economía doméstica

¿Cómo afecta la subida de los precios en la economía doméstica de las familias?

Cuando hablamos de ahorros, inversiones y economía, existe una lista extensa de factores que no siempre entendemos. Lo cierto es que, si no tienes experiencia en temas económicos, casi nunca entenderás algunos conceptos de los más utilizados. Como, por ejemplo, los tipos de inflación; sin embargo, es importante tener estos conocimientos porque nuestro dinero está de por medio. Ya lo mencionamos, existen distintos tipos de inflación y cada uno de ellos puede afectar la economía doméstica de los hogares. A continuación, hablaremos un poco más a detalle respecto a estos temas.

¿Qué es la economía doméstica?

La economía doméstica es también conocida como, economía familiar. Esta abarca un campo muy amplio sobre temas de estudio. El hogar viene siendo una unidad de gestión y actividad económica.

La economía doméstica posee su entorno de actuación en el propio hogar. Los integrantes de cada familia tienen que tener un buen fundamento de conocimiento en cada aspecto anteriormente mencionado. De esta manera, por ejemplo, para el consumo hay que entender que la familia debe tener un buen comportamiento de consumidor.

Precisamente, esta es la base de esta disciplina. Ella busca dar seguridad y estabilidad a la familia en general. Por eso, esta disciplina también es denominada como economía familiar. La economía doméstica puede ser ejecutada en el hogar por la mujer, el hombre, los hijos o gestionarla todos conjuntamente.

Inflación y sus causas

La inflación, concretamente, es el incremento de los precios durante un periodo de tiempo específico. Normalmente el lapso es de un año. Cuando el precio de las cosas sube, el poder adquisitivo es menor y nuestro dinero nos alcanza para comprar menos. Hasta este puto todo queda explicado, pero saber las causas de la inflación es un tema más difícil. Esto lo podemos simplificar hablando sobre algunos factores que afectan directamente en los precios:

  • Incremento de costes. En ocasiones, el coste de fabricar algo específico aumenta, debido a que los materiales con lo que se fabrica, los sueldos de los empleados, etcétera, aumentan de precio. Podemos mencionar de ejemplo los combustibles, que aumentan cuando el precio del petróleo también sube. A su vez, casi todo, en términos generales, sube de precio; debido a que el coste del transporte es más alto.
  • El desarrollo de la demanda. Seguramente conocerás la ley de oferta y demanda: cuando una cosa tiene más demanda que oferta, los precios aumentan y viceversa. Esta es una de las causas más comunes de inflación, sin embargo, hay veces que puede aumentar la oferta y los precios disminuyen. Por ejemplo, cuando existe una mala cosechas de aceitunas, el aceite comienza a escasear y, por eso, los precios suben notablemente.
  • Previsión de inflación. Esto sucede cuando se espera que, a corto plazo, exista un crecimiento en los niveles de inflación y los precios incrementan antes tratando de cumplir la previsión. En otras palabras, se espera que el coste de transportar un alimento va a subir, por ejemplo, entonces el precio sube antes que suceda para poder ajustarlo.

Diferentes tipos de inflación

Dentro del mundo de la economía se manejan tres tipos de inflación, esto, en función de lo grande que sea la subida.

  1. Inflación moderada. En esta, los precios van aumentando poco a poco, y los sueldos también suben de manera similar. Esto último sucede debido a que existe confianza en que la economía pronto estará mejor. Esto permite que la población apenas note los cambios en la subida de precios. O que al menos pueda afrontarlas sin afectar mucho su bolsillo. Lógicamente, esta es la situación más conveniente a la que todos los países apuntan.
  2. Inflación galopante. Con esta inflación los precios aumentan rápidamente y en un solo año se pueden apreciar aumentos bastante relevantes. Entre los que podrían ser un 20%, 30%, 35% o hasta más. Este tipo de inflación afecta directamente la economía doméstica en cada hogar de una manera significativa, disminuyendo la capacidad de ahorro considerablemente.
  3. Hiperinflación. Esto es un incremento desmedido de los precios a muy altos niveles. Algunas veces podría llegar a aumentar hasta un 1000%, o más, en un mismo año. Debido a ella, se crea una crisis económica muy fuerte en el país y gran cantidad de economías familiares no pueden resistirlo. Países como Argentina, Venezuela o Alemania han atravesado situaciones como esta.

¿Cómo afecta la inflación a la economía doméstica?

En resumidas cuentas, una inflación moderada y controlada sería lo más viable porque significa que la economía aumenta en todos los ámbitos. Entre dichos ámbitos están incluidos nuestros salarios y nuestras posibilidades de inversión y ahorro. El problema realmente aparece cuando la inflación aparece y los precios aumentan de manera general. Esto, como consecuencia, ataca directamente los bolsillos de los ciudadanos y la economía doméstica entra en crisis.

El aumento de la comida, por ejemplo, puede hacer que la economía doméstica en un hogar se desestabilice por completo. El aumento de los precios afecta en gran medida a las familias de todas partes del mundo debido a los gastos que deben realizar. Esto, se traduce directamente, a un incremento en los gastos y en la reducción de los niveles de ahorro e inversión.

Acces ETT
Credito y Caucion banderas
implica corporate finances
Infocif bases de datos

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.