El Ivie muestra cómo la crisis aleja a la Comunitat de la renta per cápita de España, siendo un 11% inferior

2015-nov-Ivie-25-Aniversario-03

Presidiendo de la mesa, Pilar Chorén, Francisco Pérez y Joaquín Maudos

“No se puede negar que en estos 25 años, la economía valenciana ha mejorado, pero cuando contemplamos conjuntamente los años de  expansión y el fuerte retroceso que supuso la crisis, además del comportamiento del conjunto del Estado, quizás debamos reconocer que este crecimiento se queda corto, el hecho de que el PIB per cápita de la Comunitat haya crecido un 27 % en estos 25 años, supone haber crecido a poco más del 1% anualmente”, ha explicado Francisco Pérez, director de investigación del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie),  con motivo de la celebración de su 25 Aniversario.

[masinformacion post_ids=”61982″]

Para Francisco Pérez y Joaquín Maudos, director adjunto (ambos catedráticos de Análisis Económico de la Universitat de València) nuestra economía se muestra más sensible a los ciclos económicos, “con caídas más acusadas que el resto de la media en momentos de vacas flacas y con una recuperación superior a la de la media en estos momentos”. A su juicio, por el peso tan importante que en nuestra economía han representado “actividades muy cíclicas como la construcción –que llegó a representar un 13% en 2008, para reducirse hasta el 6,3% en la actualidad- (lo que supone un peso inferior al que tenía el sector hace 25 años. Por ello, según Pérez, la mejor receta para evitar esta “excesiva dependencia de los ciclos económicos” es la “diversificación de actividades, así como orientarse a actividades que cuenten con suficiente recorrido de crecimiento“.

La institución, que ha hecho un repaso de estos 25 años de economía valenciana, ha puesto de relieve cómo el PIB per cápita de la Comunidad Valenciana ha crecido un 27%, pero lo ha hecho menos que el de España que ha aumentado un 38%. Así, en 1990 el PIB por habitante era 2,9% inferior a la media española y en 2015 es 11% menor. “La brecha se ha acentuado. Esta preocupante divergencia se debe sobre todo al menor crecimiento en los años de expansión 2000-08, pero también al mayor impacto inicial de la crisis hasta 2012. En contraposición, la recuperación está siendo más intensa en nuestra comunidad pues desde 2012 la brecha se ha recortado en 1,8 puntos, situándose hoy el PIB por habitante en el 89% del español“, ha puesto de relieve Maudos.

Parte de esa divergencia en el PIB per cápita valenciano se explica también por el mayor crecimiento de la población en la Comunidad Valenciana, que cuenta en la actualidad con un millón más de habitantes que hace 25 años. Desde 1990, la población ha aumentado un 28%, 9 puntos más que la española, que ha crecido un 19%. Y en este aspecto la inmigración es un factor clave, la población extranjera residente en la Comunitat asciende a más de 630.000 personas, el 12,8% del total. En proporción hay más extranjeros en la Comunidad Valenciana que en el resto de España, concentrándose aquí casi el 15% de los extranjeros residentes en nuestro país.

Ivie-GRAFICA

La productividad de la Comunitat es un 9% inferior a la española

En este repaso histórico, el Ivie pone de relieve cómo la tasa de paro valenciana hoy es 8,2 puntos superior a la de 1990 y 1,2 puntos superior a la española. Por su parte, la estructura productiva valenciana siempre ha sido muy parecida a la de España, pero donde se observa un aumento considerable es en el sector servicios: la economía se ha «terciarizado» hasta alcanzar este sector el 72,7% del PIB valenciano. Por su parte, la industria ha perdido 8 puntos desde el año 90, aunque se ha producido una cierta reindustrialización a partir de 2008.

La participación en esa estructura productiva del capital humano ha mejorado sustancialmente, al incrementarse los años medios de estudios un 25% y pasar de 8,6 a 10,6. En 2015, trabajan en la Comunidad Valenciana 491.000 universitarios, 8,6 veces más que en 1990, cuando solo 57.000 titulados estaban ocupados. El número de estudiantes en las universidades valencianas supera los 140.000, un 51% más que hace 25 años.

