¿Qué son las obligaciones en bolsa?

Obligaciones en bolsa: ¿Qué son y cuáles son las características?

La bolsa de valores es una entidad que es de gran utilidad para las personas, empresas y gobiernos. Un ejemplo de su utilidad es lo que representa las obligaciones en bolsa, que permite financiar tanto a los estados como a las compañías. Se trata de un préstamo que obliga a la organización a pagar junto a unos intereses en un plazo determinado. De este modo, suele ser comprado por inversionistas individuales o bancos que quieran aumentar sus ganancias en este periodo de tiempo.

¿Qué son las obligaciones en la bolsa?

En muchas ocasiones los negocios y los gobiernos necesitan liquidez para poder resolver los problemas que tengan. Es allí donde entran en juego las obligaciones en bolsa, que le permiten a cualquier empresa recibir dinero a cambio de unos intereses que debe pagar con una fecha de vencimiento. Por ende, se le llaman obligaciones, ya que el ente emisor está obligado a devolver el monto recibido en ese lapso. Para cumplir con el proceso existen las agencias de calificación, que se encargan de determinar el riesgo que hay en cada contrato de obligación.

Aunque suene extraño, muchas de las obligaciones que existen en la bolsa están ligadas a los Estados. Esto se debe a que los gobiernos necesitan muchos recursos para poder financiar cada uno de los proyectos que tienen en su plan de trabajo. En tal sentido, estas opciones suponen un riesgo mayor, así que es necesario leer bien los reportes de las agencias de calificación para asegurar el dinero que se invierte en una obligación. No obstante, si la empresa o el gobierno cumple con todos los requisitos, puede ser una manera segura de obtener ganancias.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

 ¿Cómo se determina el precio de una obligación?

Las obligaciones en bolsa se consideran un instrumento de renta fija, debido a que hay un monto exacto a pagar en una fecha delimitada. Este comportamiento hace que el proceso de estipulación del precio sea bastante peculiar y se basa en el tipo de interés que recibirá el inversionista. En consecuencia, esta tasa es la que determina si es rentable o no para la entidad que está comprando la deuda. Para calcularlo es necesario valorar la cantidad de obligaciones que ha hecho la empresa, prima de liquidez y el riesgo por falta de pago.

Como podrás ver, son muchos elementos que hay que tomar en cuenta para determinar el valor. Por esto, muchos prefieren englobar estas cifras con base en la deuda de la compañía y la comparan con otras obligaciones que ya hayan sido evaluadas. De este modo, se puede obtener una imagen más clara de la situación de la empresa y se puede determinar si es una oportunidad para obtener rentabilidad. Sin embargo, al tener un interés fijo el precio puede variar dependiendo de las fluctuaciones de las tasas que ocurran en el tiempo.

¿Cuáles son las principales características de las obligaciones?

Las obligaciones en bolsa son instrumentos de gran importancia para obtener financiamiento en momentos de necesidad. Una de las características de estos mecanismos es que en su mayoría son de renta fija, así que una vez que son adquiridos se puede saber exactamente cuál es la tasa de retorno. Por otro lado, la duración de la obligación puede ser de meses, o años, así que hay que tenerlo presente antes de invertir. Esto provoca que las que tengan mayor tiempo de vencimiento las hace más riesgosas, pero más rentables a la vez.

El tipo de interés de estos documentos depende de la obligación en sí, pero por lo general son de renta fija. A su vez, estas opciones suelen estar sujetas a revisión, así que pueden cambiar su estatus de fijas a variables, algo que puede cambiar los planes de los inversores. También es importante entender que en ocasiones los intereses van ligados al petróleo, inflación u otras materias primas. Por esto hay que tener en cuenta todos estos elementos antes de invertir en obligaciones en bolsa.

Tipos de Obligaciones

Las obligaciones en bolsa son muy importantes para el mercado de capitales y se dividen a su vez en dos tipos. Primero están las convertibles, que pueden convertirse en acciones de la empresa y darle así voz y voto al inversionista dentro de la organización. Por ende, es una opción que utilizan las compañías para que los títulos sean mucho más atractivos. Ya que muchos quieren ser accionistas de un negocio. Esta característica se ejecuta en un periodo en específico y su tasa de interés suele ser baja.

Por otro lado, están las obligaciones no convertibles, que son los instrumentos de deuda tradicional que emite cualquier organización. En consecuencia, no se pueden transformar en acciones del capital social de la empresa, así que solo ofrecen la tasa de interés una vez cumplido el plazo. Sin embargo, una de sus ventajas es que tiene un interés más alto, así que podría ser una buena oportunidad para que el inversionista genere dinero. Ambas opciones pueden ser atractivas y se deben estudiar según los objetivos financieros que se tengan.

Ventajas y desventajas de las obligaciones en bolsa

Una de las principales ventajas de las obligaciones en bolsa es que al tener una tasa fija se sabe cuál es la ganancia que se obtiene. Además, gracias a las agencias de calificación se puede tener la garantía de que el dinero invertido volverá a las manos del inversor con relativa seguridad. Esto es imposible lograrlo con la renta variable, que no está sujeto a ninguna garantía del retorno al inversionista. En consecuencia, si se adquiere un título con alta tasa de interés se puede obtener una rentabilidad bastante atractiva.

Por otro lado, se pueden comprar tanto a empresas como a estados, así que son entidades grandes las que emiten estos instrumentos proporcionan tranquilidad. Ya que son organizaciones que tienen años de trayectoria y poseen un músculo financiero desarrollado. Letras del tesoro, bonos de deuda y otros más son algunos de las deudas que emiten los gobiernos para poder financiar los proyectos que prometieron a sus votantes. De este modo, es una de las opciones de inversión más interesantes para las personas más cautelosas.

Ahora bien, con respecto a sus desventajas hay que mencionar que la renta variable puede dar mayores ganancias que las obligaciones en bolsa. Al tener un mayor riesgo hay muchas posibilidades de perder capital, pero en caso de presentar ganancias estas pueden ser muy altas. Además, las obligaciones con tasas fijas pueden ser poco atractivas si estas en un entorno económico hostil y donde exista mucha incertidumbre. Devaluación de la moneda e hiperinflación son algunas de las situaciones en las cuales puede ser una desventaja las obligaciones en bolsa.

Ejemplos de Obligaciones

Un ejemplo de las obligaciones en bolsa podría ser la de una empresa que quiere expandirse a un nuevo mercado. Sin embargo, luego de hacer el estudio de factibilidad se percata que no cuentan con los recursos para poder entrar a ese país. Es allí donde entran los títulos de deuda, en la que emiten un documento a través del mercado de capitales para pedir una determinada cantidad de dinero. A cambio la compañía se compromete a pagarlo en una fecha fija, además de pagar intereses cada cierto tiempo dependiendo de las condiciones del contrato.

IMSKE-artroscopia

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.