Caixa Popular ha mantenido la financiación a empresas y ayuntamientos durante los años de crisis económica

2015-enero-Caixa-Popular-Francisco-Navarro

Francisco Navarro, responsable del Departamento de Negocio-Inversiones de Caixa Popular

Rapidez en la respuesta, cercanía y empatía son las virtudes que impregnan las relaciones de Caixa Popular con las empresas. Caixa Popular ha sido una de las pocas entidades financieras que ha seguido dando crédito cuando este escaseaba o las condiciones para acceder al mismo eran inasumibles. La entidad valenciana ha sabido aprovechar esa circunstancia para crecer y entrar en segmentos del mercado que hasta entonces se habían considerado coto privado de los grandes.

Caixa Popular financia el circulante con productos a corto plazo como anticipo de facturas, descuento de efectos, gestión de recibos o cuentas de crédito. Si se trata de inversiones, los créditos suelen ir ligados a garantía hipotecaria con plazos que pueden llegar a los 10 años. En resumen, la lista de productos de activo de Caixa Popular no se diferencia sustancialmente de la que pueda ofrecer otra entidad. Sin embargo, lo que sí la hace especial son los mercados a los que se dirige.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

Nuevos tiempos, nuevos clientes

La tipología de empresas a las que la entidad financia ha ido cambiando con el tiempo. La falta de liquidez, regla general en el mundo financiero en los últimos años, hacía que los bancos no prestaran dinero. Pero la liquidez nunca ha sido un problema para Caixa Popular, que cumplía y cumple con los ratios de liquidez sobradamente. De esa forma, se convirtió casi en la única entidad en condiciones de conceder crédito al tejido empresarial valenciano.

Esta situación permitió que Caixa Popular accediera a empresas que por volumen eran clientes habituales de la gran banca. De trabajar con empresas pequeñas y locales, se pasó a dar servicio a empresas grandes, sin perder nunca el foco: financiar la economía local.

También permitió conseguir clientela como los ayuntamientos que con el cierre de grifo crediticio hubieron de recurrir a una de las pocas entidades que podía concederles financiación.

Proximidad y diligencia

Porque la proximidad es una de las señas de identidad irrenunciables de Caixa Popular. Y la proximidad está íntimamente ligada a la rapidez en la toma de decisiones. La reducida estructura orgánica de Caixa Popular facilita la toma decisiones. Los expedientes no tienen que enviarse a Madrid o Barcelona, sino que se resuelven en Valencia.

Además, cuando se trata de cantidades reducidas –entre 30.000 y 40.000 euros– y dependiendo del tipo de garantía, lo habitual es que la solicitud la resuelva el propio director de oficina. “Ha habido operaciones –señala Francisco Navarro, responsable del Departamento de Negocio-Inversiones y miembro del Equipo de Dirección de Caixa Popularque hemos podido dar una respuesta en dos días”.

Esa proximidad y esa rapidez que evita momentos de incertidumbre en las empresas son dos virtudes que las empresas valoran. Una agilidad que ha permitido a Caixa Popular ampliar su universo de clientes y la magnitud de los mismos. Una diligencia a la que las empresas no estaban acostumbradas. “Muchos se sorprenden –indica Navarrode la agilidad de nuestra respuesta”.

Pymes, micropymes y autónomos

Existe también un acuerdo de Caixa Popular con la SGR, a través de la Asociación Española de Cajas Rurales. La SGR pone una garantía con unos ventajosos tipos de interés, tanto para financiación de circulante como para inversión, en caso de pymes, micropymes y autónomos.

El mundo cooperativo es un cliente con un trato especial en Caixa Popular. La cuenta cooperativa ya de por sí supone disfrutar de condiciones preferentes, pero si la cooperativa en cuestión además es socio de la entidad financiera, tiene a su disposición ventajas importantes en los tipos de interés de los créditos, tanto a circulante como a largo plazo.

Las cooperativas, un trato especial

“Tratamos –señala Navarro– que todas las cooperativas clientes de Caixa Popular sean también socios, porque creemos que es un buen negocio para ellas”.

La inyección de liquidez en el sistema, según Navarro, ya se deja notar. El crédito vuelve a fluir. Las grandes entidades habían restringido de forma severa el crédito porque tenían sus recursos comprometidos, no tenían liquidez, independientemente de las altas tasas de morosidad. “Ahora –afirma Francisco Navarro– con la barra libre del BCE y los tipos de interés tan bajos, podemos decir que hay exceso de crédito en el mercado: todo el mundo quiere invertir”. Si hace unos meses nadie iba a pedir un crédito porque tenían prácticamente asegurado el “no”, ahora se constata un giro radical.

Esto se traduce en una guerra para conseguir el mayor número posible de operaciones de activo, donde, en palabras de Navarro,las entidades subastan, por así decirlo, los préstamos. La situación ha cambiado completamente”. Y como ejemplo pone el referido a los ayuntamientos: “Si antes solo éramos dos o tres las entidades que concurríamos a la subasta, ahora con la enorme liquidez que hay los tipos han bajado muchísimo, con diferenciales por debajo del 1%”

Primero, los negocios locales

La crisis le ha sentado bien a Caixa Popular, aunque el actual exceso de liquidez no resulta tan ventajoso, ya que la rentabilidad de los activos se ha reducido.

