La Generalitat toma medidas para reconstruir el sector audiovisual de la Comunidad Valenciana

El cierre de RTVV supuso un duro golpe para el sector audiovisual de la Comunidad Valenciana, un sector que en en 2008 suponía el 7,3% del sector nacional en términos de empleo y que en la actualidad es del 1,4%, con una reducción del 20% en el número de empresas, según el informe del Ivie, “El servicio público audiovisual de la Comunitat Valenciana. Aspectos económicos”.

La caída de actividad entre 2008 y 2014 ha sido brutal en el sector, especialmente en Castellón y Valencia, provincias en las que la facturación ha caído un 62% y un 73,7% respectivamente.

2014-junio-Jose-Domingo-Monforte-RTVV

Fuentes del Consell admiten que la reapertura de un servicio público audivisual, se llame finalmente como se llame, serviría en gran medida para reactivad el sector audivisual, un sector que en algunos nichos de mercado -como es el de los dibujos animados- goza de un bien ganado prestigio. “Es  absurdo -señalaron las fuentes oficiales- que aquí se estén produciendo dibujos animados de éxito y que no podamos verlos”.

 

La puesta en marcha de este sector público audiovisual pasa por, además del estudio de los aspectos económicos, la legislación. En este sentido, Les Corts han elaborado un anteproyecto de Ley que ya se ha sometido al dictamen del Consell Juridic Consultiu, que en general ha sido favorable, aunque contiene algunas matizaciones que se podrán incluir en el trámite parlamentario, si así se estima.

Efectos económicos

El informe del Ivie hace hincapié en el efecto tractor de la radiotelevisión pública valenciana y estima que por cada millón de euros de gasto, la renta de la Comunidad Valenciana aumenta en 0,9 millones y genera o mantiene 25 puestos de trabajo. El estudio advierte también sobre la inversión necesaria para la puesta en marcha del servicio, teniendo en cuenta la situación financiera de la Generalitat, que supondrá una seria restricción.

El Ivie sostiene, haciendo un estudio sobre el coste y la población en otros servicios audiovisuales autonómicos, que la inversión necesaria para la puesta en marcha del servicio se estima en 51 millones de euros al año, una inversión que generaría 46 millones de renta y 1.275 empleos entre directos, indirectos e inducidos.

Por todo ello, el Ivie concluye que una nueva radiotelevisión pública debería tener en cuenta los cambios tecnológicos que se han producido y que también influyen en los hábitos de la población; el efecto arrastre que la radiotelevisión pública tiene sobre el sector en la Comunidad Valenciana en las producciones externas; que contribuya a la vertebración del territorio y la difusión de la lengua, la cultura y las señas de identidad valencianas y, por último, que se cree a partir de un modelo flexible y eficiente, financieramente sostenible en el estado actual de las finanzas públicas.

Segunda mitad del año

Los órganos políticos autonómicos han venido trabajando en la reactivación de la radiotelevisión pública valenciana y, de hecho, han realizado dos consultas de mercado para conocer la posible oferta de programas y de contenidos de ficción y documentales, tanto de producto terminado como de proyectos. En ambos casos, los criterios de valoración tendrán en cuenta la calidad, la innovación, la difusión de la lengua y la cultura valencianas, el presupuesto económico y los efectos sobre la recuperación del sector audiovisual. 

De hecho, los actuales presupuestos de la Generalitat han dotado con 29 millones de euros una partida para la reactivación del servicio público audiovisual, de los que 15 millones se destinarían a la compra y/o producción de contenidos; 5 millones de inversión en puesta en marcha de la televisión y adaptación a los nuevos sistemas de imagen en HD y el resto para la contratación provisional de personal.

Fuentes de la Generalitat señalaron que, si todo marcha debidamente, en la segunda mitad de año se podría disponer ya de un servicio en pruebas que iría poco a poco añadiendo contenidos.

De hecho, toda la tramitación se está realizando por el procedimiento de urgencia. La proposición de Ley se aprobó el pasado 10 de mayo y se publicó en el Boletín Oficial de Les Corts el 13 de mayo, el mismo día que se remitió al Consell Juridic Consultiu, que emitió su dictamen en el día de ayer, 18 de mayo. Un dictamen favorable, con matices, pero que incluye dos votos particulares aduciendo la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, en un caso, y la necesidad de esperar la sentencia sobre el ERE que debe pronunciar la Audiencia Nacional, en otro.

Más que una radiotelevisión pública

La regulación del sector audiovisual va más allá de la recuperación del servicio público. En este sentido, la fuentes citadas recordaron que todavía quedan algunas adjudicaciones de frecuencias de tdt, pero que también es necesario hacer un inventario de televisiones que están emitiendo sin ningún tipo de licencia, incluso cientos de emisoras de FM.

También se pretende hacer un registro de de prestadores de servicios audiovisuales, que incluya accionariado, proveedores, etc … Incluso realizar una recopilación de todo el material audiovisual público para la creación de un archivo en el que se ponga a disposición de público fotografías, audios y vídeos.

La falta de un marco normativo provoca, adujeron las fuentes, inseguridad jurídica, lo que se quiere evitar con la regulación del sector audiovisual de la Comunidad Valenciana. 

Suscríbete a nuestra newsletter