Martes, 23 de Julio de 2024
Pulsa ENTER para buscar
Rentbis: 12 mese de liquidez en solo 24 horas

¿Qué impide a los jóvenes españoles menores de 35 años acceder a una hipoteca?

¿Qué impide a los jóvenes españoles menores de 35 años acceder a una hipoteca?

En la última década, el acceso de los jóvenes a hipotecas en España ha experimentado un notable descenso. Según datos del Banco de España, hasta 2011, aproximadamente el 70% de las hipotecas estaban en manos de menores de 45 años. Sin embargo, para 2022, esta cifra había caído al 42%, con una disminución especialmente marcada entre los menores de 35 años.

En concreto, y según el Banco de España, en 2022, un 40 % de los hogares de menos de 45 años tenía un préstamo para la vivienda principal, frente a más del 50 % a finales de la primera década de los 2000. En contraposición, la proporción de hogares con deuda inmobiliaria en la franja comprendida entre los 45 y los 54 años se ha elevado desde el 32 % en 2011 al 42 % en 2022.

En esta misma línea, y teniendo como referencia la última década, en 2011, el 69,3% de los jóvenes menores de 35 años eran propietarios de una vivienda mientras que en 2021 y según datos facilitados por Bankinter, este porcentaje cayó al 36,1%​ y ha seguido descendiendo hasta el 13,7% en 2023.

Precariedad laboral y falta de estabilidad económica

¿Por qué los jóvenes no pueden acceder a una hipoteca? Entre los factores más preocupantes se encuentran la precariedad laboral y la falta de estabilidad económica. De hecho, muchos jóvenes se enfrentan a contratos temporales y a salarios bajos, lo que dificulta su capacidad para ahorrar y dar la entrada de una hipoteca​​, que suele ascender al 20% del valor de la vivienda.

Esta cuestión va ligada también a la edad en la que deciden emanciparse los jóvenes y vivir independientemente de sus progenitores y contribuye a perpetuar un ciclo de precariedad laboral que puede afectarles a largo plazo​.

Otro dato que no se puede pasar por alto y es que la tasa de paro juvenil en España está en torno al 27,7%, cifra que sigue siendo la más alta de la Unión Europea. Hay que tener en cuenta también que les afecta otro problema estructural de la economía española,  y es que el sistema educativo no está en línea con las demandas del mercado laboral, una desventaja significativa para los jóvenes que buscan empleo​.

Aumento de las precios de la vivienda y las condiciones de crédito

El aumento de los precios de la vivienda y las condiciones de crédito son dos retos también a los que tienen que hacer frente. Desde la pasada crisis inmobiliaria de 2008, las entidades financieras han endurecido las condiciones para otorgar hipotecas, demandando mayores garantías y un mayor porcentaje de financiación inicial​​.

Para aliviar esta situación, el Gobierno español ha puesto en marcha este año varias ayudas para facilitar el acceso a la vivienda a los jóvenes como líneas de avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO) de 2.500 millones de euros, destinada a jóvenes menores de 35 años y familias con menores a cargo; subvenciones directas para la compra de vivienda de hasta 10.800 euros, con un límite del 20% del precio de adquisición de la vivienda; o la reducción de ciertos impuestos, como el de Actos Jurídicos Documentados  y el de Transmisiones Patrimonial. Sin embargo, sigue siendo insuficiente.

¿Mejor alquilar que comprar?

Por otra parte, y al no poder acceder a la compra de una vivienda, los jóvenes se han decantado por el alquiler, un mercado que ha crecido enormemente. Sin embargo, los precios del alquiler siguen siendo elevados y la oferta es escasa especialmente en las grandes ciudades como Madrid o Barcelona donde tienen que competir también con la vivienda turística que ha influido directamente en la oferta de alquiler.

En este sentido, el Gobierno ha puesto en marcha nuevas medidas como el Bono Alquiler Joven, que ofrece ayudas para el alquiler de hasta 250 euros mensuales a jóvenes de entre 18 y 35 años, siempre que el alquiler no supere ciertos límites específicos según la comunidad autónoma; y programas más concretos por comunidades autónomas.

En definitiva, la estructura demográfica actual y los cambios en el mercado laboral y de la vivienda están afectando a la capacidad de los jóvenes para acceder a hipotecas en España. La tendencia que observan los analistas es que la dificultad de los jóvenes para convertirse en propietarios va a continuar, una situación que contrasta con la estabilidad relativa de las generaciones mayores que han podido consolidar su posición financiera con los años.

Con lo cual y para revertir esta situación sería crucial implementar políticas que faciliten el acceso a la vivienda para los jóvenes, tales como incentivos fiscales, subvenciones y programas de apoyo a la compra de primera vivienda. Solo así se podrá equilibrar el acceso a la propiedad entre las diferentes generaciones y asegurar un mercado inmobiliario más inclusivo y accesible.

Generalitat stop al foc colilla
Generalitat stop al foc barbacoa
Rentbis
Generalitat stop al foc colilla
Generalitat stop al foc barbacoa
Rentbis: 12 mese de liquidez en solo 24 horas
Mujeres al Timon viaje transformador
Generalitat stop al foc Colilla

Dejar una respuesta