Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Rankings Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

Balance de la Asociación Española de Banca (AEB)

Los bancos advierten: llegarán más recortes en empleos y sucursales

Los bancos españoles pierden 6.955 millones en 2020 tras reforzar su balance con 12.000 millones para afrontar la crisis sanitaria

Publicado el:
José María Roldán, presidente de la Asociación Española de la Banca

Los bancos advierten: próximamente se producirán más recortes tanto en empleos como en número de sucursales en España. Ya lo estamos viendo tras las importantes reducciones anunciadas por BBVA y, en mayor medida, por la entidad resultante de la fusión entre Bankia y Caixabank.

En una rueda de prensa telemática, el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, ha desgranado el impacto de la pandemia sobre el sector financiero español, su situación actual, previsiones y el camino hacia el que cree que caminarán los bancos. Será más digital, lo que resultará en menos oficinas físicas y la pérdida de puestos de trabajo va aparejada. En el encuentro telemático, Roldán también ha anunciado que no se presentará a una reelección el próximo año, dado que considera que debe dejar paso a nuevos equipos e ideas.

El presidente de la AEB ha señalado que, ya desde antes del estallido de la pandemia, y ahora con mayor importancia, se está registrando un mayor uso de los canales digitales y, a cambio, menor del efectivo. Por tanto, ha abogado por adaptarse a “la nueva demanda”.

España tiene “muchas sucursales”

De hecho, preguntado por posibles nuevos ajustes de plantillas en el sector bancario, ha puesto de relieve que España tiene “muchas más sucursales por cada 100.000 habitantes que la media de los países europeos o que en EE.UU”. “Hay margen y habrá que adaptarse”, ha insistido.

Para paliar efectos adversos del cierre de oficinas como el acceso a servicios financieros en determinados puntos geográficos, Roldán ha apuntado que “se trata de buscar soluciones para aquellas áreas donde se planteen problemas”. “En el pasado, algunos bancos ya utilizaron los cajeros de los supermercados para sacar dinero porque son puntos que acumulan mucha liquidez. Nadie echa de menos las cabinas telefónicas. Tenemos que adaptarnos a la demanda”, ha manifestado.

Pérdidas en 2020, beneficios los dos últimos trimestres

Roldán ha hecho balance del 2020 para el sector financiero español. En concreto, los bancos españoles registraron unas pérdidas de 6.955 millones de euros en 2020. Estas pérdidas se explican, en gran parte, porque dedicaron parte de sus fondos a fortalecer su balance con provisiones y saneamientos extraordinarios por 12.000 millones de euros. Estas provisiones se abordaron para hacer frente a los efectos económicos de la crisis sanitaria.

Según el presidente de la Asociación de la Banca, “la totalidad de los resultados negativos” del conjunto del ejercicio es imputable a las mayores provisiones y a los saneamientos realizados durante el primer semestre del año. Por el contrario, en los dos últimos trimestres el resultado agregado ha sido de 4.500 millones de euros de beneficios.

El margen bruto disminuyó un 11,2% en relación con 2019 por el efecto agregado del mantenimiento de bajos tipos de interés, los diferenciales de cambio y la reducción de la actividad como consecuencia de la pandemia. Esto ha afectado negativamente tanto al margen financiero como a los ingresos netos por comisiones.

Los gastos de explotación se redujeron de manera significativa, un 11,9% anual, con una mejoría de 23 puntos básicos. Esta positiva evolución de los gastos ha permitido que la ratio de eficiencia se sitúe en el 48,9%, frente al 49,3% de un año antes.

Provisiones para insolvencias y saneamientos

Durante el ejercicio 2020 se realizaron provisiones para insolvencias y saneamientos que, en conjunto, superan los 35.000 millones de euros, de los que más de 12.000 millones han sido de carácter extraordinario, en previsión de las consecuencias que la crisis pudiese tener en la calidad futura de los activos.

Este esfuerzo en provisiones y saneamientos, unido a los menores resultados extraordinarios y a los mayores gastos por impuestos, explica las pérdidas de 6.955 millones registradas al cierre del año, frente a los 11.547 millones de beneficios obtenidos en 2019.

Balance consolidado de los bancos

El agregado de los balances consolidados se elevó a 2,7 billones de euros al cierre del ejercicio 2020, con un incremento del 2,4% respecto a diciembre del año anterior.

El crédito a la clientela, afectado por el tipo de cambio, se redujo más de un 5% anual. La ratio de morosidad que disminuyó hasta el 3,64%, frente al 3,71% de un año antes. La ratio de cobertura se elevó, como consecuencia de las elevadas provisiones del ejercicio, hasta el 75% de los activos dudosos, lo que significa siete puntos porcentuales más que a cierre del ejercicio anterior.

Los depósitos de la clientela se mantuvieron en niveles similares a los que presentaban en diciembre de 2019 y situaron la ratio de créditos sobre depósitos en el 103%, frente al 109% de un año antes. El patrimonio neto se vio afectado negativamente por las pérdidas del ejercicio y disminuyó un 12% interanual, si bien ese efecto no se trasladó a la ratio de solvencia que, a 31 de diciembre se situó en el 11,86% en términos de capital de máxima calidad en carga plena (CET1 fully loaded), 40 puntos básicos más que al cierre del ejercicio 2019.

Vacunación, la esperanza

Roldán ha asegurado que la pandemia ha tenido un impacto sobre la economía “muy fuerte”. En el caso español, por su dependencia del canal Horeca, el confinamiento y las restricciones llevaron a una mayor caída del PIB que en los países de nuestro entorno. La recuperación dependerá -ha continuado- del comportamiento de la pandemia y del ritmo de la vacunación.

Pese a todo, ha asegurado que los niveles de solvencia de la banca española “son buenos” y “han aumentado”. “Hay margen de maniobra para absorber cualquier impacto que venga”, ha afirmado el presidente de la AEB. Los bancos disfrutan de una “cómoda situación de liquidez y activos pignorados a niveles muy bajos”.

Además, ha apuntado que las medidas puestas en marcha “han sido eficientes porque han llegado a los sectores más afectados”. “No hemos sido el país con las medidas más generosas, pero sí el que las ha puesto con mayor velocidad e impacto”, ha zanjado.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.