Playas de Huelva, 25 ventanas al Atlántico

Playas de Huelva, 25 ventanas al Atlántico

Arena fina y dorada, a veces incluso blanca y de gran suavidad. Así es la arena de las 25 playas que unen la tierra de Huelva con las aguas del Atlántico. Un litoral que goza de aproximadamente 3.000 horas de sol al año, pocos días de lluvias y una temperatura media superior a los 18 grados. Estos factores, junto a la oferta gastronómica típica andaluza, y la proximidad con espacios naturales protegidos y de gran belleza y biodiversidad, crean un caldo de cultivo excelente para atraer a miles de visitantes al año.

NP_PuertoAntilla_PlayasHuelva_01072013_1

[masinformacion post_ids=»5630″]

Desde la Playa de Isla Canela, junto a la frontera con Portugal, hasta la Playa de Matalascañas, que tiene el privilegio de ser puerta de entrada al Parque Nacional de Doñana, el litoral de Huelva se extiende por más de 120 kilómetros entre los que se reparten las playas de esta provincia, denominada la ‘Luz de Andalucía’, por las cerca de 3.000 horas de sol anuales que bañan las tierras onubenses. Son 25 ventanas al océano Atlántico, abanderadas por el reconocimiento europeo o la ‘Q’ de Calidad Turística certificada, que merecen ser recorridas, contempladas y disfrutadas.

2013-JULIO-VIAJAR-HUELVA-2Arena y aguas tranquilas marcan el carácter de la costa de Ayamonte, donde el viajero encontrará la Playa de Isla Canela y la Playa de Punta del Moral, parajes repletos de historia con ejemplos patrimoniales como son el Mausoleo romano –levantado en el siglo IV- o la Torre de Canela, del siglo XVI. Aprovechando el recorrido por ambas playas, no se debe perder la oportunidad de visitar la ciudad y pasear por su puerto, sus calles y su parque.

Las Playas de San Miguel, El Rompido y Nuevo Portil esperan en las inmediaciones de Cartaya, ocupando 4 kilómetros de costa. Las dos últimas muestran un ambiente familiar, ejemplos de arquitectura tradicional costera, puertos pesqueros, terrazas donde evitar pararse a degustar pescado fresco y maricos es imposible. El azul del Atlántico combina a la perfección con el verde del entorno de estas playas, debido a las extensiones de pinares que se esparcen y rodean la Reserva de la Laguna de El Portil.

Punta Umbría es una pequeña península de tradición pesquera y marinera. Los mineros ingleses redescubrieron este espacio a finales del siglo XIX y quedaron prendados de su belleza, marcada por los pinares, sabinas y enebros que logran configurar una panorámica encantadora. Una extensión de 14 kilómetros de litoral concentra las playas de El Portal, los Enebrales, la Bota y La Mata Negra, además de la Playa de Punta Umbría y la de La Ría. El paso de los británicos dejó como huella las características casas de madera entre las dunas, aunque sólo permanecen hoy en día algunas en el paseo de La Ría, conservando el aire de las antiguas ‘Casas de Salud’. ‘Pescaíto frito’, sardinas asadas, guisos marineros de rape y mariscos son ejemplos de platos típicos de la zona que no se deben pasar por alto.

Playa de Punta del Caimán y puente-atardecer. Isla Cristina (HueLos Lugares Colombinos también muestran bellos ejemplos costeros. Es el caso de la Playa Puente del Vigía, la Plaza de Mazagón, El Parador, Rompeculos y Torre del Loro, cinco ventanas al Atlántico repartidas entre Palos de la Frontera y Moguer. Son cinco espacios dedicados al esparcimiento y al descanso, caracterizadas por aguas tranquilas, infraestructuras turísticas y oferta de navegación deportiva en alguna de ellas. Además, en la zona de Moguer el viajero encontrará un paisaje que le maravillará, ya que se trata de un litoral casi virgen, con acantilados, pinares y dunas que invitan, cuanto menos, a la evasión.

La Playa del Espigón nace frente a la ciudad de Huelva, con una parte casi virgen inmersa en el Paraje Natural de las Marismas de Odiel. Son 2 kilómetros y medio de paz y tranquilidad, donde residentes y visitantes encuentran su escapada ideal para sobrellevar las altas temperaturas veraniegas, mientras que los amantes de la pesca pueden practicar su actividad favorita.

Almonte, municipio con tintes barrocos y sabor a vinos afrutados y espumosos, alberga en sus dominios las Playas de Torre del Loro, de Castilla y de Matalascañas. La primera ofrece uno de los lugares de la provincia más tranquilos y vírgenes, y en sus proximidades se encuentran los acantilados del Asperillo, monumento natural declarado por la Junta de Andalucía que da inicio a la segunda, la Playa de Castilla, que avanza hacia el extremo más oriental de la costa, aportando vida a Doñana, Patrimonio de la Humanidad.

Finalmente, entre Isla Cristina y Lepe se concentran un total de diez playas: El Cantil, Punta del Caimán, Santana, Central, El Hoyo, La Casita Azul, La Redondela, Islantilla, La Antilla y Nueva Umbría. Sus aguas ofrecen el baño ideal para sus visitantes, que pueden complementarse practicando algún deporte de vela o motor o degustando platos típicos como raya en pimentón, atún con tomate o la coca isleña como postre. Una joya natural de la parte más occidental de esta zona, el Paraje Natural Marismas de Isla Cristina, rodea la localidad para dar paso a las playas de Lepe, cuya Torre del Catalán, del siglo XVI, ha sido testigo del avance del turismo familiar y de las nuevas corrientes nudistas. Encontramos aquí amplias instalaciones hoteleras, deportivas y de recreo.

Fundacion Vicente Ferrer Navidad
Fundacion Vicente Ferrer Navidad
Fundacion Vicente Ferrer Navidad
GVA Expo disseny i Territori

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.