El servicio de estudios del BBVA eleva al 2% el crecimiento de la Comunidad Valenciana en 2015

BBVA Research ha revisado al alza la previsión de crecimiento de la Comunidad de Valencia, hasta situar el crecimiento en el 1,3% en 2014 y el 2% en 2015 (medio punto más que hace seis meses), según el informe Situación Comunitat Valenciana presentado por Rafael Doménech, economista jefe de Economías Desarrolladas de BBVAResearch, y Peio Belausteguigoitia, director de la Territorial Este de BBVA. De este modo, se consolida la recuperación de la economía valenciana, que ya empezó a crear empleo en la segunda mitad de 2013.

INFORME DE COYUNTURA DE BBVA

Peio Belausteguigoitia y Rafael Doménech en la presentación del informe BBVA Research

El servicio de estudios de BBVA explica que la actividad económica regional ha acelerado el proceso de recuperación emprendido un año atrás. Por el lado doméstico, los principales indicadores de consumo en la región sugieren una expansión del gasto de los hogares en la región, confirmando el cambio de tendencia que se apuntaba en la última edición de este informe. La normalización de los mercados financieros en un contexto de tipos de interés libres de riesgo históricamente bajos, la recuperación de la riqueza financiera y la mejora en la evolución del componente salarial de la renta disponible de las familias habrían contribuido a la materialización de este escenario.

El informe Situación Comunitat Valenciana también muestra que el sector inmobiliario de la comunidad autónoma sigue mostrando mejor pulso que la media nacional, apoyado, sobre todo, en unas ventas a extranjeros que han permitido una disminución de los todavía altos niveles de sobreoferta.

BBVA Research apunta un crecimiento de la productividad del sector industrial valenciano significativamente mayor al observado en el conjunto de economía española. Asimismo, las inversiones llevadas a cabo en la industria valenciana propiciaron un incremento sustancial de las exportaciones de bienes, especialmente de vehículos. De este modo, las ventas al exterior, que iniciaron una fuerte recuperación hace un año, se mantienen dinámicas y claramente por encima de la media nacional.

El mercado de trabajo toma impulso

El mercado laboral experimentó un cambio de ciclo en 2013, mostrando por primera vez desde 2007 tasas de crecimiento positivas no estacionales. Los datos de 2014 dan continuidad al cambio de tendencia y se han asentado en un tono más positivo que el agregado nacional, presentando tasas trimestrales de crecimiento cercanas al 1% en el número de empleados afiliados a la Seguridad Social. Lo anterior se ha traducido en la creación de 50.000 puestos de trabajo en estos cinco trimestres consecutivos de expansión del mercado laboral. Al mismo tiempo, la senda de reducción del paro registrado se mantiene vigente.

En conjunto, la Encuesta de Población Activa (EPA) confirma que la recuperación del mercado laboral se ha consolidado. La ocupación repuntó en el segundo y tercer trimestre; donde el empleo privado en el sector servicios fue el actor principal de este cambio de tendencia registrando 26.700 empleos más desde principios de año.

BBVA Research considera que el principal reto al que se enfrenta la Comunitat Valenciana es reducir la tasa de desempleo y aumentar su productividad de forma significativa y persistente. Para ello, a largo plazo resulta indispensable una mejora de los rendimientos del sistema educativo. Del mismo modo, las políticas públicas deberían encaminarse a incentivar la inversión en capital físico y tecnológico, permitiendo reducir las barreras al inicio y desarrollo de las empresas al tiempo que se aumenta la productividad y empleabilidad del trabajador.

A pesar de importante esfuerzo realizado en los últimos años, la Comunidad Valenciana necesita intensificar su proceso de reducir el déficit público regional, mayor que la media de las restantes comunidades autónomas, devolviendo las cuentas públicas a una senda de sostenibilidad, y ajustando, preferentemente, por el lado del gasto. En este sentido, es necesario un plan creíble y detallado que permita reducir la incertidumbre y minimice sus efectos sobre el crecimiento futuro.

Por último, es indispensable que los márgenes empresariales contribuyan positivamente al proceso de ganancias de competitividad y creación de empleo, para lo cual las administraciones públicas deberían ser tan ambiciosas como lo han sido en materia laboral y traten de aumentar la competencia.

Suscríbete a nuestra newsletter