Banco Sabadell ya tiene el 29% de su negocio en el ámbito internacional

Banco Sabadell congregó a más de 600 personas en su encuentro anual de directivos, evento en el que se dio cuenta de los resultados alcanzados este año y las perspectivas de negocio de cara a 2016. El presidente de la entidad, Josep Oliu, incidió en que “para nosotros, el año 2015 ha sido excelente en la gestión de los ingresos, no solo por el margen o las comisiones, sino también por los ingresos financieros”. En este sentido, añadió que “los resultados han sido crecientes y en la senda de lo previsto, con avances muy notables en el saneamiento del balance, 3.000 millones este año”. A su vez, Oliu resaltó como hitos esenciales la adquisición del banco británico TSB, los avances realizados en la transformación digital, comercial y del modelo operativo, y el inicio de desarrollo de negocio en Latinoamérica. 

RAD OLIU 2Del mismo modo, añadió que “sin duda, ha sido un gran año, pero evidentemente aún nos quedan retos que asumir y caben vías de mejora”, con objetivos fundamentales encaminados a seguir reduciendo la tasa de la morosidad, alcanzar un ROE del 10% según lo contemplado en el Plan TRIple y llegar a una ratio de eficiencia del 40%. El presidente de Banco Sabadell situó la esfera de acción de la entidad en el ámbito internacional, donde posee ya un 29% de su crédito (24% en Reino Unido y 5% en Estados Unidos y México) y el 71% en España.

En cuanto a los retos a los que habrá de enfrentarse el banco, Josep Oliu afirmó que “aunque el crecimiento económico global previsto para 2016 es menor que el de 2015, estamos en economías donde el crecimiento es más estable, como el Reino Unido, Estados Unidos y México”. Asimismo, alertó de que “la situación que más nos va a condicionar es que vamos a convivir con una curva de tipos muy bajos, con presión sobre el margen”.

Oliu habló también sobre los retos del sistema financiero español y enumeró la contracción de los márgenes, la mejora de la rentabilidad y la solvencia, la reducción de la morosidad, la transformación digital y los nuevos retos regulatorios. “No podemos estar con unos ROE que destruyen valor para los accionistas”, aseveró. Finalmente, y en relación con el futuro del sector, dijo que “la configuración definitiva del sistema financiero español no se ha completado todavía; de hecho, el núcleo de bancos que vemos ahora no será el mismo. No hemos llegado al final del proceso”.

El reto de la transformación
Por su parte, el consejero delegado, Jaime Guardiola, centró su intervención en la transformación que protagoniza la entidad. “Somos un banco acostumbrado al cambio,-afirmó-. Sin embargo el cambio que ahora estamos viviendo es más disruptivo, vamos a manejar ingentes cantidades de información de nuestros clientes y herramientas de gestión que deberán ayudarnos aún más a incrementar nuestra productividad”.

El consejero delegado de Banco Sabadell apuntó como ejemplos de esa transformación comercial la puesta en marcha en 2016 de los nuevos modelos de gestión activa y de oficina multiubicación, “todo ello para que el banco siga siendo líder en experiencia cliente”, sentenció. 

Suscríbete a nuestra newsletter