La información económica de los líderes

El Colegio de Economistas inaugura su sede rehabilitada

2016-febrero-Colegio-Economistas-Alicante-sedeCon esta reforma, además de conservar el patrimonio de la ciudad, el nuevo edificio del Colegio Oficial de Economistas de Alicante dispone de un gran espacio que solventa las necesidades del colectivo de economistas y cuenta también con la tecnología más vanguardista y accesible. La rehabiltación es obra del arquitecto alicantino Alfredo Payá.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

El Colegio Oficial de Economistas de Alicante inauguró, el pasado 11 de febrero su nueva sede, tras la rehabilitación integral del edificio de San Isidro n.º 5 donde se ubica desde 1989. Con la reforma de este inmueble histórico de finales del siglo XIX, obra del prestigioso arquitecto alicantino Guardiola, se ha conseguido construir un gran espacio que solventa las necesidades del colectivo, adecuado a la tecnología más vanguardista y accesible; contribuyendo, al mismo tiempo a conservar el patrimonio de la ciudad.

Así pues, la nueva sede mantiene la antigua fachada –singular testimonio de la arquitectura de Alicante–  y renueva por completo su interior, compuesto de seis plantas y estructurado en torno a un patio central que provee a todas las estancias de luz natural y vistas hacia el exterior.

El decano de los economistas alicantinos, Francisco Menargues, acompañado por el presidente del Consejo General de los Economistas, Valentín Pich, fue el responsable de conducir el acto de inauguración al que asistió el alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, profesionales del sector y una amplia representación de la sociedad. Durante el evento se realizó una visita guiada por el edificio y se proyectó un video que resumía las distintas fases de la obra.

El Colegio de Economistas firmó en 2008 un convenio de colaboración con el Colegio de Arquitectos, al objeto de convocar un concurso de ideas para la rehabilitación de su sede colegial. Se presentaron 37 proyectos, resultando ganadora por unanimidad la propuesta “Miradas o cómo hacer que un edificio se abra a su entorno”, del arquitecto alicantino Alfredo Payá Benedito. “Que se tratara de un arquitecto local fue una suerte, algo totalmente fortuito, porque los trabajos se valoraron de forma completamente anónima, ya que tuvimos gran interés en que el proceso se realizara con total transparencia”, explica Francisco Menargues (Elche, 1959), decano-presidente del Colegio de Economistas de Alicante. El 7 de junio de 2012 tuvo lugar el acto de colocación de la primera piedra de la sede, depositando en los cimientos del edificio la urna que simbolizaba el inicio de una nueva etapa para este colectivo profesional.

2016-febrero-Colegio-Economistas-Alicante-sede-inauguracion

De izda. a dcha., Francisco Menargues, Gabriel Echávarri y Valentín Pich

El Colegio de Economistas de Alicante se constituye en abril de 1979. Hasta esa fecha, era una delegación del Colegio de Valencia. “Nuestra profesión es relativamente joven”, puntualiza Menargues. “Nuestra primera sede estaba en la calle Pintor Cabrera 22, hasta que en 1988 se adquirió la sede actual, en la calle San Isidro, donde entonces estaba el Colegio de Médicos”. Desde entonces pervive una buena relación entre ambas instituciones, hasta el punto de que durante los casi cuatro años que el edificio de San Isidro ha permanecido en obras, los economistas alicantinos han sido “acogidos” en la sede que los médicos poseen en Vistahermosa.

La sede de la calle San Isidro, en pleno casco antiguo de la ciudad, a escasos metros de la Rambla de Méndez Núñez, “se quedó antigua, es un edificio de 1891 que ya no reunía las condiciones para prestar un buen servicio a los colegiados; ni siquiera cumplía la normativa de accesibilidad, no tenía ascensor , había humedades, e incluso había plantas sin utilizar porque la estructura de madera no soportaba demasiado peso”. La falta de espacio obligaba a alquilar salones o aulas externas para realizar las actividades de formación, “que son esenciales para nuestra institución”, explica Menargues. Tras un periodo en el que se evaluó la posibilidad de construir otro edificio en las afueras, la opción escogida fue demoler por completo el interior del inmueble, respetando el exterior, con el objetivo de combinar la fachada clásica con unas instalaciones y un diseño muy modernos.

2016-febrero-Colegio-Economistas-Alicante-sede-inauguracion-03

Realizar ese tipo de obra en un un edificio de apenas cien metros de planta ha acarreado dificultades que han prolongado la ejecución de los trabajos. A esa circunstancia se unió otra que acostumbra a suceder cuando se excavan los cimientos de cualquier inmueble en el núcleo histórico de Alicante: la aparición de restos arqueológicos que fue necesario datar y catalogar antes de proseguir. Todo ello ocasionó una demora significativa, puesto que si la primera piedra se colocó en junio de 2012, la empresa constructora no pudo dar por finalizada la obra hasta finales de 2015.

Una vez inaugurado, el decano de los economistas alicantinos explica las ventajas que aporta el nuevo edificio a sus cerca de 1.800 colegiados. “En primer lugar, nos permite ofrecerles un mejor servicio, les proporcionamos un lugar donde poder reunirse, ya que hemos habilitado una planta para que puedan reunirse con sus clientes”, afirma Menargues. “Además, ahora disponemos de un espacio propio para poder impartir la formación y para que se reúnan las distintas comisiones de trabajo que tenemos: fiscal, concursal, mediación, auditoría, etcétera”. El hecho de que la puesta en funcionamiento de la sede y la rehabilitación de un edificio significativo ayuden a “revitalizar el casco antiguo de Alicante”, es para Menarguesuna gran satisfacción”.    

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter