Goirigolzarri califica de "necesidad perentoria" la mejora de la educación en España

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, considera necesario que haya consenso sobre un modelo de formación estable en los distintos niveles educativos. “Pocos temas merecen un gran plan nacional global como el de la educación para asegurar un empleo futuro a los ciudadanos”, aseveró durante una conferencia pronunciada en Esade.

goirigolzarriLa educación es la gran asignatura pendiente de España, según Goirigolzarri, quien abogó por grandes acuerdos que no busquen salidas fáciles y por analizar a fondo cómo conseguir el equilibrio entre los distintos niveles formativos, y entre nuestra educación y las necesidades del mercado.

Para el presidente de Bankia, que recordó que la entidad está comprometida con el fomento de la FP Dual como el modelo formativo que mejor enlaza la educación con el empleo, la mejora de la educación es una “necesidad perentoria en España”. Goirigolzarri señaló que el 23% de las personas entre 20 y 30 años no han terminado la educación obligatoria, el 50,4% de los desempleados son de larga duración y el 50% de quienes buscan trabajo proceden de la construcción.

Por todo ello, añadió, “es necesario pensar con rigor y ambición en la educación más allá del periodo escolar, actuando sobre la educación y mejora de las capacidades de los desempleados, con bajos niveles de ocupación y, por tanto, de baja empleabilidad”. Al tiempo, abogó por buscar el equilibrio entre los niveles formativos, ya que solo un 8,6% de los adultos españoles han cursado un programa de FP de segunda fase, frente al 34% de la OCDE o el 56% de Alemania.

Bankia apoya a la FP Dual mediante convenios con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y 12 comunidades autónomas, con las que tiene comprometida una inversión de cuatro millones de euros anuales en esta materia.

Empresas más competitivas, más innovadoras y más grandes
Junto a la educación, que equivale, en su opinión, a luchar contra el desempleo, el otro gran reto a medio y largo plazo de la economía española es acabar con los desequilibrios externos, “lo que nos conduce directamente a la competitividad de nuestras empresas”, que deben ser más innovadoras, más productivas y tener tamaños mayores porque “el tamaño es crítico”. Para conseguir estas empresas más grandes, pidió a la Administración que rompa las fragmentaciones del mercado, que implante una política fiscal que incentive las fusiones y que liberalice los mercados.

El presidente de Bankia aseveró que “no debemos olvidar los retos a los que nos enfrentamos si queremos asegurar un ciclo de crecimiento sostenible” y añadió que “el esfuerzo que queda por delante es inmenso si queremos atacar la principal lacra que tiene la economía española, que es el inasumible nivel de paro que soportamos”.

Suscríbete a nuestra newsletter