Más del 40% de los Citroen vendidos en España serán de fabricación nacional

Alfredo Vila, máximo responsable de Citroën en la Península Ibérica, ha pronunciado la conferencia “El automóvil: Un sector multinacional “Made in Spain” en el Hotel Palace de la capital de España, ante el Rotary Club de Madrid. En su intervención, Vila ha destacado que el automóvil es un sector clave en la consolidación de la “Marca España” y particularmente en el caso de Citroën, que cumple 90 años de presencia comercial en nuestro país y fabrica aquí cuatro de sus modelos estrella: “los C4 Picasso y Grand C4 Picasso, el Berlingo y el C4 Cactus se producen en las plantas españolas de Madrid y Vigo. Casi el 26% de los coches que fabrica el Grupo PSA Peugeot Citroën en Europa provienen de nuestro país y prevemos que el 40% de los vehículos de nuestra marca que se vendan en España habrán salido de los centros de producción españoles”.

Alfredo Vila

Alfredo Vila

El director general de Citroën para España y Portugal ha recordado que “el sector del automóvil es básico para la economía española: supone el 10% del PIB y emplea directa e indirectamente al 9% de la población. Además, ha destacado su dinamismo en el actual contexto de crisis económica: “en 2013 ha creado 2.300 puestos de trabajo”. Comercialmente, “es el quinto mercado de la UE con un volumen que, el año pasado, superó los 720.000 turismos y que este año crecerá en torno a un 11%. Es el país de Europa en el que más marcas compiten y el segundo en el que hay más fábricas instaladas”, con la peculiaridad de que no hay ningún grupo automovilístico de capital nacional.

En este contexto, el mercado español se caracteriza por una competencia sin cuartel, donde ninguna marca supera el 11% de penetración, “cuando en mercados como el alemán, el francés o el italiano la marca líder ronda el 20%. Esta tendencia que se ha ido acentuando en la última década”, ha explicado Alfredo Vila.

El precio tiene un peso primordial como motivo de compra y los coches se han abaratado un 15% en los últimos 6 años, según el INE. Según un estudio de Cetelem, el 60% de los europeos no dudaría en recorrer cientos de kilómetros para ir a buscar su vehículo con un descuento en el precio. “No tengo los datos de España, pero no tengo duda de que superan esta media”, ha concluido.

Este mercado reñido se da en una situación de crisis económica profunda que, como ha subrayado el director general de Citroën, afecta a un entramado de Pymes repartidas por toda la geografía nacional. “En los últimos 6 años, se han cerrado cerca de 1.200 concesionarios de todas las marcas y alrededor de 50.000 trabajadores han perdido sus empleos”. Las pequeñas y medianas empresas también son protagonistas en el mercado de la posventa. “España tiene el mayor número de talleres independientes entre los principales países de la UE, pese a que tiene el menor volumen de parque”. Con unos talleres independientes que aumentan su presencia frente a las redes oficiales, “el mercado se fracciona y la competencia aumenta”.

En cuanto a la estrategia de Citroën, su máximo responsable para España y Portugal ha declarado que “con la línea DS hemos salido del pelotón generalista para crear y conquistar un nuevo mercado que definimos como lujo francés. Con el resto de la gama, nos dirigimos hacia un nuevo universo de clientes que dan más valor todo lo que contribuye al bienestar en el automóvil, con unas expectativas cada vez más exigentes en confort, tecnologías intuitivas y bajos costes de utilización. El Citroën C4 Cactus es un magnífico ejemplo de esta estrategia”.

Suscríbete a nuestra newsletter