El apoyo a los negocios locales es una de las máximas de la entidad y se plasma en los acuerdos que tiene con las asociaciones empresariales locales para apoyar la actividad comercial en las localidades con presencia de la entidad. Estos acuerdos incluyen una tarjeta de compra local que incluye condiciones ventajosas, como descuentos importantes en los establecimientos adheridos. Una iniciativa que se calcula incluye a unos 5.000 comercios locales.

De esta forma, se fomentan las ventas en la propia localidad, en lo que sería un círculo virtuoso: el dinero que genera el pueblo se queda en el pueblo y contribuye a su progreso.

Un paso más allá ha sido la reciente emisión de la tarjeta Visa Ayuntamiento de Gandia, dotada con tecnología contactless. Esta tarjeta tiene una característica que la hace única: el 50% de los beneficios que Caixa Popular obtenga por ella se destinan a financiar proyectos sociales y culturales de la ciudad.

Otra forma de apoyar el comercio local es la labor de difusión que las propias oficinas de Caixa Popular realizan, mediante exposiciones en sus locales de productos. Además, se celebran jornadas formativas, charlas y otro tipo de actividades orientadas a mejorar la práctica comercial.

2015-enero-Caixa-Popular-sedeCaixa Popular tiene acuerdos especiales de colaboración con ayuntamientos, para fomentar el autoempleo local; con escuelas de negocios para apoyar el emprendedurismo y también con otros organismos, como el CEEI, dónde se desarrollan ideas innovadoras y se tutela el desarrollo de las mismas hasta su conversión en empresa. El acuerdo con el CEEI contempla la concesión de créditos blandos a los emprendedores.

Reconocimiento a los emprendedores

En el caso de las escuelas de negocios, existe un acuerdo con Florida Universitària para el desarrollo del grado de Liderazgo Emprendedor e Innovación (LEINN) que ha empezado a impartirse este curso. Se trata de una iniciativa formativa importada de Finlandia, en el cual los alumnos tienen que desarrollar su propia empresa. Caixa Popular financia la formación y, además, como indica Francisco Navarro,becamos a una serie de alumnos por curso, junto con la propia Florida Universitaria”.

En proyecto está un nuevo acuerdo, en esta ocasión de la Universitat de València, para apoyar la creación de empresas.

El apoyo al emprendedor se extiende también a la concesión de un premio, en colaboración con Fevecta, a la cooperativa de reciente creación que este año ha correspondido a Alicontrans, dedicada al transporte tanto nacional como internacional y radicada en Moncada.

Activos y valores

Las acciones relacionadas con los productos de activo en Caixa Popular se alinean con los valores de la entidad, por ejemplo, el compromiso con la sociedad valenciana y el arraigo con los pueblos y barrios; el fomento del asociacionismo, ser una cooperativa de trabajo asociado y el compromiso con la formación.

La red comercial de Caixa Popular, efectivamente, se ha concentrado en pueblos y barrios, cerca o dentro de los polígonos industriales donde tiene lugar la actividad creadora de riqueza. Circunscrita a la provincia de Valencia hasta hace poco, acaba de abrir oficina en Alcoy.

Conocer el entorno

Una oficina que ya desde casi su creación se ha decantado por ser una entidad de apoyo a las empresas, tanto por el perfil de la ciudad, claramente industrial, como del propio responsable que, en palabras de Navarro, es un “hombre de empresa”. Esta conjunción de intereses ha dado como resultado un acuerdo de colaboración con la asociación empresarial de Alcoy, Fedac, y que recoge la apertura de una línea de crédito de 20 millones para sus asociados.

¿Seguirá ampliando Caixa Popular su radio de cobertura?  Navarro admite que hay algunas localidades en estudio, pero siempre dentro de la provincia de Valencia, aunque no descarta la posibilidad de abrir, “si cuaja” otra oficina en la provincia de Alicante.

Más cerca del centro urbano

Alejada siempre del centro financiero de la capital, pero con una notoria presencia en los barrios, Caixa Popular abrirá próximamente una oficina de representación en Guillén de Castro, muy cerca de las Torres de Quart. Esta nueva dependencia –que ocupa el lugar de otra entidad financiera- servirá para atender a los cada vez más importantes clientes que Caixa Popular tiene en el centro de la ciudad.

La reestructuración bancaria ha sido aprovechada por la entidad para ampliar su red. “Aprovechamos las sucursales que han quedado vacías para nuestras nuevas oficinas –señala Navarroya que supone ahorros sustanciales en cuanto a estructura y equipamiento. Antes montar una oficina te costaba 200.000 euros, ahora con 20 ó 30.000 euros tienes una oficina perfectamente acondicionada”

La suma de estas acciones ha provocado un crecimiento en la base de clientes de Caixa Popular, porque como dice Navarro “hay que ser diferentes. Al ser pequeñitos, hay que diferenciarse, siempre alineados con nuestros valores”

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter