Nu2 se abre paso en el derecho bancario y de los mercados financieros

2016-febrero-NU2-Abogados-equipo-03

Juan Llatas y José Antonio Alcantud, en el centro de la imagen, junto al resto del equipo

La firma de abogados Nu2, que acaba de inaugurar sus nuevas instalaciones en el centro de Valencia, incide en la importancia de contar con una asesoría jurídica experta y alienta a considerar el compliance, desde una perspectiva global que, más allá de los programas de prevención de delitos, abarque aspectos relacionados con la RSC o el Buen Gobierno de las sociedades.

Mantener una “muy buena sintonía” y avanzar desde el conocimiento y la experiencia que otorga haber trabajado codo con codo durante años, llevó a Juan LLatas y José Antonio Alcantud a dar el paso de constituir Nu2 Abogados. La joven firma, especializada en derecho bancario y de los mercados financieros, aglutina todo el saber hacer de ambos profesionales que, antes de impulsar un proyecto común, ejercieron en primera línea en la entidad financiera valenciana de referencia, Bancaja.

[masinformacion post_ids=”68793,68798,68804″]

Con unas recién inaguradas instalaciones en el centro de Valencia (Conde Salvatierra, 23) y con oficina también en Madrid (Castellón, 82), explican que su vocación y apuesta es nacional.

Su modelo estratégico: Especialización

En un mercado altamente masivo y competitivo, ambos abogados consideran que la especialización es clave.

Centrados en la prestación de servicios jurídicos bancarios y de los mercados financieros desde una perspectiva amplia, abarcando la defensa, la mediación y el asesoramiento desde un conocimiento profundo de la regulación financiera, de los contratos bancarios y de los canales de contratación, así como de las formas de proceder en las relaciones banco-cliente, Nu2 se considera altamente competitivo en este segmento. “Puedes tocar de oído o haber ido al conservatorio. El derecho bancario no se limita solo a saber si puedes demandar a una entidad por un producto de inversión o si puedes hacer una ejecución hipotecaria… es mucho más amplio. Hay que conocer las directivas europeas que regulan la solvencia de las entidades de crédito o la naturaleza jurídica de los contratos bancarios o el entramado regulatorio nacional y supranacional, etc. para actuar desde el rigor”, admite Juan Llatas, socio director de la firma.

Asímismo, Nu2 abarca todas aquellas disciplinas jurídicas, colaterales a esta actividad principal como son la litigación, la gestión de insolvencias y el derecho concursal o el inmobiliario.

A dicha especialización se le suma una decidida apuesta por nuevas disciplinas como el compliance –“en el que venimos trabajando casi un año”, reconoce Alcantud–; el derecho de las NNTT; la prevención del blanqueo de capitales y protección de datos o la mediación y el derecho deportivo y del juego, entre otros.

2016-febrero-NU2-Abogados-Llatas-AlcantudDesde Nu2 reconocen que su visión y enfoque profesional del compliance o cumplimiento normativo, lo es tanto desde la perspectiva de la implementación de planes de prevención de riesgos penales, como desde una óptica más amplia que abarcaría el asesoramiento o consultoría de las empresas en disciplinas jurídicas transversales distintas de los delitos, como son la Responsabilidad Social Corporativa, la Gobernanza Fiscal y las Buenas Prácticas asociadas a la cultura corporativa de la empresa. “Son cuestiones todavía muy poco implantadas o asumidas por el tejido empresarial y por los prestadores de servicios, pero que poco a poco empiezan a calar”, explica el joven socio.

“Este enfoque del cumplimiento normativo va más alla de circunscribirnos a la parte penal que es la que exige el programa de prevención que regula el Código Penal, porque en el fondo tanto las sociedades como sus administradores están sujetos a una diversidad de modalidades de responsabilidad que sería absurdo preocuparnos solo de las penales y no de las sociales, civiles, administrativas,… o de las que se derivan incluso de la reforma de la Ley de Sociedades del capital que es de finales de 2014”, expone Llatas.

“Concentramos nuestos esfuerzos –a través del proyecto compliance, concreta LLatasen crear unos pilares solidos en la cultura corporativa empresarial para que errores del pasado no vuelvan a producirse. Estamos en la época de la letra C, que implica Colaboración/Cooperación a la hora de implementar proyectos multidisciplinares; Constancia, porque no hay negocio, proyecto o empresa sin bases sólidas ni esfuerzo; y Capacidad de adaptación y Coraje, para cambiar las inercias y adaptarse con madurez a los cambios”. Por último el abogado señala la Cultura del Cumplimiento, “estamos ante una filosofía y una forma distinta de trabajar, hacer negocios e interactuar en la sociedad. La crisis ha ‘destapado’ a quienes han incumplido principios éticos y normas jurídicas de actuación, por lo que hay que diseñar los proyectos desde la voluntad efectiva de cumplir con los requerimentos legales y éticos, pues de lo contrario el mercado te expulsa”, subraya Llatas.

“Consideramos que no es un reto complicado, sino un acierto rentable, fructífero e inmediato para las empresas y para quienes trabajan en ellas”, alienta Alcantud, quien recomienda apoyarse en expertos para desarrollarlo.

Como una de las fortalezas de Nu2 Abogados, Alcantud menciona la gestión del conocimiento, la formación y la constante adaptación a los cambios que se producen “es una exigencia que nos autoimponemos para poder prestar nuestros servicios con unos estándares de calidad elevados, adaptando también nuestras formas de prestar el servicio (de ahí nuestra apuesta por las nuevas tecnologías, la digitalización, la visibilidad en redes sociales, etc.)”.

De hecho, la firma ha desarrollado una aplicación informática para que cualquier cliente pueda acceder desde su casa o dispositivo móvil a su expediente y conocer cómo se encuentra cualquier proceso en tiempo real.

Además, parten de la idea de que es   “ineficiente compartimentar los servicios que necesita un cliente”, por ello no descartan establecer alianzas entre prestadores de servicios si fuera necesario.

Como prioridades apuntan a la consolidación y el crecimiento del despacho. Ya cuentan con distintos clientes tanto del mundo empresarial como del sector bancario del que proceden (fundamentalmente services o plataformas de gestión de activos financieros inmobiliarios). “Las perspectivas son favorables, también porque en materia bancaria se están transformando las formas de ‘hacer’ y contratar entre las entidades financieras y los clientes, la banca digital ha impuesto un ritmo trepidante y, en consecuencia, también se ha de transformar la forma de asesorar a entidades y a clientes, y ahí es donde queremos jugar un papel relevante”, reconocen los socios del despacho.   

Suscríbete a nuestra newsletter