2016-junio-UA-Lider-Manuel-Palomar-06Campus iberoamericano

– En su toma de posesión, mencionó como proyecto prioritario el desarrollo del campus iberoamericano de la Universidad de Alicante.

– Es otro proyecto que nos debe permitir seguir potenciando todas las iniciativas que tenemos en Iberoamérica, pero de una forma ordenada. Es verdad que ahora tenemos muchas actividades, pero hay que ordenarlas y sacarles más partido. La UA es la primera institución europea que más presencia tiene en Iberoamérica en temas de fortalecimiento institucional, lo dice la Unión Europea en referencia a temas de captación de proyectos. Pero tenemos que trabajarlo, generar sinergias, con una oferta formativa muy ajustada, tanto allí como aquí, tanto presencial como online, y tenemos que tener una vinculación científica, esos son los pilares básicos.

– Entiendo que la UA tiene una antigua relación con Iberoamérica, muy intensa, pero no demasiado planificada.

– Por decirlo de algún modo, se hacen muchísimas actividades en Latinoamérica, pero deberíamos sacarles más provecho. Tenemos una vinculación muy importante, pro ejemplo, con la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, que es una de nuestras cartas de presentación; tenemos el Observatorio Virtual de Transferencia de Tecnología, el Centro de Estudios Mario Benedetti, el Proyecto Habana… una serie de proyectos importantes y además impartimos muchos cursos allí, recibimos muchas visitas de rectores, estamos allí mucho… pero hay que dar un salto de calidad.

– ¿En qué sentido?

– Tenemos que definir un portfolio con unos diez títulos de calidad que cualquiera que vaya a Iberoamérica pueda ofrecerlos en cualquier Universidad y nosotros estemos en condiciones de impartirlos de manera presencial, semipresencial, online… Ahora llega un profesor, se va a Iberoamérica, propone un curso, se hace y ahí queda nuestra relación. Nosotros captamos alrededor de mil estudiantes latinoamericanos al año; nuestro propósito es llegar a los cinco mil.

– Multiplicar la cifra por cinco, ¿es posible?

– Se puede hacer. Con el potencial que tenemos nuestro recorrido está en Iberoamérica. Sin olvidar los proyectos europeos, que nos están generando muchísimos ingresos, así que hay que seguir fomentándolos. Pero tenemos que tener cuatro o cinco sedes físicas en Iberoamérica que nos permitan contar con ese grupo G-5 o G-8 de Universidades que quieran trabajar con nosotros.

– ¿Están definidas las sedes iberomericanas?

– No, aún no. La Habana podría ser una, en México tenemos varios contactos, San José de Costa Rica otra, Colombia, Argentina o Chile otra…

2016-junio-UA-Lider-Manuel-Palomar-02

Responsabilidad social

– Menciona usted como proyecto importante de su mandato el compromiso de convertir la UA en una Universidad socialmente responsable. Explíquenos eso.

– Hablamos de una Universidad socialmente responsable ante la sociedad civil, que es la que nos sustenta. Eso quiere decir que todas las actividades que hacemos aquí se vean entroncadas con la propia sociedad. La UA no puede vivir de espaldas a la sociedad. Y socialmente responsables en todos los terrenos: el económico, el cultural y el social. En lo económico, gracias al Parque Científico; en lo cultural, mediante el proyecto de la red de sedes; y en lo social, somos portadores de manera innata de un conjunto de políticas como la solidaridad, el medioambiente o la igualdad de mujeres y hombres y debemos atender a la diversidad funcional, la diversidad étnico cultural o la diversidad afectivo-sexual. Son un conjunto de políticas que llevamos a cabo constantemente en el contexto de la Universidad, pero debemos trasladarlas además a la propia sociedad. No podemos cerrar los ojos frente a lo que ocurre en barrios de toda la provincia donde existe exclusión social.

– En las últimas semanas han presentado nuevas sedes que se incorporan a una red provincial de sedes universitarias en distintas localidades.

– Hemos llegado a un acuerdo con Torrevieja, Dénia, Elda y Petrer, que son sedes que nos faltaban (ya teníamos La Nucía, Biar, Xixona, Cocentaina, Villena, Benissa…) Su función es llevar la extensión universitaria a toda la provincia, la exportación de cultura, académica y científica a todos los municipios que quieran colaborar con la UA. Estamos viendo que los ayuntamientos son muy receptivos a toda nuestra oferta. En algunos casos son más singulares, Torrevieja tiene mucho interés en el Turismo, otros en otros ámbitos, porque la provincia tiene muchas singularidades. Ahora hace falta que todas las instituciones colaboremos. Nosotros hacemos una amplia oferta cultural y académica, aportamos un importante capital humano y ellos aportan las sedes y una aportación económica que lo haga factible.

– En su primer mandato puso usted énfasis en profundizar las relaciones con el mundo empresarial, ¿qué novedades propone en esa línea?

– Después de cuatro años, tenemos muy claro el objetivo en este campo: el Centro de Empleo y Empleabilidad de la Universidad de Alicante tiene que aunar las iniciativas que llevamos a cabo, en prácticas con empresas, en autoempleo y en estudios sobre la empleabilidad. Debemos hacer esos estudios anualmente, para conocer qué piensan los empleadores de la oferta formativa de la UA y la demanda de graduados que existe en la provincia de Alicante. Saber qué piensan de la formación de las prácticas. No se pueden hacer estudios cada cuatro años.

– ¿La UA sabe hoy día cómo les va a sus alumnos cuando salen de aquí?

– Tenemos datos sobre el tiempo medio que tardan encontrar trabajo nuestros graduados: ocho meses, o el porcentaje de ellos que tienen trabajo y los que están fuera de España, pero son datos muy generales.   

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter