Jueves, 23 de Mayo de 2024
Pulsa ENTER para buscar
autoridad Portuaria de Valencia

Esta es la app para combatir la adicción al móvil creada por una startup catalana

Esta es la app para combatir la adicción al móvil creada por una startup catalana

Albert Beltran y Carlos Fontclara, dos amigos barceloneses de 24 años, sabían que querían emprender. Al observar el tiempo que pasaban frente a sus teléfonos móviles, al igual que muchos jóvenes, decidieron crear Balance Phone, un proyecto empresarial que busca fomentar un uso más consciente de la tecnología para dejar atrás la adicción a las pantallas. Con este objetivo, esta startup catalana ha lanzado una app para combatir la adicción al móvil y hacer un uso más intencional de la tecnología.

Se trata de un producto que ya está disponible en todas las lenguas integradas en el sistema operativo de Android y que se puede descargar de forma gratuita. Con una apariencia sencilla y elegante, esta app está diseñada para usar de forma saludable la tecnología y acabar con las distracciones de las aplicaciones adictivas.

¿Cómo funciona esta app para la adicción al móvil?

La aplicación de Balance Phone transforma completamente el dispositivo en el que se instala. Concretamente, modifica la interfaz (la apariencia del sistema operativo), la hace más simple y bloquea todas las apps y webs adictivas. Restringe las redes sociales, las aplicaciones y los sitios web de reproducción en línea (como Prime Video y HBO), los juegos, las apuestas en línea y la pornografía. Por ejemplo, permite tener WhatsApp o Spotify, pero limita apps como Instagram, Tik Tok, YouTube o Netflix.

«Lo que hace es cambiar la interfaz del móvil a una interfaz en blanco y negro donde las aplicaciones aparecen en lista. Está hecho para evitar esta memoria muscular de abrir el móvil y, por ejemplo, entrar en Instagram casi sin saber cómo y para qué», señala Carlos Fontclara, uno de los cofundadores de Balance Phone.

app para la adicción al móvil

Imagen de la app de Balance Phone en un dispositivo. Fuente: Balance Phone.

En caso de que el usuario quiera usar una aplicación bloqueada, el dispositivo le avisa de que no es compatible con el móvil y le impide utilizarla, evitando así la distracción. La app puede eliminarse en cualquier momento y el teléfono vuelve a su estado normal. Cuando se instala, pide que se establezca una contraseña, que es necesaria para eliminarla.

«El resultado final acaba siendo un móvil con una interfaz muy simple, donde todo está enfocado a la utilidad en vez del entretenimiento. Tienes acceso a todas las aplicaciones que sí aportan valor o servicios, como Spotify, Google Maps o apps de food delivery, mientras que se eliminan aquellas de entretenimiento, que es lo te acaba controlando y en lo que acabas perdiendo tiempo», indica.

La app será gratuita durante un tiempo limitado, ya que la idea es que pase a ser de pago, con una suscripción anual de 29,99 €.

Una idea fruto de una experiencia personal

Antes de iniciar Balance Phone, Beltran, que estudió ADE en la Universitat Pompeu Fabra (UPF), se dedicaba al sector de ventas y publicidad en Amazon. Por su parte, Fontclara, graduado en Ingeniería Industrial por la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), trabajaba en la empresa multinacional Philip Morris en Suiza.

«Perdíamos demasiado tiempo con el móvil, intentamos solucionarlo borrando apps o con aplicaciones que regulan el tiempo de uso del móvil, pero ninguno de los dos fuimos capaces de hacerlo», destaca Fontclara. De esta forma, estos dos amigos vieron clara su idea de negocio y comenzaron a debatir cómo resolver este problema.

En marzo de 2023 se pusieron en marcha con el proyecto. La idea inicial era lanzar un teléfono móvil propio que permitiera dejar atrás la adicción a la pantalla. No obstante, antes de llegar a ese punto, decidieron lanzar primero una app para validar que el sistema de Balance Phone resuelve el problema planteado y ayuda a la gente.

Para desarrollar esta solución, Beltran y Fontclara han contado con un desarrollador de software que les ha ayudado con la parte técnica del proyecto. En cuanto a la financiación, los jóvenes empezaron con sus propios ahorros y el pasado mes de enero lograron cerrar una ronda de inversión de 100.000 euros. «Este año queremos probar y validar que a la gente le encaja, que se está solucionado el problema y que tenemos un producto que funciona. De cara al año que viene nos planteamos crecer más tanto a nivel de equipo como financiero», añade.

Una app para la adicción al móvil: Más de 2.500 descargas en un mes

Desde que Balance Phone lanzó esta aplicación hace un mes, se han registrado más de 2.500 descargas, y un 40 % de los usuarios opta por mantener la aplicación y hacer uso de ella.

«Nos ha sorprendido muy positivamente, porque supone un cambio de hábitos tan fuerte que pensábamos que mucha gente no estaría preparada. Y parece que que sí, los comentarios también son muy positivos. Lanzamos la app gratis para que mucha gente pueda adoptarla y mejorarla a partir de estos comentarios», sostiene.

app para la adicción al móvil

Imagen de la app de Balance Phone en un dispositivo. Fuente: Balance Phone.

Además, Balance Phone irá más allá de esta aplicación y lanzará un teléfono móvil con su sistema operativo incluido. Los fundadores están explorando opciones para sacarlo al mercado este mismo año, posiblemente el próximo mes de junio, y también están trabajando para ofrecer el programa a los dispositivos Apple, ya que por ahora la app sólo está disponible para Android.

Emprender en España

Sobre el proceso de emprender en España, Fontclara afirma que ha sido una experiencia muy enriquecedora: «Es casi mejor de lo que imaginábamos. Al final, siempre hemos estado muy cerca del ecosistema emprendedor, sobre todo en Barcelona, que es bastante potente. Si te apasiona la idea que estás lanzando, el día a día es muy guay».

En este sentido, el cofundador de Balance Phone explica que no ha sido un proceso «especialmente difícil». «Hasta ahora no podría decir nada negativo, más allá de que son muchas horas y se acaba mezclando toda tu vida personal con la laboral, pero nosotros estamos muy contentos», recalca.

En este momento, Beltran y Fontclara, que dejaron sus anteriores empleos para implicarse al 100 %, trabajan en Norrsken House Barcelona, un coworking enfocado a startups de impacto que les ha permitido conocer a otras personas y empresas con proyectos que se encuentran en fases similares.

Mientras evalúan la acogida de la aplicación, Fontclara y Beltran siguen trabajando en el lanzamiento del móvil de Balance Phone. Este será un dispositivo a medio camino entre un Nokia y un
smartphone con intención de dejar atrás el diseño de un móvil creado para que el usuario pase el mayor tiempo posible utilizándolo.

campanya renda Generalitat
Perfils UJI
Mujeres al Timon viaje transformador
Generalitat Matrícula colegios castellano

Dejar una respuesta