Ribó, Climent y González pactan el modelo de gestión de Feria Valencia

El alcalde de Valencia, Joan Ribó; el conseller de Economía Sostenible, Rafael Climent, y el presidente de Feria Valencia, José Vicente González, han acordado esta mañana el modelo de gestión y de desarrollo del recinto ferial, que se basará en la titularidad pública del patrimonio de la entidad y una gestión basada en criterios mercantiles que no obvia la iniciativa privada ni la supervisión pública.

feria valenciaAsí lo ha explicado el alcalde al término de la reunión, al señalar la “voluntad decidida de las tres instancias implicadas de que Feria València sea un espacio donde toda la industria y toda la economía valenciana pueda desarrollar su labor de mostrarse al mundo, de plasmarse. Queremos desarrollar esta economía que se halla en un situación floja aunque ya está empezando a tirar; y el papel de la Feria para ello es fundamental”, ha afirmado.

Para ello, el acuerdo entre “los tres elementos que constituyen el trípode que compone la Fira, Ayuntamiento, Conselleria y la propia Feria”, en palabras del alcalde, pasa porque “funcionen de manera separada: por un lado una parte patrimonial, de carácter público; y por otra parte una parte regida a nivel carácter mercantil, que vamos a determinar”. Para ello, se crea un grupo de trabajo, integrado por juristas y técnicos. Tal como ha matizado el alcalde, “no estamos inventando una cosa totalmente nueva, puesto que hay otras ferias del Estado que plantean su funcionamiento con mecanismos similares al que nosotros planteamos hoy”.

Rafael Climent ha definido Feria Valencia como “una herramienta potente de nuestro territorio, que hemos de hacer que sea un motor dinamizador de nuestra economía y nuestro sector productivo”.

Por su parte, el presidente de Feria Valencia, José Vicente González, ha mostrado su “satisfacción por este acuerdo que plasma de forma clara la necesidad de abordar la Feria en dos partes diferenciadas, una completamente pública, de carácter patrimonial, que tiene el patrimonio que representan los locales y la deuda incluida. Y por otra parte, la explotación de la actividad ferial, que debe regirse lógicamente por criterios de explotación mercantil, igual que cualquier empresa, porque estamos en un mercado de libre competencia, como acaba de ser reconocido por el Tribunal Superior de Recursos del Estado”.

Por su parte, el alcalde Joan Ribó ha añadido que “todavía queda mucho trabajo abierto por desarrollar; hay muchas posibilidades, pero la participación de algún operador es sin duda importante”. Al término de su encuentro con los medios de comunicación, el primer edil ha reiterado la voluntad compartida de “que el proceso sea lo más ágil posible, y que de verdad la Feria sea el escaparate de todo el mundo productivo e industrial del país; que sea eficaz y pueda mejorar la capacidad de la producción valenciana”.

Suscríbete a nuestra newsletter