El Gobierno valenciano presenta su “hoja de ruta” para cambiar el modelo productivo

baja

El Gobierno valenciano ha aprobado un marco referencial, el llamado “documento de Elche” como hoja de ruta para transformar el modelo económico de la Comunidad Valenciana. El objetivo no es otro que aumentar la productividad de nuestro territorio y con ello la renta per cápita de los valencianos que en la actualidad está “doce puntos  por debajo de la media de España”, tal y como ha señalado el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, con la intención de mejorar la calidad de vida y el bienestar de todos los valencianos.

El documento, que se deriva del Acuerdo del Botánico que ya instaba a desplegar un nuevo modelo productivo para apuntalar la salida de la crisis, parte de un análisis DAFO de la situación económica (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades) para fijar siete retos: mejorar el nivel de bienestar (renta per cápita), generar más y mejores puestos de trabajo, fortalecer la competitividad empresarial, incrementar el nivel de formación, mayor equidad social, sostenibilidad también en términos medioambientales y recuperar la confianza no solo en la economía valenciana, sino también en la Generalitat.

Para lograrlos el factor determinante será la productividad, aumentar el valor añadido de todas las actividades, lo que requiere a su vez establecer e impulsar diez líneas estratégicas: innovación; transformación de la estructura productiva; inversión y mecanismos de financiación empresarial; formación con políticas activas de empleo y cultura emprendedora; economía social; competitividad, internacionalización y crecimiento empresarial; infraestructuras de conectividad y logística y calidad institución. A estas líneas hay que añadir dos más transversales a toda la estrategia: igualdad e inclusión social, y equilibrio medioambiental y territorial.

“Esta es la senda por la que quiere ir el Gobierno valenciano, lejos de la improvisación nos marcamos una hoja de ruta que tendrá prioridad presupuestaria”, ha manifestado Soler. Eso sí, a falta del nuevo modelo de financiación autonómica por parte del ejecutivo nacional, el conseller no ha podido precisar ni la cantidad de recursos con los que se dotará este plan, ni si será 2017 el año de su verdadero impulso. “Nuestro objetivo es que al final de la legislatura, los 20 proyectos tractores que contempla el nuevo modelo estén en marcha o, cuanto menos, en un estado muy maduro para su implementación”.

Proyectos_tractores

Algunos de los 20 proyectos tractores, ya se encuentran en un estado muy avanzado, según ha detallado también el conseller de Economía Sostenible y Sectores Productivos, Rafael Climent como la propia Agencia Valenciana de la Innovación, cuyo borrador de ley pasará en los próximos días a las Cortes para su estudio, debate y aprobación final.

Climent ha recalcado, que este es un plan de referencia “desde el rigor y la coherencia, pero abierto a la participación y al debate” de todos los agentes sociales, empresas, trabajadores, centros de investigación, universidades, grupos políticos, sociedad civil,… de tal modo que desde el consenso se pueda dar lugar a una Declaración Institucional que siente las bases del nuevo Modelo Económico. Un modelo, según el conseller, donde el sector primario y secundario lleguen a generar el 20% del PIB  de la Comunitat “porque como territorio ya lo conseguimos anteriormente”.

Para el conseller Soler, lo importante del plan es que fijará objetivos operativos e indicadores de seguimiento  y evaluación de las actuaciones que se establezcan según los proyectos tractores  para valorar su grado de cumplimiento, “no será este un documento que se quede en los cajones”, ha resaltado el conseller.

Suscríbete a nuestra newsletter