Emprendedores

Presidente Círculo de Economía de Alicante

2016-abril-OPI-Circulo-Economia-Javier-FurUna de las focalizaciones fundamentales del Círculo es el apoyo y promoción de nuevas vocaciones empresariales, mediante la colaboración con las universidades y la extensión a nuestra zona de las mejores prácticas empresariales a través de nuestra pertenencia a la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (Cede).

En España estamos convencidos de que somos creativos y realmente lo somos, pero nos cuesta mucho transformar esa creatividad en innovación, aplicar esa creatividad al diseño y mejora de productos y servicios que faciliten la vida a las personas; en transformar esa creatividad en ventajas competitivas para nuestras empresas.

Sin embargo estudios recientes (informe Young Business Talent) muestran que los jóvenes españoles son los europeos con más interés en ser funcionarios como mejor opción de futuro con un 32 %, muy por encima del resto de los países del sur de Europa. Y somos también los que tenemos menos iniciativa emprendedora, un 36 % menos que los italianos que son los que más quieren emprender con un 58 %, cuando, como apuntaba Paulo Coelho en El Alquimista, “el mundo está en manos de aquellos que tienen el coraje de soñar y correr el riesgo de vivir sus sueños”.

El problema ahora es que la innovación es imprescindible para tener éxito en este mundo en continuo cambio, en este denominado mundo Vuca (en inglés “Volátil, Incierto, Complejo, Ambiguo).

Las cosas cambian a tal velocidad que prácticamente lo único cierto es que mañana serán diferentes a como las conocemos hoy. Y esto afecta de manera muy importante a la gestión de las empresas. Parafraseando a Quino (Mafalda), “cuando sabía todas las respuestas, me cambiaron todas las preguntas”.

La creatividad y su transformación en innovación ética aplicada es lo único que puede hacer a las empresas sostenibles en el tiempo. La innovación como orientación cultural básica es, por tanto, fundamental en las empresas de hoy, tanto en las de nueva creación como en las ya establecidas porque las grandes ideas son capaces de poner en marcha una empresa de éxito, pero solo las personas pueden hacer ese éxito sostenible en el tiempo.

Tanto los emprendedores, entendidos como las personas capaces de imaginar, diseñar y construir un proyecto empresarial de éxito, como los intraemprendedores, los que son capaces de innovar en el seno de la empresa, son la clave de la creación de valor futuro. Innovación en productos, servicios, clientes, procesos… es equivalente en este tiempo a competitividad, y eso tenemos que hacerlo entre todos en la empresa.

Y de eso hablamos cuando nos referimos al emprendimiento, aunque es verdad que desde una realidad cambiante impulsada fundamentalmente por la tecnología que está en la base de la globalización.

Hoy hablamos de internet en los negocios, pero no debemos olvidar que internet, en general, no es el negocio sino el canal; y que los negocios sostenibles, al final, son como siempre han sido: con clientes satisfechos, empleados comprometidos, procesos eficientes, impacto social positivo, a partir de un liderazgo inspirador y ejemplar; trabajando en equipo; anticipándonos o al menos adaptándonos con rapidez a esta realidad cambiante.

Encajar perfectamente emprendimiento e internet, o mejor aprovechar las ventajas de la Red para poner en marcha nuestra idea de negocio es un excelente primer paso. Transformar esa forma de trabajar en un rasgo cultural de nuestra empresa, el paso definitivo.

Suscríbete a nuestra newsletter