La información económica de los líderes

Grupo Aguas de Valencia analiza la gestión responsable de las depuradoras

2014-octubre-AguasdeValencia-Depuradoras-02

El Grupo Aguas de Valencia reunió,  en una jornada celebrada en la Fundación Bancaja, a todos los agentes que intervienen desde cualquier ámbito en la gestión de las aguas residuales y en la aplicación de la legislación vigente en esta materia. El objetivo de esta iniciativa fue crear un espacio de intercambio de ideas y de reflexión en torno a la gestión medioambiental, en concreto, todo lo relacionado con el tratamiento de aguas residuales.

La jornada fue inaugurada por el gerente de la Entidad de Saneamiento de la Comunidad Valenciana y fue clausurada por el secretario autonómico del Agua de la Generalitat Valenciana, Alfredo González.

La jornada se planteó en dos mesas redondas. En la primera de ellas participaron José Manuel Megía, magistrado de la Sección 4 de la Audiencia Provincial de Valencia; Joaquín Ramos, fiscal de Medio Ambiente del TSJ de la Comunidad Valenciana; Francisco de Asís Silla, juez del Juzgado de Instrucción nº 3; y Javier Serrano, abogado vicepresidente de la Asociación de Derecho Ambiental Español. La temática de esta mesa redonda se centró en “Casos prácticos en materia Medioambiental”. Posteriormente y bajo la temática dedicada a la Gestión de Riesgos y código de buenas prácticas intervinieron Miguel Ángel Rubio, de Emasa (Aguas de Málaga), Mónica Mallavía, directora del Agua de Cantabria; y Vicente Fajardo, del Grupo Aguas de Valencia. Todas estas empresas forman parte del proyecto europeo Mejores Valores.

El secretario Autonómico del Agua alabó la labor desarrollada en materia de agua durante los últimos años y agradeció al Grupo Aguas de Valencia su implicación con la Comunitat y el trabajo que desarrolla como empresa de servicios de referencia.

En relación a la actividad del Gobierno valenciano anunció la inminente inauguración de las depuradoras de Alcala de Xivert, Teulada, Benicarló y Peñíscola por valor de más de 50 millones de euros. También nombró la potabilizadora de    La Ribera que en la actualidad atiende a más de 220.000 personas y que ha supuesto una inversión de 60 millones de euros. Además, señaló para poner en valor el esfuerzo realizado, las inversiones en materia de saneamiento y depuración desde la constitución de la Entidad de Saneamiento y que alcanza los 2.200 millones de euros, 145 de ellos solo en 2013. En otro orden de cosas y debido a la situación de escasez de agua recordó que los planes de cuenca reconocen una situación deficitaria de entre 350 y 400 hectómetros cúbicos. Por eso, “hemos hecho un importante esfuerzo para asegurar un mejor uso del agua y solo la Comunitat Valenciana reutiliza el 3% del total de todo el agua en España“.

Otro de los asepctos abordados durante la jornada fue el análisis de las diferentes situaciones que se dan en la gestión de las depuradoras y las coyunturas execpecionales que se pueden producir. Así, se trató desde el funcionamiento ordinario pero también de cuándo se producen, de manera excepcional, situaciones de crisis (por climatología, vertido incontrolado…) y cómo se ha de hacer frente a estas situaciones. Por su parte, los representantes del poder judicial se centraron en exponer cuál es la legislación vigente en esta materia. Además, aseguraron que en la Comunitat Valenciana, y según datos del Seprona, únicamente el 20% de las denuncias son delito, mientras que el 80% restantes son infracciones administrativas. Estos datos dan una idea del grado de compromiso y coordinación entre los diferentes agentes que participan en la gestión de las aguas residuales.

En la Comunitat Valenciana existen en la actualidad 460 plantas depuradoras, lo que ha supuesto un esfuerzo inversor muy importante puesto que en 1993 solo existían 154. Además, hay que recordar que por esas fechas en la Comunitat Valenciana existía un 40% de población que no depuraba sus aguas residuales. Todos los ponentes coincidieron en destacar la importante transformación que se ha producido en este sentido.

Otro aspecto en el que todos concurrieron fue la labor fundamental que cumplen las depuradoras como instalaciones medioambientales que se dedican a descontaminar todos los días. Una labor que es  un servicio público en el que intervienen muchos actores y muchas competencias. Por eso, señalaron que es fundamental la coordinación y la máxima implicación desde el momento en el que se detecta cualquier problema y en la gestión de la solución.

Suscríbete a nuestra newsletter