AVA: Definición de una hoja de ruta para 20 años

Cristobal Aguado

Cristobal Aguado

El advenimiento de la democracia en España abrió la posibilidad al desarrollo del asociacionismo en todos los ámbitos de la sociedad”, rememora Cristóbal Aguado, presidente de AVA al recordar los orígenes de la organización. “Los agricultores siempre tuvimos claro que queríamos apostar por un asociacionismo agrario de corte europeo, capaz de defender los intereses del campo y la ganadería y, al mismo tiempo, poner a disposición de los agricultores y ganaderos todos los servicios que precisaran”, puntualiza.

[masinformacion post_ids=” 72799,72801,72808,72823,72828″]

Sus rasgos

En estos momentos, AVA cuenta con cerca de 20.000 asociados, integra 30 sectoriales, a la Fundación Agricultura y Medio Ambiente de la Comunidad Valenciana (Fuvama) a la Asociación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural (Avamfar) y a la Asociación Valenciana de Agricultores Mayores (Avam). Además, –describe– “nos hemos embarcado en un proyecto de futuro como es la finca Sinyent de experimentación agraria con la que pretendemos favorecer la apuesta de los agricultores por la innovación”.

Objetivos

Entre los principales retos de AVA se encuentra el de “seguir mejorando como organización para poder ofrecer a los asociados las mejores respuestas a sus necesidades”, subraya Aguado. Desde el punto de visto político, la asociación defiende la necesidad de que todos los partidos alcancen un gran pacto, más allá de los colores partidistas, que haga posible trazar una hoja de ruta que marque las directrices que debe seguir la agricultura valenciana durante los próximos veinte años. “Es preciso sentar las bases que frenen la sangría que vive el sector y que se ha cobrado la friolera de 160.000 hectáreas de tierras de cultivo abandonadas. Para lograrlo hace falta capacidad de diálogo, amplitud de miras y voluntad política”, subraya el dirigente agrario.

Suscríbete a nuestra newsletter