La información económica de los líderes

El mercado laboral no volverá a ser lo que fue

Resultado de las dificultades que han afrontado las compañías durante la crisis, es el preocupante panorama que ofrece el mercado laboral español, y cuando empiezan a detectarse síntomas de cierta recuperación, la pregunta es inevitable: ¿volveremos en algún momento al número de ocupados que tuvo España en 2005-2006? ¿Cuándo?

[masinformacion post_ids=”47315,47358,47364,47368″]

Solo el presidente de Altair (Artemio Milla) es contundente y concreto en su respuesta. “Sin duda. Antes de 2020”. En el otro extremo también es rotundo en su respuesta Fernando Hermenegildo (LeanSis): “No hay estrategia adecuada para la creación de empleo, por lo que no veo claro que vayamos a absorber la bolsa de paro que viene de la etapa de la burbuja inmobiliaria en los próximos 10-15 años”.

Entre un extremo y otro se sitúan las restantes opiniones que, en cualquier caso, coinciden todas en señalar que recuperar un nivel de empleo próximo a los 18 millones de puestos de trabajo será un proceso de bastantes años, “si es que se consigue”, tal como señala Manuel Marco (BI Consulting). Esther Fernández (Iberaudit Kreston) aporta un punto de optimismo al indicar que la evolución de la humanidad “siempre es adelante, pero no haciendo las mismas actividades que antes, sino desarrollando actividades más complejas”.

Ignacio Cort (CPL) profundiza en la explicación: “los empleos no vuelven; evolucionan. Cambian las organizaciones y las necesidades de cualificación de las personas, siguiendo los requerimientos científico-técnicos de las nuevas actividades que van apareciendo en el mercado”. Tanto Sergio Gordillo (Improven) como Gonzalo Boronat (GB Consultores) incorporan el aspecto legislativo. “Para recuperar de verdad el empleo hay que cambiar la legislación laboral, porque una cosa que ha aprendido la empresa de esta crisis es a diferenciar el impacto de los costes fijos y los variables”, asegura Gonzalo Boronat. “Los repuntes de actividad se atienden con subcontratación o externalizaciones”.

Las relaciones laborales deben virar al modelo de proyectos olvidando el de tiempo. La contratación llamada indefinida no tiene sentido ni futuro”, entiende Sergio Gordillo. En este mismo sentido se expresa Roberto Martínez (Solvem). “Vamos a relaciones laborales basadas en proyectos y resultados”. Y David Mor, (Ifedes), incorpora en su valoración otro aspecto: “la tecnología tiene cada vez más peso e importancia en los procesos de negocio y esta no es neutral con respecto al empleo, porque demanda unos perfiles profesionales muy concretos, que no todo el mundo posee”.

Precisamente al hablar de los perfiles profesionales que van a requerirse en el mercado laboral del futuro inmediato, es uno de los puntos donde mayor consenso aparece entre los encuestados al señalar atributos tales como capacidad de trabajo en equipo; iniciativa, adaptación y anticipación; de responsabilidad y compromisos con la obtención de resultados, de orientación al mercado y al cliente; capacidad gestora y alta profesionalización con foco internacional y visión global del negocio.

El socio director de Improven, además de las actitudes requeridas en los empleos del futuro, señala también las aptitudes que van a ser exigidas: idiomas con nivel nativo, amplios conocimientos digitales a nivel de usuario y disponibilidad al cobro por proyectos de éxito.

E Ignacio Cort (CPL) incorpora en su respuesta puestos de trabajo concretos de alta demanda en el futuro: analistas, programadores y administradores de sistemas informáticos; ingenieros; diseñadores de producto; expertos en finanzas; y expertos en administración y gestión de redes sociales. 

Suscríbete a nuestra newsletter