El empowerment

Empowerment: ¿Qué es y cómo puede ayudarte a mejorar tu organización?

Tener tu propio negocio y ser el único que toma decisiones conlleva una gran responsabilidad y consume una cantidad de tiempo que no se recuperará. Debido a esto muchas empresas han adoptado la metodología empowerment como parte de su estrategia. El término empowerment no tiene otro significado que dar potestad a otros miembros del equipo para que sean dueños de su trabajo. De esta forma, la toma de decisiones no recaerá solo en una persona, sino que se realizará a través de un equipo.

¿Qué es el empowerment?

La metodología del empowerment o empoderamiento es una técnica que permite transmitir el poder o la autoridad a los trabajadores o a un equipo concreto de trabajo. Así podrán tomar decisiones o ejecutar tareas sin necesidad de tener que esperar la aprobación de la persona que está por encima.

La traducción literal de este término sería algo así como “dar poder”, una estrategia que se aleja de lo tradicional y que da confianza a los trabajadores.

Principios del empowerment

El método empowerment se basa en cuatro principios fundamentales que consiguen ese empoderamiento en el equipo:

Poder: para que esto realmente funcione, se tendrá que delegar y dar poder en los diferentes niveles de la empresa. Es imprescindible dar total libertad para la toma de decisiones.

Motivación: es de vital importancia reconocer el trabajo bien realizado por parte de esos trabajadores. Esto provocará un aumento de autoestima y una mayor productividad.

Desarrollo: para evolucionar y no quedar anticuado, es necesario estar en continúa formación, y esto es algo que se deberá transmitir a los trabajadores para que puedan mejorar y desempeñar su trabajo lo mejor posible.

Liderazgo: a pesar de que en un proyecto siempre hay un líder, es importante recordarles a aquellos trabajadores más capacidades que pueden ser sus propios líderes y que pueden tomar decisiones importantes en momentos específicos.

¿Qué beneficios aporta a la empresa?

El hecho de usar esta metodología de trabajo ofrece grandes ventajas, especialmente para la productividad de los trabajadores:

  • Mayor motivación de los empleados
  • Una mayor confianza en el liderazgo
  • Mejora de la creatividad en los trabajadores

Todo esto se proyectará como un aumento en los beneficios de la empresa. Puesto que, si el clima de trabajo es bueno, el rendimiento de los trabajadores también lo será.

Cómo aplicarlo en tu organización

Aplicar la metodología empowerment puede resultar difícil si no has delegado nunca tu trabajo, pero es algo necesario para que puedas recuperar tu tiempo y tu salud mental.

Pide al equipo que comparta sus opiniones, esto le hará sentir confianza y libertad para hablar de lo que les gusta y de lo que no. Además, es una buena forma de cambiar la organización de la empresa para motivar a los trabajadores.

Reconoce los méritos de todos los empleados, esto les motivará a seguir creciendo en la empresa.

Ofrece oportunidades de crecimiento e invierte en formación para los trabajadores, te lo agradecerán.

Tipos de empowerment

Existen 3 tipos de empowerment que puedes aplicar dependiendo de tu situación y de tu negocio:

El Empowerment organizacional: incentiva a los trabajadores a dar ideas sobre cuestiones de organización en la empresa que pueden repercutir un gran beneficio.

Empowerment gerencial: el líder del equipo orientará a cada miembro del equipo para alcanzar los objetivos deseados.

Empowerment individual: da responsabilidad y autoridad a cada uno de los miembros de la empresa para servir mejor a los clientes.

Colorker
A Punt publicitat
lantania lIderes en España en infraestructuras agua y energIas renovables
Colorker
BBVA

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.