Rafael Hinojosa, primera empresa en la Comunitat certificada como entidad comprometida con el desarrollo sostenible

Rafael Hinojosa Xàtiva, planta pertenciente al Grupo Hinojosa, ha recibido esta mañana el certificado IPS que acredita a la empresa como entidad comprometida con un desarrollo sostenible. De este modo se ha convertido en la primera compañía de toda la Comunitat Valenciana que recibe este certificado.

El acto de entrega ha tenido lugar en las instalaciones de la empresa en la localidad de Xàtiva y ha contado con la presencia de Júlia Company, directora general de Industria y Energía de la Generalitat Valenciana y del alcalde de la localidad, Roger Cerdá.

2J9A2887Durante el acto de entrega, el director de la planta de Xàtiva, José Miguel Iglesia ha señalado que “todos los procesos y gestiones que se realizan en la compañía giran en torno a la concepción de la calidad: en el servicio, en los productos, en el trato humano y en el respeto por el medioambiente. La Certificación IPS avala nuestra apuesta por generar productos de calidad, innovadores y medioambientales sostenibles. Nuestro compromiso no es otro que conseguir acercarnos a la excelencia empresarial siempre con el objetivo de la satisfacción total del cliente”.

En este sentido, cabe destacar que el Certificado IPS de Sostenibilidad acredita el compromiso de las empresas con el desarrollo sostenible y es el único en España que garantiza que los procesos, productos y servicios cumplen con los requisitos de sostenibilidad asociados a las fases del proceso productivo, de gestión y a los materiales que componen lo productos.
El sello IPS es pionero en la integración de los conceptos de responsabilidad empresarial, social y ambiental, y lo que hace es precisamente premiar, potenciar y reconocer la excelencia en esos ámbitos.

El presidente de IPS, José Cabrera, ha insistido en que “nuestro Instituto busca la producción sostenible en cualquier campo empresarial, y todas las compañías están invitadas a solicitar este sello que reconoce la excelencia, incrementa la competitividad y mejora la reputación corporativa de aquellas empresas que apuestan por el valor añadido que ofrece una gestión ética del negocio, el compromiso ambiental y la justicia social”.

Como ha señalado Cabrera ,“vivimos en un planeta con unos recursos limitados, que no son pocos pero tampoco infinitos. En 1990 dejamos de tener una relación sostenible con nuestro planeta, lo que significa que cada año gastamos nuestros recursos más rápido que lo que tarda el planeta en reponerlos. O cambiamos nuestros hábitos de consumo o necesitaríamos planeta y medio para mantener y recuperar una relación sostenible con el planeta”.

Suscríbete a nuestra newsletter