cheque nominativo

Cheque nominativo: ¿qué es, para qué sirve y cómo cobrarlos?

El cheque nominativo es uno de los instrumentos financieros más extendidos. Se utiliza para realizar compras y diferentes tipos de pagos como facturas y otros. Aunque muchas veces la gente suele confundirlos con los cheques de caja, son totalmente diferentes. En este artículo, veremos un poco más en profundidad de que se trata este instrumento financiero y todo lo que debes saber al respecto.

¿Qué es un cheque nominativo?

Los cheques nominativos son uno de los dos tipos de cheques que podemos encontrar. Se trata de un cheque, que se emite siempre a nombre de alguna persona física o jurídica en concreto. Y solo puede ser cobrado por la persona o empresa cuyo nombre figure en él. De hecho, el cheque nominativo es el tipo de cheque de uso más común, por ser el más seguro.

Este tipo de cheque, puede ser emitido “a la orden” o “no a la orden”. En el primero de los casos, permitirá su endoso y cesión de cobro a favor de una tercera persona. En el caso contrario, no se podrá endosar y solo podrá ser cobrado por su beneficiario directamente. Un ejemplo de este tipo de cheques, son los cheques que se envían por correo.

Vale decir, que este tipo de cheque, también se puede emitir y cobrar bajo las 3 modalidades de cobro de cheques:

Cheque Bancario: este tipo de cheque, es firmado y su pago garantizado por el banco que se encargará de realizar el pago.

Cheque Conformado: en este caso, el banco se encarga de certificar y avalar la solvencia del emisor del cheque. Inclusive, se encarga de bloquear el monto del importe para garantizar el pago.

Cheque Cruzado: en este tipo de cheque se dibujan dos líneas diagonales paralelas para indicar al pagador, que solo se puede abonar en cuenta del beneficiario y no cobrar en efectivo.

¿Quién puede cobrar un cheque nominativo?

Los cheques nominativos solo se pueden por el beneficiario. Esto claro, con ciertas salvedades. En primer lugar, si el cheque ha sido emitido “a la orden”, se permitirá su endoso y cobro a favor de terceras personas.

Por otro lado, si el cheque nominativo ha sido extendido cruzado, no podrá ser canjeado por efectivo, sino que, solo podrá ser abonado en la cuenta de su beneficiario. Para el resto de los casos, el procedimiento de cobro es el mismo utilizado para otros cheques: presentar el cheque en la taquilla bancaria, acompañado de una identificación que lo avale como beneficiario.

¿Cómo hacer un cheque nominativo?

Hacer un cheque nominativo no requiere de un proceso especial o diferente al que se usa para hacer cualquier tipo de cheque normalmente. Su única diferencia es que se trata de un cheque personalizado, en que se indica el nombre completo de la persona física o jurídica beneficiaria del cheque en concreto.

Sin embargo, al hacer el cheque nominativo, se debe tener en cuenta la modalidad en que se quiere que se realice el cobro del mismo. De manera que puede extenderse “a la orden” o “no a la orden”. Como ya sabemos, en el primer caso permitirá su endoso a favor de terceras personas. Mientras que en el segundo deberá ser cobrado expresamente por el beneficiario que aparece registrado en él.

También existe la posibilidad de extender el cheque cruzado. Algo que ya hemos explicado anteriormente y que retomaremos más adelante.

¿Cuándo caduca un cheque nominativo?

La Ley 19/1985, de 16 de julio, Cambiaria y del Cheque, en su título II, capítulo IV artículo 135, establece los plazos de tiempo establecidos para el cobro de los cheques de cualquier tipo en el territorio español.

De manera que, para los cheques emitidos y pagaderos en España, el plazo de presentación para su cobro no debe exceder el máximo de 15 días. Para los casos de cheques emitidos en el exterior, pero dentro del territorio europeo y pagaderos en España, el plazo se extiende hasta un máximo de 20 días. Por último, se establece un plazo máximo de 60 días para los casos en que se realice fuera de Europa.

Es importante acotar, que estos plazos de tiempo son computados en días naturales a partir de la fecha de emisión, registrada en el cheque. De igual manera, se debe aclarar que, si la fecha de vencimiento del plazo establecido coincide con un día no hábil, automáticamente se tomará el siguiente día hábil como fecha tope para su vencimiento.

¿Qué es un cheque nominativo cruzado?

Sobre lo que es el cheque nominativo cruzado ya hemos hablado con anterioridad. Pero para asegurarnos de aclarar todas las posibles dudas que hayan quedado o que hayamos creado, lo retomaremos en este punto.

Cuando se emite un cheque nominativo, el emisor del cheque tiene, dentro de su potestad, determinar si quiere que el cheque se cobre en efectivo o no. En el caso de que por su propia conveniencia o por acuerdo con el beneficiario de este, no sea conveniente canjear el cheque por efectivo, se podrá hacer el cheque cruzado.

Esta práctica consiste, simplemente, en dibujar en el anverso del cheque dos líneas paralelas que indican al pagador, la imposibilidad de pagar el documento en efectivo. Siendo la única opción, depositar el importe del cheque, en una cuenta propiedad de la persona beneficiaria de este. De ninguna manera se podrá pagar en efectivo.

Esta práctica es ventajosa para minimizar los riesgos que se relacionan al extravío o robo del cheque, ya que, solo lo podrá cobrar su beneficiario, y solo con abono en su cuenta bancaria. Lo que también permitirá establecer claramente quién lo ha cobrado.

 

Mercedes Valdisa GLC
Fundacion Vicente Ferrer Navidad
Marcos Automocion
GVA Expo disseny i Territori

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.