La información económica de los líderes

La Universidad Europea alcanzará los 4.000 estudiantes antes de 2020

2016-enero-UEV-PremiadosE3-Jose-Enrique-Fernandez

UEV, Premio Economía 3 Liderazgo Académico Valencia

La Universidad Europea de Valencia (UEV), reconocida por Economía 3 en la provincia de Valencia por su Liderazgo Académico, ha sido capaz de doblar el número de estudiantes y empleados los últimos cuatro años. Su meta está en una formación académica de excelencia que dote de alta empleabilidad global al alumno.

Para la Universidad Europea de Valencia (UEV) es un motivo de “gran satisfacción” recibir este reconocimiento al Liderazgo Académico otorgado por una revista “referente” en la Comunidad Valenciana. “Este premio nos anima a seguir trabajando con pasión en nuestro modelo académico centrado en el estudiante y en su formación integral y global”, confirma su rector, José Enrique Fernández del Río.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

La UEV comenzó su andadura en 2008, adscrita a la Universidad Europea de Madrid, “después de una etapa intensa, rigurosa y de compromiso con la Comunitat, se aprobó en Les Corts la Ley de reconocimiento de la UEV, a finales de 2012. Desde entonces estamos integrados como universidad del sistema valenciano universitario”, resume Fernández del Río. De Valencia, el rector valora que sea una ciudad “abierta al mundo, con excelentes comunicaciones y con un clima incomparable”, lo que la convierte en un polo de atracción internacional. “Esto nos ayuda a crear un ambiente multicultural en el aula, verdaderamente global y con diversas nacionalidades”.

En los últimos cuatro años, la UEV prácticamente ha duplicado el número de estudiantes y empleados. “Ya contamos con cerca de 2.000 estudiantes y 250 empleados (entre profesores y personal de administración y servicios). Nuestra previsión es mantener la tendencia en los próximos cuatro años”, detalla.

La prioridad de la UEV es proporcionar a los estudiantes una formación académica de excelencia para dotarles de una alta empleabilidad global. “Para ello, nos apoyamos en un modelo académico innovador, en el que las metodologías activas juegan un papel clave, especialmente el aprendizaje experiencial basado en proyectos, y que podemos aplicar de la mano de instituciones y empresas de la Comunitat. También supone un valor, pertenecer a Laureate, la red de universidades más grande del mundo, al provechar el conocimiento generado en sus más de 80 universidades distribuidas por los cinco continentes. Finalmente, y probablemente lo más importante, trabajamos para configurar un claustro –en el que el 50 % son profesionales en activo– que siente pasión por esta bella y compleja profesión que es la de ser profesor universitario en el s. XXI. Un claustro que, a través de planes de reciclaje anual, está a la vanguardia de la innovación educativa y se sensibiliza con la nueva escala de valores y de interrelación de nuestros estudiantes, siendo capaz de estimularlos para hacer realidad, en cada uno de ellos, su mejor yo”, explica el rector de la Universidad.

2016-enero-UEV-PremiadosE3-instalacionesEl alumno en el centro

En este sentido, el reto está en formar profesionales comprometidos con la sociedad que sean capaces de desarrollar su actividad profesional en un contexto global. “Para ello, comenzamos con una inmersión gradual en inglés, que se convierte en estructural. Simultáneamente, el aprendizaje de conocimientos técnicos de la profesión se combina con el desarrollo de competencias transversales y valores, lo que conduce a una formación integral del estudiante. Dotar a nuestros estudiantes de las competencias necesarias para enfrentarse al mercado laboral es vital para asegurarnos que, una vez abandonen las aulas, van a poder trabajar en cualquier parte del mundo”.

Entre las competencias que menciona Fernández del Río destacan la adaptación al cambio, la flexibilidad, la creatividad, la iniciativa, el liderazgo o la capacidad para innovar. “Nuestros egresados deben saber gestionar sus emociones, desenvolverse en proyectos de equipo, dominar las habilidades comunicativas en distintos idiomas y, además, tener una visión global para abordar con éxito los desafíos de nuestra era”.

Finalmente, desde la UEV apuestan por formar profesionales que estén comprometidos con la sociedad y que contribuyan, desde un comportamiento ético en su profesión, a conformar una sociedad más próspera y justa.

Siendo conscientes de que todo es mejorable, la UEV se siente satisfecha con el nivel de empleabilidad de sus titulados. “Al año de haber terminado sus estudios, el 89 % de nuestros titulados (grado y posgrado) están trabajando”, asegura el rector. Por su experiencia, el perfil más demandado por las empresas de la Comunitat es el de un graduado con habilidades de gestión, entre las que destacan las habilidades de ventas y comerciales. También hay una alta demanda de titulados con un MBA y con capacidad para dirigir personas. Así recuerda Fernández que todos los trabajos fin de grado del área de empresa requieren la realización de un plan de empresa propio.

Calidad Vs Rentabilidad

Siendo que las universidades públicas vienen reclamando de forma reiterada mayores recursos y financiación para llevar a cabo su labor, la UEV como institución privada, ¿cómo trata de hacer compatible su apuesta de calidad y servicio público con la rentabilidad propia que se le requiere cualquier empresa? “Efectivamente ofrecemos un servicio público sin coste alguno para la Hacienda pública. Y nuestro objetivo es ofrecer un servicio de alta calidad. La clave para alcanzar el equilibrio entre calidad y rentabilidad está en liderar con pasión y ser eficientes con los recursos. Es decir, se trata de hacer más con menos, manteniendo la eficacia. Aforismo de uso común en el sector privado”, subraya José Enrique Fernández del Río.

De ahí que sus objetivos a corto plazo pasen por seguir aportando valor a la Comunitat a través de la transferencia de conocimiento a la sociedad, en especial por medio de la responsabilidad social y en colaboración con otros agentes sociales y la innovación. En este sentido, la Universidad Europea ha definido unos centros de excelencia en torno a los cuales articular la investigación. Uno de esos centros se focaliza en la innovación educativa. “En dicho centro, un grupo de profesores de nuestra universidad ha conseguido este año financiación a través de un proyecto competitivo en la red Laureate, para estudiar, de manera experimental, los beneficios de la gamificación (dinámicas propias de los juegos) en el aprendizaje del inglés. Este es un ejemplo de innovación para seguir incrementando el valor diferencial de nuestros programas”, indica el rector.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter