La información económica de los líderes

La futura legislación, ¿facilita o entorpece?

La nueva Ley de Fomento de la Financiación Empresarial que busca regular el
llamado crowdfunding propone, de momento, restringir las donaciones máximas
por persona a 3.000 euros por proyecto y a 6.000 euros en una misma plataforma
en un periodo de 12 meses. Así, mientras Plataformas de Financiación
Participativa como Zank se felicitan de que este sistema de micromecenazgo
pase a estar regulado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores y el
Banco de España “lo que aportará una mayor seguridad y transparencia”, lamentan
“una limitación tan restrictiva”.

[masinformacion post_ids=”23280″]

“No vemos la necesidad de poner unos límites tan estrictos, sobre todo cuando
hay otros productos financieros con mucho más riesgo, como los derivados o
la inversión en bolsa, que no están tan limitados. En todo caso las limitaciones
deberían vincularse a la renta de cada persona”, considera Luis Reig, quien
añade que el producto, en países donde ya está consolidado, se comporta de
forma similar a los depósitos, “e incluso en Inglaterra hay inversiones garantizadas.
Aunque de momento no es nuestro cliente objetivo, la normativa cierra
la puerta al inversor profesional, lo que a medio plazo también nos podría perjudicar”,
añade Reig, como uno de los socios fundadores de Zank.

Suscríbete a nuestra newsletter