Pese a esas mejoras del capital humano, los niveles de productividad del trabajo de la economía valenciana son inferiores a los de España. “Nuestra productividad es baja y crece poco: en 25 años la productividad se ha incrementado un 15% en la Comunidad Valenciana frente al 20% de España, por lo que en la actualidad nuestra productividad es un 9% inferior.  Eso a pesar de que ha aumentado la productividad en estos años de crisis, ya que se ha destruido el trabajo menos cualificado/productivo“, ha lamentado Maudos.

Tampoco es halagüeña la capacidad de generar valor añadido a partir de las inversiones acumuladas, es decir, la productividad del capital que hoy es un 17% inferior a la de 1990 y un 8,5% inferior a la de España.

I+D e internacionalización

Aunque se ha doblado la ratio de inversión I+D/PIB de la Comunidad Valenciana desde el 1995, el esfuerzo en este terreno se mantiene por debajo del promedio de España en casi un 18%. El Ivie también recoge cómo la Comunidad Valenciana ha mostrado tradicionalmente un alto nivel de competitividad exterior y como resultado un saldo exterior positivo, a diferencia de España, siempre deficitaria en su balanza comercial. No obstante, desde finales de los 90 el saldo exterior positivo se fue reduciendo de forma que en 2005 las importaciones ya eran mayores a las exportaciones. El deterioro del saldo exterior se mantuvo hasta 2011, pero en los últimos cuatro años se empieza a observar de nuevo un superávit en la balanza comercial. La cuota de mercado de la Comunidad Valenciana en las exportaciones españolas es hoy inferior (11,2%) a la de 1990 (14,1%).

Respecto al turismo, se ha multiplicado por 2,6 desde los 90 y en los últimos cinco años ha pasado de 5 millones de visitas de extranjeros a 6,5 millones, siendo la trayectoria de crecimiento de los turistas extranjeros más intensa que en el resto de España. Entre 2001 y 2015, el incremento ha sido del 48% en la Comunidad Valenciana y del 33% en España. 

25 años siendo referente

El Ivie es un centro de investigación dedicado al estudio de las transformaciones de la economía valenciana, española y europea que ha logrado tender puentes entre las universidades, las empresas y la sociedad, y es reconocida como una institución independiente que realiza evaluaciones de políticas públicas para distintas instituciones. Los principales campos de especialización en los que se ha concentrado su actividad son: el crecimiento económico, la competitividad y la productividad; la economía del conocimiento y las TIC; la educación y el funcionamiento de las universidades; la financiación de las empresas y del sector público, en especial el autonómico; el funcionamiento del sector bancario; y la trayectoria de la economía española y la valenciana.

El Ivie nació en 1990 con el impulso de la Generalitat –todavía presente en su accionariado en un 21%– para fomentar la investigación económica en la Comunidad Valenciana y proyectarla  en el ámbito nacional e internacional. Desde entonces, ha generado 16 nuevas bases de datos, 2.038 publicaciones científicas y 278 cuadernos divulgativos, ha recibido 27 premios y reconocimientos al Instituto y a sus investigadores y sus webs reciben casi 300.000 visitas anuales para consultar toda la información que publica periódicamente. En estos años ha tejido una amplia red de relaciones con los agentes económicos y las universidades, así como con numerosas fundaciones e instituciones científicas, nacionales e internacionales, con las que organiza regularmente foros y congresos para poner en valor los conocimientos que genera. El Ivie cuenta con el apoyo de la Generalitat Valenciana, la Fundación BBVA, Bankia, la Fundación Cultural CAM, Ford, la Fundación de las Cajas de Ahorros y la Fundación Cañada Blanch. Desde el año 2013 es un instituto de investigación adscrito a la Universitat de València. 

Suscríbete a nuestra newsletter