Transporte ferroviario de mercancías: en el furgón de cola

 2016-mayo-PortCastello-Francisco-Toledo-02

Francisco Toledo, presidente de la Autoridad Portuaria de Castellón

– ¿Tiene bien resueltas PortCastelló las conexiones por carretera y ferrocarril?

No. Pocos puertos españoles tiene bien resuelta la conexión ferroviaria y no por culpa de los puertos. Adif no se preocupa de las mercancías, su foco son pasajeros y AVE. De hecho, en los últimos 20 años no ha hecho ni una estación de mercancías y, no solo eso, se va desprendiendo de las que puede.

[masinformacion post_ids=”75095,75112,75125,75133″]

Cuando comparamos la cuota del ferrocarril en el transporte de mercancías con el transporte por carretera, respecto a los países de la Unión Europea estamos en el furgón de cola, a la altura de Irlanda, Chipre, Turquía, Grecia y Luxemburgo. Tenemos el 4,6 % de cuota de transporte por ferrocarril, mientras que la media europea es el 17,8 %, casi cuatro veces más; pero en países más avanzados, como Alemania, la cuota es del 26,5 %. Austria tiene el 48 %. Eso nos supone un incremento tremendo del coste del transporte, porque el ferrocarril es mucho más eficiente y con menor impacto medioambiental y esto se traduce en una enorme merma de competitividad.

– ¿Por qué hemos llegado a esta situación?

Porque las mercancías no votan, pero los que sí votamos debemos tener presente que buena parte de nuestra capacidad de crecimiento está en que haya una mayor cuota de transporte por ferrocarril; por lo menos que alcancemos la media.

Contestando a su anterior pregunta, la conexión ferroviaria del puerto de Castellón es muy mala, con un trazado que recorre el Grao, donde el tren tiene que ir a 20 km/h. Necesitamos una conexión directa con el corredor mediterráneo, que está prevista en la dársena sur. Y también tenemos planteada una conexión desde la autovía con la dársena sur dentro del plan de inversiones.

Los puertos generamos una cantidad de tráfico tremenda y la conexión con el corredor mediterráneo es fundamental en este puerto. Al final, en los puertos se hace un cambio de modo de transporte, del marítimo al terrestre, por lo tanto, un puerto debe tener unas buenas conexiones terrestres, tanto por carretera como por ferrocarril. Si no, tienes una pérdida de competitividad obvia.

– ¿De qué calendario estamos hablando en lo relativo al corredor mediterráneo?

Aquí hay dos cosas: nuestra conexión y el Corredor. Respecto al corredor mediterráneo, creo que nos han vendido pulpo como animal de compañía, porque eso del tercer hilo o tercer carril es un concepto capcioso, porque no incrementa la capacidad de tráfico, sino que, en una de las dos vías de circulación, se posibilita el doble ancho. Nada más. Con esto no van a poder circular más trenes. Por lo tanto, el tercer hilo no soluciona ninguno de los problemas de transporte de mercancías por un corredor que ya está muy saturado con el transporte de pasajeros.

El corredor mediterráneo necesita que se haga el ancho internacional, desde luego, pero garantizando una infraestructura para el transporte de mercancías, además del transporte de personas. De hecho, eso es lo que estaba adjudicado, pero cuando formó Gobierno el señor Rajoy, eliminó los cinco tramos que estaban adjudicados e incorporó el concepto del tercer hilo. Por eso, la iniciativa auspiciada desde el Consell de aglutinar a toda la sociedad valenciana reivindicando ese corredor mediterráneo de mercancías, me parece fundamental. Se tarde lo que se tarde. Si ahora podemos hacer 50 km, pues que se vayan haciendo, pero hagámoslo bien.

Por lo que se refiere a la conexión del puerto de Castellón con el corredor mediterráneo, en este momento ya tiene la declaración de impacto ambiental y está pendiente de que Adif adjudique la redacción del proyecto. Este tiene que hacerse en un año y hay 1,6 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado para que se haga, pero pasan los meses y no la adjudican. Casi todas las semanas nos interesamos por el tema.

– ¿Y mientras tanto?

Está prevista una estación intermodal de ferrocarril de kilómetro y medio, que Villarreal también la reclama. Habrá que determinar con criterios técnicos dónde se ubica, tal como ha dicho la Conselleria, porque dicha estación no tiene que ir a dónde se hace más ruido mediático, sino dónde tiene más sentido. En previsión de que dicha estación venga junto al puerto, en el plan de inversiones hemos dotado 15 millones de euros, que es lo que cuesta construirla, para que cuando se adjudique, si viene aquí, la podemos hacer.

Y tenemos también el tema de Parc Castelló, proyecto que se anunció en 2003 por la Conselleria cuando la dirigía Fernando Castelló. Estaban previstos 100 millones de euros para comprar los terrenos y urbanizar, pero los propietarios del suelo pidieron más de lo que ofrecía Conselleria, y después de contar los votos que le podía costar la iniciativa al Consell, el proyecto acabó en el cajón. Se tomó una decisión muy irresponsable políticamente, al priorizar un puñado de votos en lugar del desarrollo urbanístico e industrial.

El caso es que, si entonces se ofrecían 22 euros el metro, ahora te lo venden por 18. Por lo tanto, es el momento de aprovechar esta situación para redefinir el proyecto y ubicar aquí la mayor zona de generación de empleo y de expansión económica de Castellón.

Suscríbete a nuestra newsletter