Ribera Salud: “El 94 % de los pacientes desconoce el modelo de gestión de nuestros hospitales”

RIBERA-salud-Alzira

Uno de los modelos que más suspicacia ha levantado en el SNS en los últimos años, ha tenido su origen en la Comunidad Valenciana, se trata del conocido como “Modelo Alzira”, una fórmula que consiste en ceder la gestión integral de un hospital público o de un departamento de salud a una empresa privada, en este caso, Ribera Salud.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

El consejero delegado de Ribera SaludFernando de Rosa defiende que como ocurre en otros tantos sectores como el agua, la educación, las residencias o las farmacias, el secreto de un modelo de gestión privado de un servicio público está en que no haya ninguna diferencia.

De Rosa aboga por “combinar la fortaleza del sistema público con la flexibilidad de la iniciativa privada” y sostiene que “el 94 % de la gente que acude a nuestros hospitales, desconoce su modelo de gestión. Con lo cual, para mí, lo importante de este modelo es que ha conseguido, allí donde se ha instalado, identificarse con los valores del sistema, por lo que al ciudadano no le preocupa quién gestiona, sino cómo se gestiona”, opina.

“En los Acuerdos de Gestión, pactos anuales que cada departamento de salud firma con la Conselleria, se miden hasta 95 indicadores de gestión sanitaria, tanto del hospital como de la atención primaria, y las concesiones siempre hemos quedado entre los primeros puestos de esa clasificación atendiendo a dichos indicadores”, pone de relieve cuando se le pregunta sobre la calidad de su modelo.

Alberto de Rosa

Alberto de Rosa

Para el responsable de Ribera Salud, la sostenibilidad de la sanidad es un problema global, no local. “En Ribera Salud hemos recibido visitas de más de cien países y hemos asistido a foros internacionales; y la conclusión que hemos sacado es que, en todo el mundo, se están acometiendo reformas para mantener los valores públicos y hacer el sistema sostenible en el tiempo, por lo que se están demandando altos niveles de especialización en un sector en constante evolución. Nuestro papel es el de ser el mejor aliado de la Administración, ya que queremos sumar esfuerzos para garantizar a los ciudadanos un sistema sanitario de calidad a largo plazo”.

Nuevos horizontes

Desde la convicción de consiserar la colaboración público-privada como una herramienta fundamental para garantizar esta sostenibilidad, De Rosa admite “buscar nuevas oportunidades en otros países”.

“El National Health Service ha elaborado el documento ‘Five Year Forward View’ que servirá de base para la reforma del sistema sanitario inglés, el cual ha seleccionado cuatro experiencias mundiales como casos de éxito: Kaiser PermanenteClínica Mayo, Apollo (India) y Ribera Salud; esto supone un orgullo para todos los profesionales que formamos parte del grupoTambién el catedrático de Economía de Salud y Política Pública de la Universidad de California-Berkeley, Richard Scheffler, que ha estudiado nuestro modelo, dijo textualmente: ‘Lo más interesante es ver qué ocurre cuando permites que un sistema integrado cambie la estructura de gestión de la organización. Al trabajar mucho en la prevención, también aumentan los ingresos hospitalarios evitables. España ha sido líder en este campo con el Modelo Alzira. Este no es el único modelo, pero el desarrollo de esos pagos por resultados es algo muy importante si queremos cambiar el sistema asistencial’”, pone en valor el directivo.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter